Mar 28, 2011
0 0

CC.OO. y UGT califican de “profundamente decepcionante” el Consejo Europeo

Written by
Share

CC.OO. y UGT han calificado de “profundamente decepcionantes” las conclusiones del Consejo Europeo celebrado este fin de semana, al considerar que deja de lado el empleo y el modelo social, puesto que se ha limitado a ratificar las decisiones adoptadas en la cumbre anterior, celebrada el pasado 11 de marzo, según han informado en un comunicado conjunto.

Ambos sindicatos han coincidido en que el conjunto de decisiones y orientaciones del pacto por el euro y el plan de gobernanza definen una política comunitaria basada en la primacía de los objetivos del Pacto de Estabilidad (PEC). Además, han criticado que los responsables europeos se dediquen a “controlar, vigilar y castigar” a los estados miembro que incumplen dichos objetivos.

Asimismo, han subrayado que las prescripciones sobre competitividad y estabilidad financiera están orientadas “inequívocamente” a la reducción de las prestaciones sociales y la calidad de los servicios públicos.

También han manifestado su oposición a que el fomento de la competitividad de las economías europeas se pueda fortalecer mediante la reducción de costes salariales y laborales y la debilitación de las negociaciones colectivas y han insistido en que el Consejo ha concluido que estos procesos son “de mero trámite”, cuando en realidad están haciendo disminuir la inversión pública.

En relación al empleo, han calificado de “grave error” que se impulse la ‘flexiseguridad’ en los mercados y no se presente ninguna medida que potencie la inversión y el crecimiento económico, al acordar que las reformas laborales “no crean empleo por sí solas” y en lo referente a las deudas soberanas han considerado que el Consejo llega “tarde y mal” a este problema.

LOS PARADOS, EN EL OLVIDO

La mayor crítica de los sindicatos es que, según ellos, el Consejo Europeo se olvida con sus decisiones del crecimiento y la creación de empleo, cuando Europa ya cuenta con 23 millones de parados. Así, han señalado que se deberían aplicar medidas de estímulo de la demanda a escala europea junto con otras que faciliten la inversión y la financiación.

A su parecer, las decisiones tomadas por los dirigentes europeos sirven para retrasar la salida de la crisis, prolongar el desempleo masivo, fomentar la precariedad laboral y deteriorar “gravemente” el modelo social. Por ello, piden que se establezca un plan europeo de inversiones con un monto del 1% del PIB y que se fije un impuesto a las transacciones financieras (ITF).

En relación a la gestión energética, solicitan que se realice con la emisión de eurobonos, a la vez que apuesta por la regulación completa de los mercados financieros y por un reparto de las cargas “socialmente justo” que permita reducir los déficits en plazo más razonables.

Article Categories:
Nacional

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share