Mar 1, 2011
0 0

El petróleo a 150 dólares situaría a la eurozona casi en recesión

Written by
Share

Las presiones alcistas sobre el precio del barril de petróleo desatadas por la incertidumbre política y social en el Norte de Africa podrían mantenerse durante los próximos meses y, en el caso de que los precios continuaran al alza hasta superar su anterior máximo histórico y alcanzar los 150 dólares, la zona euro se situaría “al borde de la recesión”, según refleja un informe elaborado por Ernst & Young Eurozone Forecast (EEF).

“Las consecuencias derivadas del alto precio del barril de petróleo podrían alargarse en la eurozona durante gran parte de este año y del que viene”, advierte Marie Diron, economista del EEF, quien calcula que si el precio del petróleo se mantuviese en los 120 dólares por barril en 2011 y 2012, el PIB de la zona euro sólo crecería en torno al 1%, lo que generaría “un importante retroceso en la recuperación”.

Así, el informe alerta de que en este escenario el BCE podría elevar los tipos de interés antes de lo previsto, lo que agravaría aún más el impacto negativo del precio del petróleo sobre la actividad económica.

“Si las tensiones en Oriente Próximo aumentan y el barril de petróleo llega hasta los 150 dólares, la zona euro se situaría al borde de la recesión y el número de desempleados sobrepasaría los 16,5 millones”, afirma.

En concreto, el informe estima que si el precio del barril de petróleo se situara en 150 dólares, la economía de la zona euro crecería un 0,6% este año y el próximo, mientras la inflación escalaría al 4,9% en 2011 y se situaría en el 3,8% el año próximo. Asimismo, la cifra de personas sin empleo en la zona euro superaría los 16,6 millones, frente a los 15,7 millones actuales.

“En un escenario así, la consolidación fiscal de los Estados miembro también podría verse obstaculizada, lo que aumentaría el riesgo de inestabilidad en los mercados de la deuda soberana”, añade Diron, quien apunta que, en este caso, el riesgo de insolvencia en algún país periférico también sería cada vez más probable y aumentaría la presión sobre el sector bancario ante la posibilidad de nuevos rescates por parte de los gobiernos.

“Lo más probable es que todas estas tensiones se propagarían de forma rápida entre los países de la zona euro debido al tamaño de la exposición transfronteriza de los bancos. En un escenario así, la eurozona probablemente volvería a la recesión y, debido al estrecho margen de maniobra en política fiscal y monetaria para amortiguar ese impacto negativo, las perspectivas para la región serían bastantes sombrías en los próximos años”, concluye Diron.

Article Categories:
Europa

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share