banner
Nov 2, 2013
451 Views
0 0

El primer guirre nacido en cautividad, Tamarán, surca los cielos de Fuerteventura tras ser liberado

Written by
Share

liberacion guirre tamaran (4) El primer guirre nacido en cautividad, de nombre Tamarán, ya surca los cielos de Fuerteventura, según informó el Cabildo en una nota de prensa.

Así, transcurrida una semana desde su liberación en el entorno de Tiscamanita (Tuineje) el pasado jueves, este joven ejemplar perteneciente a la especie canaria de alimoche (Neophron percnopterus majorensis) se encuentra en buen estado, ha socializado con el resto de guirres que habitan en la zona y ya realiza sus primeros desplazamientos.

Tan sólo el nacimiento de este espécimen en el Centro de Recuperación de Fauna silvestre de Tafira (Cabildo de Gran Canaria) el pasado mes de mayo –fruto del emparejamiento de dos guirres macho y hembra que permanecen en estas instalaciones por sufrir patologías irrecuperables– ya supone un hito científico en si mismo.

Por su parte, superado también con éxito el plan de cría y desarrollo tutelado por el biólogo y director de este centro, Pascual Calabuig, y cumplidos los cinco meses de vida, el Cabildo de Fuerteventura ha liberado a Tamarán en el entorno del Comedero de Guirres que gestiona esta institución en la zona centro de la Isla.

El presidente del Cabildo, Mario Cabrera, y la consejera de Medio Ambiente en la Corporación, Natalia Évora, tomaron parte en este histórico acontecimiento. Para el presidente insular, “la introducción de este guirre en el medio natural majorero es una nueva victoria dentro del proceso de recuperación de nuestra especie de ave más emblemática”.

“Estudios tanto genéticos como históricos constatan la longevidad de la especia y su más que probable relación con los primeros pobladores que llegaron a Fuerteventura. Que su presencia ha sido beneficiosa para la ganadería y para el medio ambiente en general es una realidad incontestable, ya que al tratarse de un ave carroñera se encarga de manera natural de hacer la limpieza de los animales que al morir quedan esparcidos por el territorio”, dijo.

Mientras, Évora, que además de Consejera de Medio Ambiente fue en su día la directora del Proyecto Life Conservación del Guirre Majorero (2004-2008), recordó que desde que la especie pasara su momento más difícil en el año 1998, en que se pudo censar apenas un centenar de ejemplares en toda la isla, “el intenso trabajo realizado ha permitido superar ampliamente los doscientos individuos en la actualidad, hasta el punto, que la población de guirres se ha lanzado por sí misma un territorio que habitó mucho tiempo atrás, la isla de Lanzarote”.

En esta última parte del proceso, indicó la consejera, ha tenido un papel fundamental la Estación Biológica de Doñana, institución que desde la ejecución del Proyecto Life y en los años sucesivos ha coordinado el seguimiento de la población de guirre en Fuerteventura.

Article Categories:
Fuerteventura
banner

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share