Abr 11, 2011
0 0

El Gobierno canario pide a la UE que no ratifique el acuerdo en materia agraria con Marruecos

Written by
Share

El Gobierno de Canarias ha solicitado a la Unión Europea (UE) que no ratifique el nuevo acuerdo con Marruecos, así como que se mantengan los dispositivos del primer pilar de la Política Agraria Común (PAC) de las Regiones Ultraperiféricas (RUP).

Así se lo expuso el viceconsejero de Agricultura del Ejecutivo canario, Alonso Arroyo, al comisario en la materia de la Comisión Europea, Dacian Ciolos, durante un encuentro que han mantenido y en el que se han tratado cuestiones relacionadas con las propuestas del futuro de las políticas agrarias y pesqueras, con vistas al periodo 2014-2020.

Este encuentro, convocado por la Presidencia de la Conferencia de Regiones Ultraperiféricas, que este año corresponde a la región francesa de Martinica, se celebra en el marco de una serie de reuniones entre representantes de las RUP y los comisarios de la UE, según informó el Gobierno canario en nota de prensa.

Entre las peticiones hechas por el Ejecutivo canario a la UE, la de la no ratificación del nuevo acuerdo con Marruecos para el intercambio de los productos agrícolas y pesqueros, en los términos pactados sobre nuevas concesiones de frutas y hortalizas, se incidió en que se firme hasta que no se reforme el régimen de precios de entrada y no se mejore su gestión para garantizar una correcta aplicación del convenio en vigor y el pago de los derechos de aduana específicos.

De esta forma, se pretende “evitar el hundimiento” de los mercados comunitarios por debajo de los niveles previstos en los precios de entrada. Asimismo, se consideró necesario reformar el Reglamento (CE) Nº 1580/2007 de la Comisión, de 21 de diciembre 2007, para garantizar el respeto de los niveles de precios, así como el pago de los derechos correspondientes cuando los precios son inferiores a los de entrada.

En este sentido, también se consideró necesario reforzar y potenciar los controles aduaneros en frontera para asegurar el cumplimiento de los acuerdos en cada momento e intensificar los controles fitosanitarios y los relativos a la seguridad alimentaria para garantizar que los productos agrícolas extracomunitarios ofrezcan las “mismas garantías” al consumidor que los cultivados en la UE.

Desde el Gobierno canario se puntualizó que estas reivindicaciones surgen del convencimiento de que el nuevo acuerdo con Marruecos “incrementará las concesiones sin considerar las consecuencias tan negativas que ha tenido el acuerdo actual sobre el sector en España, ni su deficiente aplicación porque no se ha respetado el precio de entrada preferencial, ni se ha adoptado ninguna medida para evitar las graves perturbaciones de los mercados”.

En cuanto al sistema de precios de entrada, recordó que se ha detectado “fraude” en la aduana comunitaria en la importación de tomate de Marruecos, lo que ya fue denunciado en la declaración institucional de los gobiernos de Murcia, Valencia, Andalucía y Canarias.

Respecto al nuevo acuerdo entre UE y Marruecos relativo a las medidas de liberalización recíprocas del comercio agrícola y pesquero, firmado el 13 de diciembre de 2010 y que está actualmente en vías de ratificación por parte del Parlamento Europeo y de Marruecos, prevé la “inmediata liberalización del 55 por ciento de las exportaciones de Marruecos y la práctica liberalización de las importaciones de las frutas y hortalizas”.

Para la Viceconsejería de Agricultura del Gobierno de Canarias, en este acuerdo sólo se establecen contingentes para los seis productos que se consideran sensibles, tales como son tomate, calabacín, pepino, ajo, clementina y fresa. Sin embargo, los nuevos contingentes fijados son “muy superiores” a los establecidos en el acuerdo anterior.

En relación al tomate, las concesiones implican un aumento del 34 por ciento del contingente actual, lo que significa que en 2013 se aumentará de 213.000 a 285.000 toneladas y, además, para este producto, los derechos ad valorem se reducen en un 100 por 100 en el marco de los contingentes arancelarios mensuales. El precio de entrada, a partir del cual los derechos específicos se reducen a cero, se mantiene en 46,1 euros por 100 Kilogramos para el periodo comprendido entre el 1 de octubre y el 31 de mayo.

TRATO DIFERENCIADO PARA CANARIAS

Por otra parte, se ha pedido a la UE el mantenimiento de un trato diferenciado para el archipiélago en las futuras políticas agrarias, “en línea, al menos, con el ya existente”.

También se solicitó reforzar la dotación financiera de los Programas POSEI (Programas de Opciones Específicas por la Lejanía y la Insularidad), al considerar que en los últimos años ha sido “insuficiente y se ha hecho imperativo recurrir a las ayudas de Estado para mantener la producción agraria (sector vitivinícola, ganadería y hortofruticultura de mercado interior) en estas regiones.

Además, se demandó un aumento de la ficha financiera del POSEI para compensar la pérdida competitividad del sector platanero, derivada de los acuerdos comerciales de la UE con los países productores de América.

Aquí, Canarias ha solicitado un incremento de la dotación financiera al sector del plátano en el marco de los programas POSEI para paliar el “fuerte descenso” de la competitividad del plátano comunitario y mantener la renta de los productores comunitarios, como consecuencia del “descreste arancelario establecido” para las importaciones de plátanos en el Acuerdo Multilateral de Ginebra sobre el Comercio del Plátano y de los acuerdos bilaterales suscritos por la UE con Perú y Colombia, y con los países centroamericanos.

El acuerdo multilateral de Ginebra, suscrito por la UE, Estados Unidos y países latinoamericanos, establece un descreste arancelario que “ya está teniendo consecuencias negativas” en los precios de venta del plátano y, por ende, en los ingresos de los productores comunitarios.

Además, este impacto negativo, según señaló el Gobierno canario se verá acrecentado cuando entre en vigor la reducción arancelaria adicional fijada en los acuerdos bilaterales suscritos en mayo de 2010 por la UE, por un lado, con Perú y Colombia y, por otro, con Centroamérica hasta alcanzar este descreste un arancel de 75 euros por tonelada para el año 2020.

Finalmente, actualmente Ecuador es el primer país exportador mundial de plátanos, y está negociando con la UE un acuerdo bilateral con iguales concesiones arancelarias respecto a la importación de sus plátanos en el mercado comunitario.

Article Categories:
Canarias

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share