banner
Jun 1, 2013
467 Views
0 0

Sí se puede reclama medidas para mejorar la calidad del agua de abasto de La Laguna

Written by
Share

El concejal de Sí se puede en La Laguna, Juan Miguel Mena, ha pedido la puesta en marcha de medidas concretas para mejorar la calidad del agua de abasto en el municipio, ya que los índices de sodio y fluor superan en muchos casos las cifras recomendadas por los organismos públicos.

El concejal de izquierdas cree que los nuevos pozos, como el ubicado en Las Mercedes o el que se quiere establecer en la Mesa Mota, representan un simple parche ante un problema que cada día es peor. “La realidad es que esta agua fósil es un recurso limitado, que podría desaparecer en menos de una década con una explotación descontrolada, y además existen estudios que demuestran que su sobrexplotación afecta directamente a los pozos superficiales y a los recursos que mantienen la laurisilva, que ayuda a mantener el agua en esta zona de la Isla”, explica.

Para Mena la desalinizadora tampoco es una opción viable, ya que “implica que los laguneros deban asumir un pago de unos 15 millones de euros para poder seguir comprando agua de mala calidad a los aguatenientes, incluida la propia parte privada de Teidagua, un agua que seguirá teniendo problemas, además tampoco sabemos que se piensa hacer con la salmuera que se produzca en esa instalación, un vertido de gran riesgo para el medio natural”.

La opción es la desalación

El edil ecosocialista cree que la mejor opción para el municipio sería la apuesta clara por la desalación, ya que “es el agua de mejor calidad que podemos obtener, que acaba totalmente con el problema del flúor y la única que evita la sobrexplotación de los acuíferos de Tenerife”.

Para solventar parcialmente este problema de forma rápida se podría pedir que la desaladora situada en la costa de Santa Cruz ampliara su producción. Se trata de una instalación pagada con fondos estatales que actualmente solo funciona al 50% de su capacidad. Igualmente recuerda que hay dos desaladoras portátiles del Cabildo con capacidad para producir unos 2000 metros cúbicos diarios y que están sin usar.

Otra posibilidad que los ecosocialistas laguneros están barajando es la de recuperar la propuesta de instalar una desaladora en la costa de Valle Guerra, un proyecto que el Cabildo elaboró hace varios años y que nunca se llegó a ejecutar. Esta instalación, que se esperaba construir en la desembocadura del barranco de El Espinal, contaba con un proyecto redactado, un espacio previsto y podía generar hasta 10.000 metros cúbicos de agua potable al día. Además su coste era similar al de la desalinizadora prevista en la Montaña del Aire, con la diferencia que el agua tratada en este caso sería 100% pública.

El concejal de Sí se puede cree que este proyecto es viable si lo combinamos con sistemas de energía renovable, que permitirían reducir notablemente el coste del metro cúbico y su impacto ambiental.

“Tenemos opciones para mejorar el agua en el municipio, para que realmente cumpla con los criterios de calidad que exige la ley, simplemente falta voluntad política para ello y así dejar de beneficiar a los de siempre”, apostilla.

banner

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share