Sep 10, 2018
0 0

La Consejería de Bienestar Social del Cabildo de Lanzarote pone en marcha un plan de prevención y alerta de que «el policonsumo de sustancias como el alcohol, el cannabis y la cocaína crece entre los menores»

Written by
Share

El dato de adolescentes y menores que tienen alguna adicción por consumo de drogas, principalmente alcohol, cannabis y cocaína, entre otras sustancias, sigue siendo alarmante y muy preocupante, así como la edad en la que comienzan a consumir las mismas que se registra en los 11 años.

«Solo en 2017, la Unidad de Atención al Drogodependiente (CAD) de la Consejería de Bienestar Social, atendió a 108 menores de la isla, en edades comprendidas entre los 13 y los 18 años, que acudieron a este servicio del Cabildo de Lanzarote con algún problema de adicción y drogodependencia, aunque su consumo comienza mucho antes», explicó la consejera de Bienestar Social, Maite Corujo (PP), durante la presentación del proyecto ‘Atención Insular a menores y Jóvenes con drogodependencia y adicciones’. Un proyecto, tutelado por el Área de Bienestar Social del Cabildo de Lanzarote que pone el foco en la prevención como medida fundamental para combatir esta problemática que afecta a toda la sociedad (tanto insular, como regional y conjunto del país) y en particular a los jóvenes. Este proyecto preventivo cuenta este año con una financiación de 60.000 euros de la Dirección General de Salud Pública del Gobierno regional.

La consejera que estuvo acompañada en la presentación de este proyecto por la directora del Centro de Atención a la Drogodependencia, Rosa Torres, expuso que de los 108 casos, 65 menores acudieron al centro por primera vez en 2017, siendo el 85% hombres y el 11% mujeres. El mayor porcentaje de los casos, casi el 70% se registra en Arrecife, y por detrás municipios como San Bartolomé, Tías y Teguise.

«Las cifras siguen siendo preocupantes y van en aumento, registrándose, en los primeros nueve meses de 2018, 49 nuevos casos de menores que hasta septiembre han acudido a este servicio con alguna adicción», señaló Maite Corujo.

El número de asistencias más altas se registran en el grupo de edad comprendido entre los 14 y los 16 años, que consumen principalmente cannabis, pero también otras sustancias, produciéndose en la actualidad «un policonsumo muy preocupante por los riesgos y afecciones que tienesobre la salud», incidió la consejera. Este policonsumo, que según los datos se registra en el 54% de los casos, se complica en su tratamiento y asistencia provocando en los últimos años «graves patologías psiquiátricas que incluso necesitan ser atendidas con ingresos hospitalarios».

«El cannabis es una de las drogas más consumidas por los jóvenes pero el binomio cannabis-cocaina va en aumento y supone un 5,5% del conjunto de jóvenes que tienen esta adicción doble que comienza los fines de semana y termina en una preocupante realidad que a través de este programa pretendemos mostrarles de una manera preventiva, pero real, los graves efectos y deterioro que tienen estas drogas sobre la salud de los menores y su conducta de una manera didáctica, actuando principalmente desde el ámbito educativo», subrayaron.

Para la directora del CAD, a todo esto se suma otro factor «casi más preocupante» que es la «nula percepción de riesgo del propio joven y de sus familiares», en cuanto a que «desconocen verdaderamente cuál es el riesgo de determinadas conductas relacionadas con el consumo de drogas y los problemas y deterioro que pueden ocasionarles a muy temprana edad».

-Conocer, prevenir y actuar para frenar el consumo de drogas-

Por todo ello, a través de este proyecto del Área de Bienestar Social se enriquecerá la labor que se lleva a cabo desde el Equipo de Atención y Prevención a Menores y Jóvenes con diversas actividades y nuevo material que será cedido a la comunidad educativa, entre otras acciones.

Entre las novedades incorporadas, el Cabildo facilitará diverso material audiovisual y tecnológico, editado para que los adolescentes y menores conozcan de cerca y sientan cómo afectan directamente estas drogas en su organismo. «Se distribuirán en los centros de secundaria gafas de distorsión visual y realidad virtual que simularán los efectos de las diferentes sustancias, e igualmente se utilizarán con los usuarios de la UAD dentro de la dinámicas grupo planificadas dentro del servicio», explicaron.

También se crearán audiovisuales, uno por cada sustancia y droga, paramostrar los riesgos, efectos y consecuencias de estas sustancias, con alternativas saludables. Dicho material será utilizado en las charlas previstas con los alumnos de secundaria de la isla, además de con los usuarios que acuden al servicio.

Por otro lado, se representará una obra teatral que se escenificará de forma itinerante, dirigida a los alumnos de entre 15 y 18 años, estudiantes de secundaria. «Se utilizará el teatro como medio pedagógico de comunicación mas atractivo, en el que los actores representaránsituaciones cotidianas y cercanas a la realidad de los adolescentes al objeto de despertar emociones en el público y así favorecer la prevención en el consumo de drogas».

Por último, estas actividades se completan favoreciendo la formación y el fomento de actividades deportivas entre los jóvenes que acuden a los servicios de la Unidad de Atención a las Adicciones (UAD) del Cabildo.

La consejera de Bienestar Social subrayó la importancia de que «los familiares y padres, madres o tutores de estos jóvenes conozcan que en la isla existe este servicio que ofrece el Cabildo, y en el caso de que comiencen a ver alguna conducta indicativa o sospechosa de que el menor está consumiendo cualquier tipo de sustancia, que acudan cuanto antes para obtener información en este servicio que es atendido por un equipo cualificado de atención y prevención de menores y jóvenes, compuesto por especialistas en psicología, pedagogía y trabajos sociales». Asimismo, el Cabildo tiene un laboratorio de diagnóstico para realizar diferentes pruebas. «La detección preventiva en este sentido es fundamental», señaló.

Esta Unidad de Atención a las Adicciones se encuentra situada en la calle Doctor Negrín, 117 de Arrecife, y presta sus servicios de 8 a 15 horas y de 17 a 19 horas. Para más información, pueden contactar con el teléfono 928 81 35 51 ó 928 81 26 64.

Article Categories:
Lanzarote

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share