Mar 28, 2018
0 0

Inspiración y devoción en el Museo de Arte Sacro de la Parroquia de Nuestra Señora de Los Remedios de Los Llanos de Aridane

Written by
Share

Los pasos resuenan en los museos y la respiración rebota en las paredes. Porque lo que allí se muestra son pedazos del corazón que los artistas trabajan con sus manos, por eso su contemplación agita al que mira y, por eso también, en estos lugares hay mucho del recogimiento de los templos. Si además se trata de un museo de arte sacro, la devoción, la admiración y la fe convierten la visita en un acto que sana también las heridas del espíritu o, por lo menos, les otorga el refresco necesario para que se inicie su curación.

El Museo de Arte Sacro de la Parroquia de Nuestra Señora de Los Remedios de Los Llanos de Aridane ha sido pionero en su estilo en Canarias, ya que fue inaugurado en 1978 y reformado en 2013 con la colaboración del Cabildo de La Palma. De esta forma, conserva el legado de hace siglos que además se muestra con un discurso dispositivo que le aporta contenido y un hilo conductor organizado en 10 unidades temáticas como imaginería, platería, o textiles. Actualmente se puede visitar de lunes a sábado de 10.30 a 13.00 horas.

La Iglesia Nuestra Señora de los Remedios de Los Llanos de Aridane conserva en este museo un tesoro de hace siglos que, además del fin litúrgico, también posee el legado de los emigrantes, así como el sentir del pueblo que ha donado en sucesivas generaciones parte de las obras de arte se sus oratorios privados. De hecho, alberga valiosas imágenes, platería, cruces y cálices del siglo XVII. También destaca el apartado textil, que incluye preciadas vestimentas de santos y ornamentos litúrgicos realizados con seda de El Paso. Y es que durante el siglo XVIII y XIX las sedas que se fabricaban en la isla llegaron a ser el centro sedero más importante de toda Canarias, formando parte de la ruta de la seda en todo el mundo.

La unión de arte y fe ha sido una de las más fructíferas de la historia, ya que un artista inspirado es capaz de crear obras con las que los fieles, con sólo una ojeada, sienten que aquello que palpita en las vidrieras, que resplandece en los autos sacramentales o que se porta recorriendo las calles durante las procesiones tiene que ver con algo que no es de este mundo. La inspiración divina se manifiesta de todas las maneras imaginables e inimaginables y, por supuesto, la creación es una de ellas.

Por eso, la primera emoción que invade al llegar ante las vitrinas de este museo de arte sacro es el recogimiento, ya que muchas de estas obras son el mejor ejemplo de cómo la fe mueve la devoción de los fieles. La mayoría permanece solo expuesta en el  museo, pero algunas se muestran en los actos religiosos de la Semana Santa, entre ellas los cálices de plata. Y es que la colección más importante reúne piezas de origen americano de interés internacional, ya que los plateros de La Palma utilizaban la misma técnica que los de ultramar. Además, buena parte de estas obras de arte fueron traídas del nuevo continente. Así, pueden disfrutarse creaciones yucatecas que han sido catalogadas como las únicas por el momento en España. También hay piezas de origen caraqueño, cubano, mexicano, o de Mérida del Yucatán. Todas ellas son reflejo de la geografía migratoria del palmero en América.

Esta destacada colección de platería americana ha sido estudiada recientemente por los miembros del  VI Congreso Internacional La Plata en Iberoamérica Siglos XVI a XIX. 40 congresistas y expertos de renombre mundial se desplazaron hasta el museo para admirarla en 2017, con el apoyo del Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane.

El hilo conductor es este museo es de tipo cultural, social, simbólico y litúrgico. La platería se agrupa en esta temática que consta de banquete sagrado de la eucaristía, y el ajuar que compone la mesa del altar. En él se pueden admirar toda una serie de piezas como cálices, símbolos, emblemas, casi todas realizadas en la isla a partir del siglo XVI. También junto a ellas se encuentran piezas litúrgicas de procedencia española y europea.

Asimismo, hay que destacar que los textiles ocupan un importante puesto en la museografía. El recorrido contempla dos conjuntos, uno que reúne prendas que conforman la indumentaria mariana que existía en el traje cortesano. Y en el cuarto de la seda hay una excelente representación del desarrollo del imperio textil desde el siglo XVII al XIX. Estas telas preciosas fueron labradas en las mejoras fábricas de sederías procedentes de Sevilla, Granada, Toledo, Valencia e incluso de León y Génova, en los casos de las sedas europeas, entre las que destacaban las sedas de La Palma.

Article Categories:
La Palma

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share