banner
Abr 1, 2014
390 Views
0 0

El ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife desahucia a una joven madre, con su bebé de tres meses

Written by
Share

Luciana es una joven madre de una bebé de apenas tres meses, a la que la vida no solo castiga sin trabajo, ni recursos con los que mantenerse, sino que encima sufre el acoso y la coacción nada más y nada menos que de los servicios sociales del ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, que lejos de ayudarla en la grave situación social que vive, la hunde un poco más al exigirle que abandone la casa en la que vive.
Se trata de una joven que tras morir la señora que cuidaba y con el permiso de ella, se quedó a vivir en la vivienda social que tenía asignada, porque no tiene ni recursos, ni dónde vivir. Luciana, en declaraciones a Radio San Borondón, explicó que nada más morir la señora acudió a Viviendas Municipales a explicar la situación y a mostrarles el permiso que le otorgó la señora antes de morir para que siguiera viviendo en la casa, pero lo que se encontró no solo fue con la negativa del Ayuntamiento, sino con la orden de desahucio de la vivienda y con la orden de cortar los suministros básicos de la vivienda, como agua y luz.

Cuando acude a los servicios sociales municipales, le dicen que no pueden ayudarla en nada, conminándola a que busque un trabajo, “como si yo no quisiera trabajar”, dijo, para añadir que incluso ya le han dicho que para nada acude a la reunión que solicitó porque no van a hacer nada por ella: “Aunque tenga una niña de tres meses, yo quiero trabajar, y lo haría si consiguiera un trabajo”.

La joven explicó que viven con la mínima paga temporal que tiene su marido (ayuda familiar), pero ese dinero no les da para alquilar una vivienda y vivir con dignidad, por eso necesitan una vivienda social como en la que están viviendo: “Si nos echan, dejan a una bebé en el mayor de los desamparos. No sé qué hemos hecho para llegar a esta situación tan terrible”, afirmó entre lágrimas.

Ni siquiera pide esa casa, sino que el Ayuntamiento le otorgue una de tantas que hay vacías en Santa Cruz de Tenerife para evitar verse en la calle con su hija: “Creo que el Ayuntamiento, en vez de presionarme, debería regular mi situación, porque nosotros necesitamos una casa en donde vivir con dignidad”, insistió.

Luciana criticó que desde el Ayuntamiento intenten criminalizarles por quedarse a vivir en la casa de la señora que cuidaban y en la que han vivido en diferentes momentos, como así reconocen los vecinos: “Si nos quitan la casa, sin darnos una alternativa, estarán dejando tirada en la calle a una menor de tres meses”, algo que considera una auténtica aberración, máxime cuando proviene de una orden de un ayuntamiento con un protocolo antidesahucios firmado.

Explicó que PAH Tenerife les brinda su apoyo y asesoramiento en un caso que consideran que vulnera derechos fundamentales y que incluso podría ser constitutivo de delito e insiste en que “nunca me he negado a trabajar, todo lo contrario, pido una oportunidad aunque tenga una niña de tres meses”.

“Me parece una aberración lo que me está haciendo el ayuntamiento de Santa Cruz” afirmó este joven madre, porque hablamos de una ciudad con muchos pisos vacíos, para insistir en que se está cometiendo una gran injusticia con su familia, dejando claro que va a luchar por sus derechos u porque su hijita no se vea en la calle, sin recursos, sin esperanzas.

Article Categories:
Tenerife
banner

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share