Mar 22, 2011
0 0

Almunia dice que los problemas de las cajas de ahorro españolas se debe a la burbuja inmobiliaria

Written by
Share

El vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de Competencia, Joaquín Almunia, ha dicho que los problemas de las cajas de ahorro españolas no se deben a su estructura legal ni a la falta de regulación, sino a la burbuja inmobiliaria que se desató por la falta de mecanismos para detectar desequilibrios macroeconómicos en la UE.

“Tenemos que respetar las diferentes arquitecturas legales de las instituciones financieras siempre que estén supervisadas y sujetas a la misma regulación en materia de estabilidad financiera”, ha señalado Almunia en una comparecencia ante la comisión de Asuntos Económicos de la Eurocámara.

“En el caso de las cajas de ahorro españolas, los problemas que tienen algunas entidades, no muchas, no tienen nada que ver con la estructura legal o con la mala supervisión. Tiene que ver con la burbuja de la vivienda, ligada a la falta de supervisión macroprudencial”, ha resaltado el comisario de Competencia.

“No había supervisión macroprudencial y este ha sido uno de los principales fallos de la infraestructura de supervisión y regulación que teníamos para afrontar los problemas financieros”, ha señalado.

Este problema se ha resuelto tras la crisis, según Almunia, con la creación de la Junta Europea de Riesgos Sistémicos, cuya función es precisamente detectar posibles desequilibrios que pongan en riesgo la estabilidad financiera de la eurozona.

El comisario de Competencia ha recordado que en los años 2008 y 2009 los países de la UE usaron 2.300 millones de euros de fondos públicos para rescatar a sus bancos. Para 2010 todavía no están disponibles los datos definitivos.

El Ejecutivo comunitario ha aprobado 32 planes de reestructuración y todavía tiene 24 planes pendientes, que corresponden a entidades de Irlanda, Alemania, Grecia, Austria, Portugal y Eslovenia. Almunia espera recibir “unos cuantos más” cuando se conozcan en junio los resultados de los test de estrés.

“Nuestra tarea es controlar que la ayuda se limite al mínimo imprescindible y garantizar que los bancos contribuyan a la carga de su rescate vendiendo negocios valiosos y adopten modelos de negocio más sólidos y sostenibles”, ha indicado el vicepresidente a los eurodiputados.

El Ejecutivo comunitario también vigila que las entidades beneficiarias no aprovechen las ayudas para aumentar cuota de mercado a costa de los bancos que no han recibido subvenciones.

“Recibimos señales del mercado de que algunos de los bancos subsidiados se comportan agresivamente. Si tenemos pruebas de este comportamiento, intervenimos de inmediato para corregirlo”, ha apuntado Almunia. “Me comprometo a garantizar que nuestras decisiones se apliquen en todos sus detalles”, ha insistido.

 

Article Categories:
Nacional

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share