Abr 15, 2011
0 0

Fuerteventura estrena la máquina expendedora de leche fresca de cabra majorera

Written by
Share

El Cabildo de Fuerteventura y GDR Maxorata colaboran con la Cooperativa Guriamen en la puesta en marcha de una máquina expendedora de leche fresca de cabra uperisada. Tras su exposición en la reciente Feria del sector primario de Fuerteventura, FEAGA, la máquina entró en funcionamiento desde hoy junto a la entrada principal de la Estación Insular de Guaguas de Puerto del Rosario. La consejera de Agricultura del Cabildo de Fuerteventura, Natalia Évora, señaló que “estamos probando la ubicación idónea, pensamos en la Estación Insular de Guaguas porque es céntrica y tiene fácil acceso, pero dependiendo de cómo evolucione la demanda se pueden platear otros sitios. Ya tenemos también otra propuesta de otra cooperativa de la isla para una segunda máquina expendedora. La idea es que no sólo vendan leche, sino ir incorporando progresivamente cuñas de queso, yogur de leche de cabra, etc.”.

Es la primera máquina de estas características que se instala en Canarias. La ventaja de este sistema es que requiere de mínima maquinaria y evita la dependencia de grandes redes de comercialización, envasado, etiquetado, intermediarios, etc. Proporciona un acceso directo productor-cliente, maximizando el rendimiento económico de la venta. Se aprovecha además el sistema de transporte de leche uperisada con el que cuentan las propias cooperativas para así surtir a la maquinaria.

Se trata de una máquina totalmente automatizada, que cuenta con un sistema de mantenimiento de la cadena de frío y que permite al usuario poder comprar directamente leche embotellada en la propia máquina. Los recipientes pueden luego ser reutilizados, se imprime una etiqueta con la procedencia de la leche, características, recomendaciones de conservación, fecha de consumo aconsejado, etc. Todo ello, con un sistema propio y permanente de desinfección, para garantizar la calidad.

La máquina sirve cualquier cantidad de leche, dependiendo del dinero que se ponga: desde céntimos hasta decenas de euros. No devuelve cambio, por lo que se debe prever recipientes suficientes para la cantidad económica abonada. El precio de un litro de leche es de 1’20 euros, que se destinan íntegramente a la cooperativa que colabora en el desarrollo de la experiencia.

La máquina se complementa también con un servicio de venta de productos lácteos refrigerados, apto para cuñas de queso, yogur, requesón, etc. Todo ello, envasado al vacío, manteniendo siempre la cadena de frío, etiquetado y con garantías plenas de calidad y frescura, ya que la máquina está dotada con un depósito refrigerado de 150 litros, y un sistema que permite enviar de forma automática un sms al ganadero cuando sea necesario rellenar el depósito o reponer productos de venta.

La máquina con la que se desarrolla esta experiencia en Fuerteventura es de tecnología italiana, donde existe una mayor trayectoria en el uso de este tipo de servicios. Este tipo de maquinaria está normalmente ubicada a pie de calle y es talmente autónoma, sólo requiere de una conexión eléctrica. En la Península está instalada en gasolineras, exteriores de los mercados, calles peatonales, estaciones de guaguas o trenes, etc.

Hasta ahora la leche de cabra se podía adquirir en los supermercados envasada uperisada, pero procedentes de granjas de la Península o incluso de varios países europeos. Es un producto que cuando llega al mercado lleva al menos dos semanas envasado y ha tenido que ser transportado en barco. Con esta iniciativa se trata de ver la posibilidad de que este porcentaje de mercado que están cubriendo empresas lácteas externas se puede cubrir con producción local y fresca, directamente de la cooperativa láctea al expendedor..

Article Categories:
Destacados · Fuerteventura

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share