banner
Jul 6, 2011
493 Views
0 0

La tortuga ‘boba’ que perdió una aleta hace dos meses regresó esta mañana al mar concienciando a los niños de un campamento

Written by
Share

Los niños del campamento Parque Vivo del Campamento ‘Parque Vivo’ del colegio Bernabé Figueroa Umpiérrez bautizaron esta mañana con el nombre de Bernarda a la tortuga ‘boba’ (Caretta caretta) que apareció hace dos meses enmallada en artes de pesca y que, tras perder una aleta herida, regresó esta mañana al mar en una suelta organizada desde la Consejería de Medio Ambiente del Cabildo.

El Departamento de Educación Ambiental de la institución insular organiza este tipo de actividades como una manera de inculcar a los más pequeños –los 35 niños del campamento tienen entre 3 y 11 años- los valores de respeto al medio marino y a las especies que habitan en él.

El caso de la tortuga Bernarda se remonta dos meses atrás, cuando el pasado 2 de mayo los servicios de Medio Ambiente del Cabildo se movilizaron para atender a un ejemplar adulto de Caretta caretta que fue encontrado enmallado en artes de pesca en la zona de Punta Gorda (entre Majanicho y El Cotillo, La Oliva) y que, como consecuencia de ello, contaba con graves heridas en la aleta anterior derecha, hasta el punto de presentar un avanzado estado de necrosis en la extremidad.

Tras su envío a Gran Canaria y gracias a las atenciones dispensadas por los servicios veterinarios del Centro de Recuperación de Fauna Accidentada de Tafira, este ejemplar adulto de tortuga ‘boba’ (de unos 56 cm. de largo y una edad estimada de 5 años) pudo regresar hoy a su medio natural, a pesar de haber sido inevitable la amputación de su aleta herida.
Según explicó la consejera de Medio Ambiente del Cabildo, Natalia Évora, este tipo de acciones son importantes “porque sirven para trasladar a la población que es necesario extremar las precauciones con los residuos que genera el ser humano y que por dejadez o descuido acaban en el mar, causando graves daños a especies protegidas como es en este caso la tortuga ‘boba’. Con la suelta de hoy la historia a terminado felizmente, pero en muchas otras ocasiones no es así, y por eso es tan importante la concienciación de la sociedad, como también la colaboración de la población para avisar a los servicios de Medio Ambiente cada vez que aparece un animal herido”.

Article Categories:
Fuerteventura
banner

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share