Mar 23, 2013
0 0

El esqueleto de un rorcual de 9 metros conmemora las manifestaciones ciudadanas contra el petróleo

Written by
Share

la consejera natalia evora y el biologo manuel carrillo,en el montaje del esqueleto de un rorcual en la avenida de pto rosarioEl esqueleto de un rorcual tropical de nueve metros de longitud, recuperado y restaurado tras aparecer en aguas de Fuerteventura en agosto del año 2006, lucirá a modo de escultura en el Paseo de Los Demócratas, en la Avenida Marítima de de Puerto del Rosario.

El Cabildo de Fuerteventura se encarga de esta instalación que será inaugurada el próximo martes día 24 de marzo, tras cumplirse un año de la manifestación ciudadana multitudinaria contra las prospecciones petrolíferas que autorizó el Ministerio de Industria a la multinacional Repsol frente a las costas de Fuerteventura y Lanzarote.

Colaboran en la instalación de la escultura el Ayuntamiento de Puerto del Rosario y la asociación Canarias Conservación, entidad ecologista que dirige el biólogo Manuel Carrillo y que en Fuerteventura desarrolla junto al Cabildo el proyecto de La Senda de Los Cetáceos. Este proyecto cuenta con otros esqueletos de grandes mamíferos marinos instalados en varios puntos de la Isla. La Autoridad Portuaria de Las Palmas ya incluyó en su día la ubicación de la escultura en el proyecto de construcción del nuevo espigón de la avenida marítima.

La consejera de Medio Ambiente del Cabildo, Natalia Évora, habló del “interesante simbolismo” que supone “poder exhibir esta escultura para conmemorar la reacción masiva del pueblo majorero contra las prospecciones petrolíferas. Varios de los cetáceos que están expuestos en distintos puntos del litoral aparecieron muertos en nuestras costas a consecuencia de las maniobras militares de la OTAN, de manera que la creación de una industria petrolera en Canarias significa una amenaza igual o incluso más grave para toda la biodiversidad -puesto que unas maniobras son puntuales, pero la extracción de petróleo se puede extender durante décadas-, y especialmente para los grandes mamíferos marinos que habitan y transitan entre las aguas de África y Canarias”.

Valoró la consejera que “la riqueza y singularidad de este espacio marino está fuera de toda duda, hasta el punto de que el Ministerio de Medio Ambiente ha declarado recientemente este mismo espacio como Zona de Especial Sensibilidad Marina. Por un lado el Ministerio de Medio Ambiente protege un área marina, y por otro el Ministerio de Industria dirigido por un canario promueve una actividad petrolera en la misma zona. Estas son las incongruencias y contradicciones de este atropello inadmisible a la voluntad de los canarios. Por eso animamos a toda la población a proseguir en la lucha y a seguir manifestando un año después la oposición a las prospecciones de Repsol”.

El rorcual tropical, una especie rara y valiosa amenazada por las prospecciones

El esqueleto reconvertido en escultura pertenece a un espécimen joven de rorcual tropical (Balaenoptera edén) que apareció muerto y flotando en aguas de Costa Calma en agosto de 2006. La rehabilitación del esqueleto, de 9 metros de largo, para su exposición, es un proceso largo que requiere de su mantenimiento bajo tierra durante meses hasta desprender totalmente la carne, así como un tratamiento minucioso de cada uno de los huesos que asegure su conservación al aire libre.

Según el responsable del proyecto de la Senda de Los Cetáceos, el biólogo marino Manuel Carrillo, el rorcual tropical “es una especie protegida que está poco estudiada, pues en España sólo se conoce su existencia en aguas canarias. Se sabe que se desplaza hasta el Archipiélago entre primavera y verano, mientras que habita durante la estación fría en zonas más templadas de aguas africanas. Sólo el hecho de contar con esta especie en nuestras aguas supone una oportunidad de desarrollar proyectos pioneros a nivel mundial”.

Con respecto a la posibilidad de que se desarrolle una actividad petrolífera en el hábitat de esta y otras especies, y como biólogo experto en cetáceos, Carrillo informó que “es necesario tener una sensibilidad especial y velar por que no se haga nada que pueda perjudicarlas”.

El esqueleto de este rorcual tropical fue expuesto al público ya en una ocasión anterior, concretamente en el Real Jardín Botánico de Madrid en 2011, formando parte junto a otra escultura, una ballena piloto o calderón tropical (Globicephala macrorhynchus) de 4 metros, de la exposición ‘Biosfera Fuerteventura’, promovida por la institución insular en la capital española.

La Senda de Los Cetáceos

Gracias al proyecto de La Senda de Los Cetáceos, que impulsan el Cabildo de y la Fundación Canarias Conservación, Fuerteventura cuenta con una espectacular colección de esqueletos de cetáceos que se exhiben en distintos puntos de la Isla, contribuyendo a divulgar el respeto y el conocimiento del medio marino, así como a embellecer parajes emblemáticos de la Isla.

Las ubicaciones de estas esculturas naturales son el Saladar de Jandía, donde luce el esqueleto de un gran cachalote (Physeter macrocephalus) de 15 metros; el Museo de la Sal de las Salinas del Carmen, que acoge un rorcual común (Balaenoptera physalus) de 20 metros de longitud; o el Faro de Jandía, donde se expone el esqueleto de un zifio de couvier (Ziphius cavirostris).

Muertes de cetáceos por actividad humana

Todos los ejemplares de cetáceos que han dado lugar a estas esculturas han aparecido varados en las costas de la Isla o localizados flotando en el entorno del litoral insular, algunos por causas meramente naturales, y otros por la acción directa de la actividad humana. Los casos más graves de este último supuesto se han asociado científicamente a las maniobras navales ejecutadas por la OTAN frente a las costas de la Isla, denominadas Neotapón 2002 y Majestic Eagle 2004, que provocaron un masivo varamiento de estos mamíferos marinos.

Article Categories:
Fuerteventura

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share