Nov 21, 2012
0 0

José Alberto González Reverón dimite como alcalde de Arona tras ser inhabilitado por la Justicia

Written by
Share

José Alberto González Reverón ha presentado este mediodía su dimisión como alcalde de Arona (Tenerife) después de que la Audiencia Nacional desestimase el recurso que presentó contra la sentencia que lo inhabilita por un periodo de cuatro años y medio por un delito continuado de prevaricación, por lo que ahora se abre un proceso por el que Francisco José Niño se hará cargo de la Alcaldía de manera provisional hasta la celebración del Pleno.

En rueda de prensa, González Reverón ha asegurado que se marcha del Ayuntamiento con “mucho menos patrimonio” y si bien ha expresado su “absoluto” respeto a la Administración de Justicia, ha dicho que la sentencia que le inhabilita como alcalde es “injusta, desproporcionada y hasta inhumana”.

El alcalde ha explicado que ya pensó en dimitir el pasado mes de junio, después de que la magistrada Cristina Guerra Pérez, del Juzgado de lo Penal número 1 de Santa Cruz de Tenerife, le condenase como autor penalmente responsable de un delito continuado de prevaricación, pero ha asegurado que decidió mantenerse en el cargo por el apoyo “sin fisuras” de los miembros del grupo de gobierno, de Coalición Canaria y de la ciudadanía.

José Alberto González Reverón ha criticado “la fiesta que se ha montado” en torno al Ayuntamiento de Arona por un delito de corrupción y ha dicho que está “absolutamente convencido” de que los expedientes administrativos por los que fue juzgado se “podían haber discutido para ver si estaban bien o mal”.

Ha insistido en que sólo se limitó a renovar a dos trabajadores cuya contratación por parte del Ayuntamiento se ha demostrado irregular en los juzgados, por lo que entiende que “han intentado condenar al que menos ha intervenido en este proceso”.

UN CASO “SOBREDIMENSIONADO”

En su opinión, este caso ha sido “sobredimensionado” por “intereses políticos y mediáticos” y ha incidido en que se va del Consistorio con “mucho menos saldo en sus cuentas”. Su destino a partir de ahora será la empresa privada, donde ha asegurado que “ganará más dinero” que de alcalde.

Desde el punto de vista personal, admitió que se enfrenta a una situación de “tristeza y de pena”, pues su dimisión pone fin a una etapa de trabajo marcada “pura y exclusivamente” por “la vocación de servicio público”, y ha recalcado que no ha servido “ni para ganar dinero, ni para intentar ampliar el patrimonio, ni para ganar un sueldo”, puesto que ya ocupaba un puesto de dirección en una empresa privada, tal y como recordó.

González Reverón ha hecho hincapié en que la “batalla judicial” no ha terminado, pues recurrirá la sentencia ante el Tribunal Constitucional, pero reconoce que desde el punto de vista institucional, personal y humano esta situación ha sido “insostenible” desde hace meses, con “una situación de acoso y derribo por el único pecado de tener el respaldo popular y dos mayorías absolutas sin precedentes en la historia de la democracia de Arona”, apostilló.

El exalcalde ha afirmado que el único “triunfo” que ha tenido durante sus casi diez años de mandato ha sido el social y el político, y ha dicho que el balance de todo ese tiempo ha sido “grato y positivo”, de ahí que se vaya con “la conciencia tranquila y con el deber cumplido”.

También ha tenido palabras para la oposición, a la que ha considerado la “más pobre y mediocre que ha tenido el municipio en esta etapa democrática, sin la más mínima cualificación y sin historia profesional detrás que demuestre una mínima solvencia, lo que ha llevado a una situación de acoso y derribo al alcalde”.

“INMENSA GENEROSIDAD”

El presidente del Comité Local de Coalición Canaria en Arona, Carmelo García, ha querido reconocer la “inmensa generosidad” que José Alberto González Reverón ha tenido con Arona, pues “ha antepuesto los intereses del municipio a los personales”, de ahí que le diese “infinitas gracias”. También le ha pedido que no abandone el proyecto del grupo de gobierno y que siga siendo “una parte importante” del partido.

Igualmente, ha calificado la sentencia que condena al exalcalde de “desproporcionada e inhumana”, máxime cuando busca “el ensañamiento y el sufrimiento de la persona y de su familia”.

Desde su punto de vista, “para algunos hoy es un día de fiesta” pero ha querido destacar el trabajo que González Reverón ha dejado en el municipio en casi diez años de gobierno, al tiempo que acusó a la oposición de “ridícula” y de haber montado “un circo mediático” con “la misión de acabar con el mejor alcalde que ha tenido Arona”.

Article Tags:
·
Article Categories:
Tenerife

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share