banner
Jun 26, 2013
513 Views
0 0

El plan contra la pobreza contará con más 170 millones de euros hasta 2015

Written by
Share

rojasLa Estrategia canaria contra la Pobreza contará con una ficha financiera de algo más de 170 millones de euros hasta el final de la legislatura, tal y como ha anunciado la consejera de Políticas Sociales del Gobierno de Canarias, Inés Rojas.

En comparecencia parlamentaria, a solicitud del Partido Popular, la consejera ha indicado que esta ficha financiera está “absolutamente” abierta y avanzó que este año se implementarán 36 millones de euros y algo más de 70 millones en 2014 y 2015.

En concreto, Inés Rojas ha detallado que para la Prestación Canaria de Inserción (PCI) se destinarán este año un mínimo de diez millones de euros; para las ONG, 400.000 euros este año y unos 2,5 millones los dos próximos; y para las ayudas a domicilio, 3 millones, que permitirán beneficiarse a unas 6.000 personas.

Rojas añadió, además, que este plan contempla la modificación de dos leyes, la Ley Canaria de Vivienda y la Ley de Prestación Canaria de Inserción (PCI), para “mejorar la vida de las personas”, y dará continuidad en 2014 y 2015 a iniciativas contempladas en esta estrategia como el Plan Social de Empleo y los comedores escolares de verano.

La consejera admitió que este plan “llega tarde”, pero quiso dejar claro que lo hace “con ficha financiera” y convierte a Canarias en la única comunidad, junto a Andalucía, que ha puesto en marcha “un plan de choque de esta envergadura”.

Por el grupo solicitante, la diputada Milagros Bethencourt dijo que esta estrategia genera “escepticismo, preocupación y no soluciona el hambre en Canarias”, y afirmó que el Grupo Popular no la apoyará hasta que no contemple “medidas urgentes, un cronograma y una ficha financiera real”.

En contra de lo que el presidente Rivero e Inés Rojas han dicho en el Parlamento, la diputada popular aseguró que la primera reunión del Consejo General de Servicios Sociales “se celebró ayer martes”, lo que evidencia que “mintieron” en la Cámara.

En su opinión, “esto significa que este documento no estaba trabajado y consensuado con el Consejo, cuyo silencio resultaba sospechoso”, aunque Inés Rojas aseguró que hasta la fecha ha habido tres reuniones, dos con el Consejo General de Servicios Sociales y otra con el equipo técnico.

Por otro lado, Bethencourt consideró “lamentable” que Canarias no tenga todavía “una acción coordinada y humanitaria en marcha” y criticó que la consejera se haya convertido en el “eco” de Paulino Rivero, que “sólo ha hablado de pobreza para echarle la culpa a Rajoy”.

Añadió, además, que los pilares de esta estrategia son un “batiburrillo” de acciones que ya estaban en marcha y un “simple paripé”. “Su plan llega tarde, mal y sin dinero, con más sombras que luces, y representa una carcajada a las miles de personas que lo están pasando mal”. “Hoy vienen de salvadores cuando ayer eran los verdugos”, subrayó.

UN PLAN QUE “NO CONVENCE”

Por el Grupo Parlamentario Mixto, la diputada Carmen Hernández (NC) aseguró que este plan “no convence” a la sociedad canaria representada en el Consejo General de Servicios Sociales, que, dijo, “no comparte la estrategia porque no ha sido ni participativa ni participada”.

Apuntó que esta estrategia es “producto de la presión mediática y política”, por lo que echó en falta “un gobierno que actúe de manera rigurosa, seria, firme y de manera consensuada”, porque “luchar contra la pobreza no se puede hacer desde el aislamiento”.

La diputada Rosa Guadalupe Jerez, del PSC-PSOE, señaló que Canarias necesita de un plan “urgente”, pues la pobreza en las islas está “doce puntos por encima de la media nacional”, lo que obliga a “activar medidas” que ayuden a las familias más necesitadas.

“Es un plan que no puede esperar más y que tiene venir al Parlamento si tiene una ficha financiera adecuada. Si no, no lo traiga porque no va a solucionar los problemas y no va a llegar a buen fin”, recalcó.

Desde las filas nacionalistas, la diputada Flora Marrero valoró que la estrategia tenga ya ficha financiera, aunque apuntó que habrá que analizar si esta partida es suficiente. “Esta partida tiene que estar abierta en función de las necesidades”, subrayó Marrero, que abogó por impulsar la colaboración con las administraciones implicadas.

“Esta estrategia tiene que salir bien porque no hay segundas partes para los canarios que están en una situación difícil. No pueden esperar”, remarcó.

banner

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share