Jun 21, 2018
0 0

Libros prohibidos y tesoros conservados en la Real Sociedad Cosmológica de Santa Cruz de La Palma

Written by
Share

El amarillo de hoja antigua, la aspereza al tacto y la tinta viva en cada letra, por no hablar de los siglos de sabiduría que contienen. Se pasa la página y frases escritas en el siglo XVI llaman más allá de la lectura. Son en sí mismos, un tesoro, el tesoro del Fondo Antiguo de la Real Sociedad Cosmológica de Santa Cruz de La Palma. En él se encuentran ediciones únicas, como el Índice de Libros Prohibidos por la Inquisición y el Santo Oficio. Todos ellos están catalogados en el estudio El patrimonio bibliográfico del Fondo Antiguo de la Cosmológica entre 1500 y 1800, de Mari Carmen Aguilar y Javier González Antón, que se puede encontrar por Internet en la web del Ministerio de Cultura español (http://www.mecd.gob.es/cultura-mecd/), a través del buscador de El Catálogo Colectivo del Patrimonio Bibliográfico (CCPB). También es posible acceder a estos ejemplares mediante solicitud de visita en el teléfono 922 414230. Durante la misma, una profesional de esta biblioteca pública concertada cuenta la historia de los libros que una vez, hace mucho mucho tiempo, no se podían leer porque iban contra la moral establecida por los poderes de eclesiásticos que trataban de dirigir el mundo.

La bibliotecaria e investigadora de la Real Sociedad Cosmológica de Santa Cruz de La Palma, Mari Carmen Aguilar.

Mari Carmen Aguilar, licenciada en Historia y bibliotecaria de esta sociedad centenaria lleva más de veinte años de estudio y catalogación del Fondo Antiguo de la institución. “Se investiga como si se hiciera un rompecabezas”, explica, “porque encuentras lo que no sabes de dónde viene ni por qué, pero comprendes que es un tesoro en cuanto abres la primera página”. Todo comenzó con la separación y organización de los volúmenes que se encontraban en los fondos descatalogados de la biblioteca. Entonces detectó que había libros con 400 años de historia. Entre ellos destacan ediciones del siglo XVI de Las Siete Partidas, cuerpo normativo  del reinado de Alfonso X de Castilla, o el Diccionario de Nebrija latino-español , así como  títulos de autores como Luis de Góngora, ya del siglo XVII.

El libro Índice de Libros Prohibidos, edición de 1747, es uno de los tesoros del Fondo Antiguo de la Real Sociedad Cosmológica de Santa Cruz de La Palma.

El Índice de Libros Prohibidos por la Inquisión y el Santo Oficio que se encuentra en la Sociedad, en edición de 1747, merece mención especial, según señala Mari Carmen Aguilar,  “por la curiosidad que provoca en aquellos que visitan la Real Sociedad Cosmológica de Santa Cruz de La Palma”.

Entre el siglo XVI y el XIX  no había Google que valiera, y todo lo que se refería a la información debía ser revisado y supervisado. Este ejemplar en concreto fue la publicación oficial para detallar aquellas lecturas que, entonces, eran contrarias al dogma establecido. Por eso debían ser requisadas y llevadas a los organismos eclesiásticos. El no hacerlo implicaba un castigo cuya gravedad determinaban los tribunales, ya que podía ser penado con la muerte en la hoguera. Con estas prohibiciones se trataba de frenar la entrada de la Contrarreforma, iniciada por Martín Lutero, a los territorios del Imperio español. Por ello, y dado que España era entonces un estado confesional  católico, la lectura y las ediciones de libros se convirtieron en una cuestión de vital importancia para los poderes establecidos.

Hoy en día se puede ver y leer no solo el mencionado índice, sino también algunos de estos libros que fueron sacados de la circulación y encerrados en los conventos. “Tenemos varios en el Fondo Antiguo”, apunta Mari Carmen Aguilar, “en los que se ven incluso los pasajes eliminados con tinta, que se utilizaba para tapar el texto que estaba prohibido leer”.

En cuanto al cómo llegaron estos libros prohibidos a la Real Sociedad Cosmológica, se baraja la hipótesis de que, una vez requisados, se guardaron en los conventos de los dominicos y franciscanos que había en La Palma. “Tras la desamortización de Mendizábal”, explica Mari Carmen Aguilar, “se crearon unas comisiones científicas para enviar todo el patrimonio documental a los sitios requeridos, y ahí se produjeron algunos olvidos”. La isla era el último puerto antes de viajar a América, de modo que se extremaba la vigilancia de la Inquisión y el Santo Oficio para evitar que estas publicaciones viajaran al nuevo continente. Se cree que de los conventos pasaron en herencia a las familias y que, con los años, estas los donaron a la biblioteca. “De ahí que sea tan importante este estudio de la catalogación de nuestros fondos”, subraya Mari Carmen, “porque de otra forma nadie sabría ni que se han conservado ni que están aquí y se pueden consultar”.

La Real Sociedad Cosmológica de Santa Cruz de La Palma está ubicada en el inmueble del antiguo pósito municipal.

Y es que el viaje en el tiempo que se puede realizar con la investigación de los libros prohibidos se inicia desde que se llega al mismo inmueble de la Real Sociedad Cosmológica de Santa Cruz de La Palma, ubicada en el edificio del antiguo pósito municial. Al visitante lo recibe una escalera de acceso estilo imperio que deja sin respiración. En el interior se pueden encontrar blasones y escudos de familias de la ciudad de Santa Cruz de La Palma, así como los escudos de las antiguas fortalezas y portadas de acceso a la misma. Además, guarda una elegante tribuna barroca del siglo XVII, realizada en madera lacada procedente de la familia Arce y Rojas, o la primera prensa de madera llegada a La Palma en el siglo XIX. A estos objetos museísticos hay que añadir un fondo documental que supera los 25.000 volúmenes y un valioso archivo procedente en gran medida de los fondos de los conventos desamortizados de la isla. Además, en la hemeroteca de esta centenaria sociedad, se puede consultar la prensa periódica publicada en La Palma desde 1863.

Todo ello le ha valido a la Real Sociedad Cosmológica de Santa Cruz de La Palma el reciente reconocimiento en la Guía Michelín, donde se ha destacado como lugar de visita obligada en La Palma. Asimismo, también ha aparecido este año en un artículo en el periódico de tirada nacional El País con el plano del siglo XVIII de la capital palmera, Palmaria Civitas, propiedad de la institución, para ilustrar el reportaje El irlandés que emigró a España y cambió la historia. En este se informa sobre el comerciante Dionisio O’Daly, quien, en 1773, logró que Santa Cruz de La Palma fuera el primer Ayuntamiento de todo el país en elegir a su gobierno por sufragio.

Así es como la Real Sociedad Cosmológica de Santa Cruz de La Palma continúa en la actualidad la labor con la que se creó en 1881 de favorecer el pensamiento y la defensa de la cultura en la isla. Por ello, ha recibido notables reconomientos. De hecho, su biblioteca, que fue creada en 1909 y denominada Cervantes en honor del autor de Don Quijote de La Mancha, ha sido distinguida con la Medalla de Oro de la Ciudad, concedida por el ayuntamiento capitalino; con el premio José Pérez Vidal y la Medalla de Oro de la Isla del cabildo insular y con la Medalla de Oro de Canarias otorgada por el Gobierno de Canarias. Igualmente, ostenta el título de Real, por lo que S.M. el Rey es el presidente de honor de la misma.

Article Categories:
Cultura

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share