Abr 18, 2011
0 0

El Departamento de Estado norteamericano financió en secreto con millones de dólares a grupos opositores sirio

Written by
Share

El Departamento de Estado norteamericano financió en secreto con millones de dólares a grupos opositores sirio y proyectos antigubernamentales, incluyendo un canal de televisión por satélite, según un cable de Wikileaks citado por el periódico ‘The Washington Post’.

El canal por satélite Barada TV, con sede en Londres, comenzó sus emisiones en abril de 2009, y ha duplicado sus operaciones para intentar cubrir las protestas contra el presidente sirio, Bashar al Assad.

Esta televisión está estrechamente ligada al Movimiento para la Justicia y el Desarrollo, una red de exiliado sirios con base en la capital británica. Los cables diplomáticos de Estados Unidos muestran que este grupo recibió cuatro millones de euros desde 2006 para poner en marcha el canal y financiar otras actividades en Siria.

El flujo de dinero paras los grupos antigubernamentales comenzó en la presidencia de George W. Bush después de que congelase oficialmente las relaciones con Damasco en 2005. Esta financiación ha seguido con el presidente Barack Obama, a pesar de que se han intentado restablecer las relaciones con el régimen sirio. En enero, la Casa Blanca nombró al primer embajador en Damasco en seis años.

Los cables recogen las preocupaciones del personal de la Embajada estadounidense después de que la Inteligencia siria comenzase a investigar los programas norteamericanos en el país. Además, se sugirió al Departamento de Estado que reconsiderara estas campañas de financiación que podría poner en peligro la mejora de las relaciones impulsada por Obama.

Las autoridades sirias “verían cualquier financiación de Estados Unidos a grupos políticos ilegales como un apoyo al cambio de régimen”, recoge un cable de abril de 2009. “La reevaluación del actual programa estadounidense que apoya a grupos antigubernamentales, tanto dentro como fuera de Siria, podría dar sus frutos”, añade.

En febrero de 2006, el Ejecutivo de Bush ofreció 3,5 millones de euros a quien “acelerara el proceso de reformas en Siria”. Aunque dentro del país, nadie se atrevió a pedir ese dinero por temor a ser ejecutado por traición.

Por esa época, los exiliados sirios en Europa fundaron el Movimiento para la Justicia y el Desarrollo, que es ilegal en el país. Los cables de Estados Unidos lo definen como un grupo “liberal, de islamistas moderados”, ex miembros de los Hermanos Musulmanes.

El director de noticias de Barada TV, Malik al Abdeh, aseguró que no tenía conocimiento de esta financiación. Según él, el canal recibe dinero de empresarios independientes sirios y que no tienen ninguna conexión con el Movimiento.

Los cables muestran que la financiación llegó hasta septiembre de 2010, aunque se desconoce si actualmente se sigue produciendo. Desde la Secretaría de Estado norteamericana se asegura que Washington no financia a partidos políticos o movimientos, aunque en muchos casos da ayudas a programas que defienden los valores democráticos, que en realidad son formaciones políticas.

Article Categories:
Norteamérica

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share