May 2, 2018
0 0

José Víctor Fuentes: “El que viene al Festivalito se va alucinando, porque ha vivido una experiencia creativa, una fiesta y una convivencia única”

Written by
Share

La libertad creativa tiene nombre propio con el Festivalito La Palma_Festival de Cine de Las Estrellas. Este 2018 se celebra su décimo tercera edición, un logro para un certamen que desde 2002 viene ofreciendo una propuesta diferente no solo para rodar cine, sino también para vivir en el día a día sin perder lo que define al ser humano: la capacidad de pensarse a sí mismo para crear y transformar lo que le rodea. Pocos saben que el cineasta y director del Festivalito La Palma, José Víctor Fuentes, licenciado Dirección de Empresas Turísticas, se define a sí mismo como un creador “imprevisible”, una cualidad con la que ha logrado hacer un hueco a este certamen en el panorama de festivales internacionales de cine. Y es que este evento, que  organizada a través de la productora Chukumi Studio, se ha convertido, en su opinión, “en una herramienta turística para La Palma”. Del 18 al 26 de mayo las calles de Santa Cruz de La Palma y Los Llanos de Aridane volverán a llenarse de rodajes, de proyecciones, de monólogos teatrales, de conciertos, pero también, y como novedad este año, de gastronomía. “El que viene al Festivalito La Palma se va alucinando”, asegura en esta entrevista, “porque ha vivido una experiencia creativa, ha disfrutado de una gran fiesta y ha tenido una convivencia única”. De hecho, son ya más de 500 los cineastas que han viajado a la isla para disfrutar de la experiencia de un festival que tiene en su haber más de 400 cortometrajes y tres largometrajes rodados en durante la semana festival. Este mes de mayo se esperan 135 artistas de 8 nacionalidades.

P-. Es director del Festivalito La Palma pero también es cineasta, y creó el certamen como una de los primeros proyectos que puso en marcha al empezar a rodar. ¿Cuántos años tenía cuando fue la primera edición en 2002?

R-. Tenía 29 años, y es que lo que no sabe mucha gente es que yo soy licenciado en Dirección de Empresas Turísticas. Por eso, siempre hemos tenido la visión de promoción exterior de la isla. Así que para nosotros lo importante era crear un certamen único en el mundo y único en el panorama de los festivales internacionales. Porque cuando tienes millones de euros para traer a las estrellas, y hacer un festival de estrellas, lo más importante es qué estrella tienes. Esto es lo que hacen la mayor parte de los festivales de cine, pero nuestra propuesta es completamente diferente. Nosotros queríamos adaptar el Festivalito a las peculiaridades propias de la isla, y a mí en La Palma no me pegaba un festival de estrellas cinematográficas de alfombra roja.

P-. ¿Por qué no hacer en La Palma un festival de estrellas con alfombra roja?

R-. Porque en esta isla no pega construir grandes hoteles. Para mí es una isla ideal para venir a disfrutar del turismo rural. Si te vas a Gran Canaria, Lanzarote o Fuerteventura ya hay grandes hoteles. También pienso que ese tipo de turismo no deja grandes beneficios. Es el modelo de turismo que ha imperado en España pero, curiosamente, se está tratando de cambiar. Para mí, la isla te pide otra cosa. Por eso le dimos a La Palma lo que creímos que se adaptaba mejor a ella: un festival casi de multiaventura cinematográfica. Como era único y era diferente, además de que a nivel tecnológico fuimos pioneros en el año 2002, entonces se llegó a toda España y a muchos países del extranjero. Además, trajimos al proyector más importante de Europa de cine digital para proyectar películas en medio de un volcán. Los invitados y los medios de comunicación no se lo creían. Ese fue el motivo por el que se hicieron eco de que existíamos. Pero, claro, en esa edición tuvimos presupuesto para hacerlo. Si ahora tuviéramos dinero traeríamos a los que están haciendo realidad virtual en el mundo y sucedería lo mismo.

P-. Del 18 al 26 de mayo llega la décimo tercera edición del Festivalito La Palma_Festival de Cine de Las Estrellas. ¿Qué balance hace tras estos años de cine vivo?

R-. Nuestro festival es una mezcla de arte y espectáculo aquí en La Palma, pero dentro del marco presupuestario con el que contamos, que este año es de 90.000 euros, cuando en 2017 tuvimos 93.000 euros. También en esta edición hemos querido darle una vuelta de tuerca a la temática del certamen, que antes tal vez estaba más relacionada con el cine independiente, de autor. Nos centrábamos más en hacer cine por el cine, por el simple placer y por diversión, así como en la convivencia, que siempre ha estado presente desde el primer momento. Pero ahora queremos que el cine no sea el objetivo final sino que sea una herramienta para más cosas, como es tratar de crear un cambio de conciencia en la sociedad a través del cine, para que las personas seamos más conscientes de lo que nos rodea, del modo de vida que impera en nuestra sociedad. No queremos proponer ningún estilo de vida, sino animar a pararnos y echarnos un vistazo hacia dentro, algo que es fundamental en este momento. Creemos que hay muchas maneras de hacerlo. Hay quien se retira al campo, pero nosotros queremos hacerlo a través de eventos festivos. Porque buscamos llegar al interior de las personas a través de actividades lúdicas, fundamentalmente a través de la proyección de películas y de las actividades creativas como son los rodajes cinematográficos. También tenemos otro tipo de actividades, como los monólogos teatrales y los conciertos. Y ahí está el reto, tratar de hacer todo esto con el presupuesto que tenemos, que no es fácil.

P-. ¿En qué han favorecido a La Palma los cortometrajes que se han rodado en el Festivalito?

R-. Creo que el Festivalito es otra herramienta más de promoción turística de la isla de La Palma, porque el cine entra por los ojos y llega al corazón. Todos tenemos Nueva York en la mente por las películas, y a lo mejor no hemos ido nunca, pero algo se te mete dentro y al final, viendo los cortos que se ruedan aquí, quieres venir a La Palma. Es una herramienta de promoción subliminal. Con ella no solo conoces la isla, sino que te haces una idea del estilo de vida que hay en La Palma por cierto tipo de filmes que han sabido retratar la idiosincrasia que hay aquí. Porque muchas veces las películas llegan más a las personas que una noticia del telediario. Por eso contamos con el apoyo del Cabildo de La Palma, máximo impulsor del certamen y su patrocinador principal, a través de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico, de la Consejería de Turismo y del Astrofest. También colaboran el Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane, el Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma, el Gobierno de Canarias a través de Canarias Cultura en Red y Dorada Especial. Asimismo, es necesario destacar la implicación del Instituto Canario de Hemodonación y Hemoterapia del Gobierno de Canarias, la Consejería de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento con su programa Codecan, así como la participación de instituciones y empresas palmeras como la Jefatura de la Quinta Subinspección General del ejército español, el Ayuntamiento de El Paso, el Hotel Hacienda de Abajo, Casa Cabrera, la Agencia de Aduanas Feligar, Fundación Cajamar, Viajes Oasis, el Hotel Valle Aridane, Viajes Insular, Apartamentos la Fuente, la Escuela de Arte Manolo Blahnik isla de La Palma, restaurante El Duende del Fuego, Vinos Teneguía, la distribuidora Digital 104, Hyundai y Transportes Insular La Palma.

P-. En esta edición la actividad de los rodajes se apoya en nuevas actividades festivas, ¿cómo se une cine con gastronomía, por ejemplo?

R-. Los rodajes siguen siendo el centro del Festivalito La Palma. Nosotros nos hemos dado cuenta de que, por encima de todo, este es un festival de cine donde se hacen películas, de hacer películas en convivencia. Eso significa que los participantes conviven con las estrellas y también con las personas de la localidad donde se quedan, y con las de la localidad que visitan; por eso esa semana de rodaje está rodeada de otro tipo de actividades. Este año la más peculiar de todas, y que además no la hemos hecho nunca es el G-Astro-Cine, que se realizará tanto en la Plaza de España de Los Llanos de Aridane como en la Plaza de Santo Domingo de Santa Cruz de La Palma. En ellas habrá una serie de kioscos, tematizados con referencias a las estrellas, donde los que asistan podrá degustar tapas creadas por los cocineros más interesantes que hay ahora mismo en la isla, beber cerveza artesanal o vino palmero mientras disfrutan del espectáculo. Porque realizaremos proyecciones, pero también habrá monólogos de teatro y conciertos. Como nuestro objetivo es ser un festivalito, no queremos poner solo una proyección sino una proyección más vino, más refresco, más tapas, más té, más música…Porque es una festival para el gran público, ya que como decía no queremos llegar solo a los amantes del cine, sino que proponemos una serie de actividades para que, mientras estés picoteando y bebiendo a lo mejor, de repente, te quedes impactado por lo que estás viendo en la pantalla. Porque si no ofrecemos esta propuesta de actividades lúdicas, tal vez no  te hubieras acercado nunca a la plaza a ver una película que te puede cambiar la vida.

P-. Esta intención del Festivalito La Palma de provocar un cambio de conciencia y llegar al gran público no es fácil. ¿Ha sido este el motivo por el que se han introducido actividades más populares en la programación del certamen?

R-. Las actividades que proponemos son populares sí, y gracias a ellas las personas ya están disfrutando comiendo y tapeando, así que lo aprovechamos para proyectar una película que te va a llegar a las entrañas, igual sin que te des cuenta. El poder del cine es impresionante y un ejemplo claro es la última película de La Guerra de las Galaxias (Star Wars), Los últimos Jedi, que la puedes ver como una película de ciencia ficción, de lucha, de guerras y acción, pero en realidad cuenta el cambio espiritual de los guerreros; lo que ocurre es que la empaquetan con fuegos artificiales. Nosotros pretendemos hacer eso a pequeña escala en el Festivalito La Palma con kioscos en la plaza, pero tratando de incluir una temática que, si estás atento, te va a tocar muy adentro. Porque en el cine y en el arte hay muchas propuestas que nos animan a intentar que el mundo sea de otra forma. Eso pretendemos hacer también incluyendo teatro. Tenemos dos monólogos, uno de Kike Pérez y Aarón Gómez, y otro de Nayra Ortega Medina, así como varios conciertos, como el de Avernessus, que estará en la Ceremonia de Clausura del XIII Festivalito La Palma. También estamos cerrando los conciertos de Antonio Arias y Niño Maldito.

P-. ¿Cree que el Festivalito La Palma infravalorado?

R-. No creemos que esté infravalorado, sino infrautilizado. Entiendo que es complicado para instituciones públicas y privadas invertir en una serie de eventos y no en otros, y yo no estoy en la piel de quién decide sino que estoy en la piel del que organiza el Festivalito La Palma. Por eso entiendo que de este evento, ahora mismo, se aprovecha la punta del iceberg. Podría llevar más y más lejos el nombre de La Palma con la propuesta de actividades y la repercusión que tiene no solo en la industria del cine, sino en muchos sectores con los que está relacionada su programación. Porque nuestro objetivo es llegar a todos los públicos, no solo a los aficionados al cine y a la cultura, ya que está claro que a esas personas llegamos, sino también al gran público; pero para eso hay que recorrer un camino en el que se necesitan muchos más medios. También queremos tener esa presencia internacional que teníamos en las nueve primeras ediciones, porque ahora, a pesar de que curiosamente vienen participantes extranjeros pagándoselo ellos todo, como de Francia, Bélgica y Alemania, no podemos permitirnos difundir el festival a nivel internacional como hacíamos antes, cuando teníamos un gabinete de prensa que atendía a los medios internacionales. Ahora no lo tenemos, porque económicamente no podemos asumir este gasto. Pero no nos rendimos y seguimos teniendo la ambición de llegar a todos, tanto a los habitantes de La Palma como toda España y, por supuesto, al extranjero. Porque ya lo hemos hecho.

P-. ¿Cómo se definiría como cineasta?

R-. (Sonríe) Como cineasta me definiría como imprevisible. Para mí el cine es un acto de libertad creativa absoluta, así que nunca sé cómo va a terminar una película cuando la empiezo, por muchos guiones que escriba y por mucho que la prepare. En este sentido, en el mundo en el que vivimos puedo ser libre o no, pero en mi cine hago lo que yo creo, porque para mí es un medio de expresión, y como tal me expreso a mi manera. Que le guste a la gente o no es algo que viene después. Ojalá, pero creo que si ganase el Festival de Cannes algún día seguiría diciendo lo mismo, diría que hacer cine para recibir premios no es el objetivo. Si te los dan mejor, porque te vas a casa y eres más guapo que cuando no ganabas el premio. Pero ahora mismo me siento realizado, porque he hecho lo que he querido. Si me muero mañana no diría que no hice lo que quise a nivel cinematográfico, en este sentido estoy contento. He rodado casi una docena de cortometrajes y tres largometrajes de esta forma 90 minutos & I love you, 11211. El barrio de las avenidas que se bifurcan y La Luz de Mafasca.

P-. ¿Qué proyecto tiene en marcha, además del XIII Festivalito La Palma?

R-. Estoy rodando un largometraje documental Yo, me, mi, nosotros, a caballo entre La Palma, Gran Canaria y Chile. Espero tenerlo terminado antes de final de año y es mi primera incursión en este género, porque ya había creado documentales antes para la televisión. En este caso el protagonista soy yo, aunque más bien tendría que decir mi otro yo. Habrá que verlo para entender qué yo es ese (sonríe).

P-. ¿Hay diferencia cuando un festival de cine está organizado por un cineasta a cuando lo organiza una empresa o institución que no tiene que ver con el séptimo arte?

R-. El Festivalito La Palma está organizado por un grupo de personas que hacemos cine, con lo cual sabemos lo que les gusta a los cineastas. Porque para que este festival funcione tienen que venir cineastas a La Palma, algunos los invitamos nosotros y otros vienen por su cuenta y riesgo, lo cual tiene todavía más mérito. Así que para que vengan y repitan y repitan, como les pasa a muchos, tienen que sentirse muy a gusto, y como somos cineastas, sabemos cómo conseguir esto. Por otro lado, somos personas a las que nos gusta organizar eventos, de modo que también sabemos cómo organizar excursiones para irnos a comer al campo o hacer fiestas en la plaza, más que meternos en una discoteca. Así que el que viene al Festivalito La Palma se va alucinando, porque ha vivido una experiencia creativa, ha disfrutado de una gran fiesta y ha vivido una convivencia única. Además, somos especialistas en turismo, así que aunamos turismo, fiesta y cultura. Con eso hacemos nuestro coctel de cultura y espectáculo.

P-. ¿En estas trece ediciones, a cuánto público  ha llegado el Festivalito La Palma?

R-. Por un lado tenemos el público de internet y por otro el público local. Hay que decir que el público de Internet le pega una paliza al público local, porque hay cortos que se han rodado en La Palma durante el certamen que tienen un millón de visitas en YouTube, eso un solo corto. Y se han rodado 400 en las trece ediciones que están colgados en Internet. Así que en Internet son cinco millones, según el último estudio que hicimos con las reproducciones de los cortos de los cineastas. Porque hay que tener en cuenta que ellos los cuelgan en sus cuentas, además de colgarlos nosotros en nuestro canal del Festivalito La Palma. A nivel local la cosa cambia, porque tenemos actos multitudinarios, como la Ceremonia de Clausura, en el que llenamos el Teatro Circo de Marte, o la Plaza de Santo Domingo, con la proyección de la Maratón de La Palma Rueda, a la que en 2017 asistieron 450 personas. Pero también es verdad que tenemos actividades a las que van menos personas, de modo que tal vez en cada edición asistan 3.000 personas. También hay que contar las noticias que se generan durante la semana del certamen en los informativos de los principales medios de comunicación escrita, de radio y cadenas de televisión, así como en las redes sociales, y que pueden llegar a 10.000 personas. Pero yo siempre digo que tenemos mucho que hacer.

P-. ¿Por qué habría que asistir a las diferentes actividades que se proponen en el Festivalito La Palma?

R-. Primero porque te va a sorprender, y algo que te sorprenda en la vida ya es muy emocionante. Segundo porque probablemente acabes tomando conciencia de ti mismo sin que creas que te están comiendo el coco. Y, para terminar, porque todos llevamos una persona creativa dentro, no sé si todos somos artistas pero sí que llevamos la creatividad dentro y, como yo creo en la energía, el Festivalito contagia esa energía creativa al que se acerca, sea cual sea su profesión. El Festivalito te hace creer que es posible crear porque ves a todo el mundo haciendo cosas creativas.

 

 

 

 

Article Tags:
· · · · ·
Article Categories:
Canarias · Entrevistas · La Palma

Comments to José Víctor Fuentes: “El que viene al Festivalito se va alucinando, porque ha vivido una experiencia creativa, una fiesta y una convivencia única”

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share