Mar 23, 2011
0 0

La coalición internacional acusada de estar más interesada en ayudar a los rebeldes que en proteger a los civiles

Written by
Share

El dirigente libio, Muamar Gadafi, se ha dirigido este martes a la multitud en Trípoli para llamar a la lucha y mostrarse confiado en el triunfo de su régimen frente a la ofensiva militar internacional y la campaña rebelde: “Lograremos la victoria al final”.

“No nos rendiremos, les derrotaremos por todos los medios”, ha expresado Gadafi, quien ha declarado que su régimen está “preparado para la lucha, sea corta o larga”.

Las breves declaraciones, pronunciadas esta noche desde su complejo residencial –rodeado por escudos humanos–, han sido emitidas en directo por la televisión estatal. “Estoy aquí, mi casa está aquí, estoy en mi tienda”, ha declarado ante una multitud que ondeaba banderas verdes.

Gadafi ha tachado de “injustificado” el asalto internacional y, además, ha denunciado que esta operación viola la carta fundacional de Naciones Unidas. En este sentido, ha asegurado que el ataque ha sido perpetrado “por un grupo de fascistas que terminará en el basurero de la historia”.

En sus reducidas apariciones públicas tras el inicio de las acciones militares en Libia, donde rige una zona de exclusión aérea, el dirigente libio siempre ha apostado por insistir en la lucha tanto contra las fuerzas extranjeras como contra los rebeldes que reclaman la caída del actual sistema político.

LA COALICIÓN, MÁS PREOCUPADA EN AYUDAR A LOS REBELDES

El Gobierno de Muamar Gadafi ha acusado a la coalición internacional de estar más interesada en ayudar a los rebeldes que en proteger a los civiles.

En declaraciones a Reuters, el viceministro de Exteriores, Jaled Kaim, ha lamentado el “problema” que supone que “las fuerzas de la coalición sean parte de la guerra contra el Gobierno legítimo”. “Están ayudando a una parte contra la otra, lo cual es ilegal”, ha apostillado.

Kaim ha indicado que los bombardeos no sólo atacan a las tropas del régimen en el frente sino también a las que están “en barracones militares”.

A su juicio, los últimos bombardeos contra oficinas de Gadafi en Trípoli han dejado “claro” que el objetivo de las fuerzas internacionales es asesinar al dirigente, algo negado en reiteradas ocasiones por los países extranjeros involucrados en el operativo.

El viceministro ha defendido el papel del Ejército, cuya intención sería devolver la normalidad en las zonas donde combate e incluso ha indicado que Trípoli quiere que todas las partes declaren un alto el fuego.

“La política oficial del Gobierno pasa por impulsar el diálogo e iniciarlo cuanto antes”, ha añadido Kaim, quien ha instado también a las tribus de Libia a que contribuyan a iniciar un contacto con los rebeldes que tienen su base en Benghazi.

Article Categories:
África

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share