Nov 24, 2012
0 0

Benedicto XVI crea seis nuevos cardenales

Written by
Share

El Papa ha realizado el Consistorio Ordinario Público en la Basílica de San Pedro para la creación de seis nuevos cardenales y ha señalado que a través de este Consistorio desea “destacar de manera particular que la Iglesia es la Iglesia de todos los pueblos, y se expresa por tanto en las diversas culturas de los distintos continentes”.

Así, este sábado Benedicto XVI ha incluido a seis nuevos miembros al Colegio Cardenalicio provenientes de América, África y Asia: el actual Prefecto de la Casa Pontificia y próximo Arcipreste de la Basílica de San Pablo Extramuros, el norteamericano James Michael Harvey; el arzobispo de Bogotá, Colombia, Rubén Salazar Gómez; el patriarca de Antioquía de los Maronitas, en Líbano, Su beatitud Béchara Boutros Raï; el arzobispo mayor de Trivandrum de los Siro-Malankaresi, India, su beatitud Baselios Cllemis Thottunkal; el arzobispo de Abuja, Nigeria, John Olorunfemi Onaiyekan; y el arzobispo de Manila, Filipinas, Luis Antonio Tagle.

Después de la apertura de la ceremonia, la Proclamación del Evangelio de Marcos y su discurso, el Pontífice, ha leído la formula de creación y ha proclamado solemnemente los nombres de los neo cardenales, posteriormente los seis nuevos miembros del Colegio Cardenalicio han realizado la profesión de fe frente a los presentes y el juramento de fidelidad y obediencia al Papa y a sus sucesores.

Los nuevos cardenales, se han arrodillado delante del Papa según el orden de creación para recibir la imposición del birrete, el anillo y la asignación de una iglesia de Roma, posteriormente han recibido la ‘bulla’ con la creación cardenalicia y cada uno da un abrazo de paz al Pontífice.

Durante su discurso, el Papa ha iniciado con las palabras del Credo, parte del símbolo niceno-constantinopolitano, “Creo en la Iglesia, una, santa, católica y apostólica” que los nuevos cardenales han pronunciado después del rito de proclamación y el Pontífice ha señalado que “sólo profesando y preservando intacta esta regla de la verdad” serán “verdaderos discípulos del Señor” y se ha detenido “en el significado del término ‘católica’, que indica un rasgo esencial de la Iglesia y su misión”.

Además, el Pontífice ha recordado que “Jesús no envía su Iglesia a un grupo, sino a la totalidad del género humano para reunirlo, en la fe, en un único pueblo con el fin de salvarlo, como lo expresa bien el Concilio Vaticano II en la Constitución dogmática Lumen gentium ‘todos los hombres están invitados al Pueblo de Dios’ por eso este pueblo, uno y único, ha de extenderse por todo el mundo a través de todos los siglos, para que así se cumpla el designio de Dios”.

En este sentido, Benedicto XVI ha añadido que “la universalidad de la Iglesia proviene de la universalidad del único plan divino de salvación del mundo” y ha subrayado que “este carácter universal aparece claramente el día de Pentecostés, cuando el Espíritu Santo inunda de su presencia a la primera comunidad cristiana, para que el Evangelio se extienda a todas las naciones y haga crecer en todos los pueblos el único Pueblo de Dios”.

Por tanto, el Pontífice ha remarcado que “la misión universal de la Iglesia no sube desde abajo, sino que desciende de lo alto, del Espíritu Santo, y está orientada desde el primer instante a expresarse en toda cultura para formar así el único Pueblo de Dios” y ha añadido que “no es tanto una comunidad local que crece y se expande lentamente, sino que es como levadura destinada a lo universal, a la totalidad, y que lleva en sí misma la universalidad”.

Asimismo, el Papa ha resaltado que “el Colegio Cardenalicio se sitúa en el surco y en la perspectiva de la unidad y la universalidad de la Iglesia: muestra una variedad de rostros, en cuanto expresa el rostro de la Iglesia universal” y ha añadido que es la Iglesia de “Pentecostés, que en la polifonía de las voces eleva un canto único y armonioso al Dios vivo”.

Por otra parte, el Pontífice ha destacado que “los nuevos cardenales, que representan a varias diócesis del mundo, son ahora agregados a título especial a la Iglesia de Roma, y refuerzan así los vínculos espirituales que unen a toda la Iglesia, vivificada por Cristo, estrechamente reunida en torno al Sucesor de Pedro”.

Al mismo tiempo, Benedicto XVI ha subrayado que el rito de hoy “expresa el valor supremo de la fidelidad” de los neo cardenales  al Papa y ha recordado el juramento realizado y lleno “de un profundo significado espiritual y eclesial” ‘Prometo y juro permanecer, ahora y por siempre hasta el final de mi vida, fiel a Cristo y a su Evangelio, constantemente obediente a la Santa Iglesia Apostólica Romana’.

Asimismo, el Pontífice ha destacado que “de ahora en adelante” los seis nuevos cardenales estarán “todavía más estrechamente unidos a la Sede de Pedro” ya que los títulos o las diaconías de las iglesias de la Urbe “recordarán el lazo que los une, como miembros a título especialísimo, a la Iglesia de Roma, que preside la caridad universal”. Al finalizar, el Papa ha invitado a “alabar al Señor, que ‘no cesa de enriquecer con generosidad de dones a su Iglesia extendida por el mundo’  y da nuevo vigor a la perenne juventud que le ha dado”.

Article Categories:
Religión

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share