Mar 24, 2011
0 0

Unas 30.000 personas fallecen al año por muerte súbita

Written by
Share

Unas 30.000 personas fallecen al año por muerte súbita, un 80 por ciento debido a patología coronaria y un 20 por ciento se corresponde con gente joven que puede padecer una enfermedad genética que la provoca.

Así lo ha explicado, en declaraciones a Europa Press, el doctor Ramón Brugada Terradellas, del Centro de Genética Cardiovascular de la Facultad de Medicina de la Universidad de Girona, que ha acudido este jueves al Complexo Hospitalario Universitario de Santiago a ofrecer la conferencia titulada ‘Muerte súbita cardíaca y genética’.

El doctor Brugada ha resaltado los “avances espectaculares” en las últimas décadas y ha comentado que “hay menos mortalidad cardiovascular” y “la gente se muere a mayor edad”, gracias a los avances para “prolongar la vida de los pacientes”.

En cuanto al perfil de personas que sufren muerte súbita, ha señalado que afecta más a varones –sobre todo en el caso de deportistas precisa que los fallecidos son casi exclusivamente hombres–, sobre todo a una persona joven, menor de 50 años ó de 40 años, que “no tiene problemas cardíacos conocidos” y que ha sufrido pérdida de conocimiento pero no ha buscado valoración médica porque “no le dio importancia”.

RECOMENDACIONES

Por ello, el doctor Brugada recomienda a personas que hayan perdido el conocimiento en la calle o cuando conducían, entre otras circunstancias, que acudan a pedir una valoración médica “porque puede haber una arritmia cardíaca”.

Asimismo, aconseja también someterse a una valoración médica a las personas con antecedentes familiares de muerte súbita o con algún familiar fallecido por una causa no determinada.

Al respecto, Brugada ha resaltado que se pueden “evitar muchas muertes” si el paciente atiende estas recomendaciones y, en el caso de personas entre 40 y 45 años que vuelven a hacer deporte agresivo, señala que deben someterse a un chequeo previo; y los niños deportistas hacerse un electrocardiograma.

En materia de prevención, también ha hecho hincapié el doctor Brugada en la importancia de contar con desfibriladores en lugares públicos para que la gente los use para evitar estas muertes. Así, ha precisado que “sólo el dos por ciento” de estos pacientes salen del hospital y con su empleo la cifra puede subir “a un 20-25 por ciento”.

Article Categories:
Salud

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share