Ago 27, 2010
0 0

El sonido de una estrella distante revela un ciclo similar al del Sol

Written by
Share

Un equipo de científicos internacionales liderado por un astrofísico canario ha descubierto por primera vez a través de las ondas de sonido que emite una estrella distante, un ciclo magnético similar al solar.

Para realizar la investigación, publicada en la revista ‘Science’, los investigadores se han guiado por las ondas de sonido, técnica que sólo se utilizaba en la investigación solar, y que en esta ocasión se ha empleado por primera vez para observar un ciclo de actividad en una estrella.

El estudio está dirigido por el investigador canario del Servicio de Astrofísica del CEA (Saclay)/Francia, Rafael García, y ha contado con la colaboración de científicos del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), del Centro Nacional para la Investigación Atmosférica de EE.UU. (NCAR), del Centro Nacional de la Investigación científica Francesas (observatorio de París/Meudon) y de la Universidad de Toulousse.

La estrella investigada (HD49933), situada en la constelación del Unicornio y algo más grande y caliente que el Sol, se encuentra fuera del alcance de las técnicas de observación habituales, a cien años luz de la Tierra. Por ello, el equipo de investigadores examinó las fluctuaciones acústicas del astro, usando una técnica llamada sismología estelar.

De esta forma, los científicos han detectado un ciclo de actividad menor de un año, frente a los once que tarda el Sol en completar el suyo. Esta alta velocidad de actividad de la estrella permitió a los científicos observar un ciclo casi completo sin necesidad de esperar los once años necesarios en el Sol. Gracias a la utilización de esta técnica, los investigadores pudieron detectar en la superficie de la estrella manchas similares a las que se encuentran en el Sol en zonas de intensa actividad magnética.

“Fruto de su actividad interna, las estrellas producen ondas de sonido detectables en su superficie”, explica la investigadora del IAC y co-autora del estudio, Clara Régulo. “Investigando las frecuencias y la amplitud de estas ondas podemos obtener muchos datos del astro. Esto se hace desde hace mucho tiempo en el Sol (heliosismología) pero es la primera vez que se aplica en otra estrella para estudiar su magnetismo”.

Esta nueva técnica servirá para entender mejor la dinámica del ciclo solar, un ciclo con efectos en la Tierra como las tormentas geomagnéticas que pueden provocar graves perturbaciones a las redes eléctricas y de comunicación, según ha indicado el IAC.

Asimismo, abre el camino a la observación de la actividad magnética de otras estrellas, que podrían revelar nuevos sistemas solares con el potencial de albergar vida. “La descripción de la actividad de estrellas que albergan planetas será necesaria porque las condiciones magnéticas en la superficie de la estrella podría influir en la zona habitable donde la vida podría desarrollarse” dice el investigador Rafael García.

Para llegar a estas conclusiones, los científicos examinaron durante 187 días los datos capturados por la misión espacial Rotación, Convección y Tránsitos planetarios (CoRoT).

Article Categories:
Canarias

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share