Nov 29, 2017
0 0

Guadalupe González: “Coalición Canarias ha demostrado su apuesta clara y la lucha por que La Palma tenga las infraestructuras que necesita”

Written by
Share

Guadalupe González conversó en “La Mañana en La Palma”de Cope La Palma  sobre el puerto de Tazacorte, la importancia de hacer oposición responsable y la necesidad de mantener en alto el ánimo de los palmeros.

Diputada, ¿qué le parece eso de que desde el Partido Popular digan que no pueden salir ustedes a defender el puerto de Tazacorte, después de tener el puerto abandonado sin que la obra concluya?

— Bueno, yo creo que Coalición Canarias, a lo largo de los años, ha demostrado su apuesta clara y la lucha por que La Palma tenga las infraestructuras que necesita. Siempre hemos tenido oposición, a veces, lamentablemente, no de los vecinos de la zona sino de los propios políticos de los otros partidos.

Eso es muy negativo para nosotros, porque en otras islas los partidos se unen para defender las infraestructuras de la isla. Eso a veces nos perjudica.

Pero de todas formas nosotros siempre hemos defendido el puerto de Tazacorte y también el de Santa Cruz de la Palma. Es curioso, dicen: “es que una isla no pude haber dos puertos”. En Canarias hay islas que tienen tres, y no islas enormes. La Gomera tiene varios puertos. En Lanzarote y en Fuerteventura hay varios puertos y no pasa nada. Yo no veo allí que nadie se plantee por qué hay varios puertos.

El puerto de Tazacorte no está terminado, ojalá lo estuviera. Y es curioso: no está terminado por el recorte de financiación que produjo el propio gobierno del Partido Popular. Entonces, ¿eso quita o pone? No, pero si se hubiera puesto el dinero ya estuviera terminado

No está terminado, vale. Pero vamos a aprovechar lo que tenemos y vamos a seguir luchando porque se termine. ¿Cuánto tiempo se tarda en construir un puerto?, ¿por qué estamos pidiendo también la ampliación del de Santa Cruz de la Palma? Los puertos son infraestructuras que van creciendo, que se van haciendo a lo largo de un montón de años, pero hay que empezar.

El puerto deportivo, que está en Tazacorte, es el puerto más rentable de los puertos canarios. Es un puerto que tiene una media de ocupación de entre el 70 y 80 % todo el año, y está generando muchísima riqueza para la zona de Tazacorte y de todo el valle de Aridane.

¿Qué queremos nosotros? Primero, aprovechar el puerto que hay, y el puerto que hay se puede aprovechar para cruceros de pequeño y mediano tamaño, no para los grandes porque no tiene tamaño para eso. Dicen: “es que vienen 100 personas”; yo pedí en el Parlamento, y se aprobó por unanimidad, que el gobierno canario trabajara para traer cruceros a Tazacorte.

Siempre dije que iban a ser cruceros de pequeño y mediano tamaño, claro. Pero es que si todos los días empiezan a venir cruceros de 300 o 400 personas, toda la zona del puerto y del valle de Aridane se verá beneficiada.

Esos cruceros de pequeño y mediano tamaño normalmente son en los que viene la gente con más recursos, porque son como los hoteles. Es igual que con los hoteles: hay unos de 5 estrellas, enormes, pero la gente con más dinero va a buscar hoteles con encanto, más pequeños y medianos, no quiere masificación.

Los cruceros de mediano tamaño normalmente son más caros y viene gente con mayor poder adquisitivo. Entonces, bienvenidos sean, y vamos a seguir luchando para que el puerto se termine. Por lo visto vamos a tener que seguir luchando en solitario; no hay problema, estamos acostumbrados. Pero que quede claro que desde Coalición Canaria vamos a seguir luchando para que el puerto de Tazacorte siga creciendo y se convierta en el puerto que queremos.

Y también el de Santa Cruz de la Palma. Lo que tenemos que hacer es seguir luchando para que esta isla avance. Ojalá luchemos todos juntos y rememos todos en la misma dirección, pero si no es así, nosotros lo vamos a seguir haciendo sin ningún tipo de problema, porque nosotros no nos escondemos.

¿No se hace demasiada política en esta isla? Uno lee un día algo que le parece una buena noticia, pero luego lees a cualquier político diciendo: “está muy bien, pero…”.

— Yo siempre he dicho que la gente no es boba, la gente sabe perfectamente lo que se está diciendo. Cuando se hacían presupuestos hasta hace un año o dos, decían: “los presupuestos son malísimos para La Palma”. Hubo diez años de eso, esos eran los titulares.

Nosotros explicábamos que los presupuestos no es que maltraten a La Palma, es que han bajado un 20 o 30 %, es que no se puede más. Lo que pasa es que ahora nosotros también vamos a luchar por más cosas. Ese era siempre nuestro trabajo, porque tampoco era buena esa interpretación porque no era real.

Ahora resulta que los presupuestos son buenos y no son capaces de decirlo. Resulta que son buenos pero que no se van a ejecutar. Yo creo que la gente sabe de lo que estamos hablando, estos son unos buenos presupuestos. Afortunadamente hemos salido de esos presupuestos en los que cada año recortaban un 10% y ahora estamos en una época en la que van mejorando las cosas, pero todavía no han mejorado para todo el mundo, eso también hay que decirlo.

Han mejorado las cifras macroeconómicas, han mejorado el presupuesto de las consejerías, del gobierno, los presupuestos locales; eso nos permite hacer más cosas y está muy bien, pero hay que pensar que hay un montón de gente que está en paro todavía, que hay gente a la que hay que ayudar a salir de esa situación.

Por tanto, este presupuesto tiene que activar la economía, que permita que la gente encuentre un puesto de trabajo. Ese será el éxito del presupuesto.

Para mí la parte más importante de los presupuestos no es la que tiene que ver con las inversiones, sino que esas inversiones y todo el presupuesto activen la economía.

Cuando se invierte hay una empresa que se contrata, esa empresa contrata trabajadores y hay un montón de gente que empieza a trabajar. Para mí esa es la parte importante de la inversión, y que luego quede para una inversión futura.

Por ejemplo, si se invierte en el puerto generamos puestos de trabajo, pero además se empieza a generar actividad económica que a su vez revierte en los comerciantes, en los restaurantes… eso es un círculo de la economía que hay que activar, y ojalá que estos presupuestos lo logren.

A mí me da la sensación de que aquí se hace demasiada política con todo… Vive uno como en una vorágine que no sabe…

— Yo creo que eso no es política. Yo defiendo la política, solo que hay acciones políticas buenas y malas.

Cuando uno se presenta a unas elecciones y dice que va a hacer ciertas cosas, después lo intenta cumplir e intenta salir adelante lo mejor que se pueda; no siempre lo logras, pero lo intentas.

Yo creo que no se trata tanto de política, sino de unas determinadas formaciones políticas que creen que la rentabilidad electoral que van a obtener, la obtienen desde la crispación y desde el enfrentamiento con el partido que está gobernando.

Yo no creo que sea así. Además, es curioso que el partido que encabeza esa línea de trabajo es uno que no tiene ningún problema con que nosotros en Madrid saquemos adelante los presupuestos del estado español, o cuando aplicamos el artículo 155 y ayudamos al Partido Popular a salir de un embrollo, o cuando apoyamos a un gobierno que está en minoría.

Nosotros todo eso lo hacemos desde la responsabilidad y desde el entendimiento de que Coalición Canaria ha sido un partido con responsabilidad en España cuando han tocado los momentos difíciles.

Y hemos tenido que tomar decisiones difíciles para nosotros que, estoy segura, nos han pasado factura electoral algunas veces, pero lo hemos hecho por responsabilidad.

Ahora, lo que no entiendo es que cuando eso mismo pasa en Canarias, cuando llevamos unos presupuestos que pasan la primera fase y deben pasar a la segunda, cuando llevamos un Régimen Económico y Fiscal (REF) que es aprobado por unanimidad en el Parlamento, cuando vamos sacando con amplio consenso las grandes decisiones que hay que tomar en Canarias, eso se infravalora y se menosprecia por parte del mismo partido que te apoya.

¿Por qué no pueden decir “gracias”? Nosotros lo hemos hecho con el Partido Popular, el Partido Socialista, Podemos… es lo lógico.

Pero bueno, así van las cosas, yo lo tengo claro. Volviendo al caso de La Palma, vamos a pelear por las cosas que necesita esta isla. Hemos reconocido cuando lo hemos hecho mal, lo vamos a seguir reconociendo, pero hemos hecho muchas cosas buenas y las vamos a seguir haciendo.

Somos el partido que, cuando está gobernando, echa las cosas adelante. Por ejemplo, la carretera del sur se va a empezar a asfaltar, ahí está Onán Cruz en la viceconsejería echando adelante los proyectos de La Palma y del resto de Canarias.

Se hace complicado llegar al gobierno de Canarias a buscar dinero, a buscar recursos para La Palma, cuando se lee sobre los proyectos estancados…

A ver, aunque mi partido sea el que está gobernando, mi obligación es cuestionar al consejero y a la comisión, de forma pública, sobre los proyectos. Porque al final, desde el grupo parlamentario y desde nuestra posición como diputados, estamos en la necesidad de ir exigiendo y planteando que se hagan las cosas. Si nosotros no luchamos y recordamos, a lo mejor ellos no son tan conscientes de lo que hace falta.

Pero en todo caso, yo creo que estamos acostumbrados. Yo no oigo nunca a un diputado de Tenerife (pongo el ejemplo porque son los que más pelean por sus infraestructuras) decir “no haga un túnel en Tenerife”. Al revés, están todo el día peleando para que se haga su infraestructura, y el presidente del Cabildo está todo el día en los medios de comunicación haciendo la solicitud.

Yo no lo entiendo, nunca he entendido ese posicionamiento. Con relación al puerto de Tazacorte, el portavoz del Partido Popular dijo que eso era un despilfarro de dinero. Yo le dije que a la vez que se hacía el puerto de Tazacorte se hizo el pabellón polideportivo de Gran Canarias, donde juega el Granca. Se gastó el mismo dinero, en plena crisis.

Le dije que no iba a decir que no se haga el pabellón polideportivo del Granca, como hacen ellos, pero fíjese, esta es una infraestructura que genera puestos de trabajo. ¿La otra también? Bueno, perfecto. Pero qué curioso que todo el mundo apoye que se construya un pabellón polideportivo en Gran Canarias que costó unos 60 o 70 millones, que es justo lo que ha costado el puerto de Tazacorte.

Qué curioso que a un partido le parezca bien que se haga un pabellón polideportivo en el mismo momento en que se está haciendo un puerto en una isla. Entonces qué pasa, ¿se puede gastar mucho dinero en Gran Canarias pero en La Palma no?, ¿por qué?

¿Por qué la misma inversión en Tenerife o Gran Canarias se entiende y en La Palma no? Si en vez de ser un puerto de Tazacorte fuera uno de los puertos que está defendiendo el Partido Popular en Tenerife, la situación sería diferente.

A mí lo que me da rabia es que los representantes públicos de La Palma se quejen de que se invierta dinero en La Palma, me parece mal. Usted puede decir que le parece más prioritario esto que aquello, vale, pero que no me puede decir que no venga el dinero.

Llevamos años luchando por lo que nos toca y ese dinero nos toca, no puede pedir que no se invierta en La Palma, que no se hagan puertos y carreteras.

Por eso le decía yo que en esta isla se hace demasiada política. Por ejemplo, con el asunto del Fondo de Desarrollo de Canarias (FEDECAN)…

—A mí me tocó varias veces defender el FEDECAN como concepto en el Parlamento. Algunos de los posicionamientos han sido sobre por qué el FEDECAN se invertía en todas las islas y no en función de la población.

Y luego, está bien que se invierta en educación y en sanidad en el FEDECAN, pero si no conseguimos puestos de trabajo esta tierra no va a salir adelante, y hacer inversiones para que una sociedad salga adelante es un principio económico que no es de países comunistas, vamos a decirlo así… Vamos a poner un ejemplo que la gente entienda: Estados Unidos.

Estados Unidos cuando quiere salir de la crisis, lo hizo Obama, sale a base de inversión pública, y así es como activa la economía. Yo no soy economista, pero lo entiendo perfectamente. Esto además se aplica en países de distintas ideologías.

Eso es lo que hace el FEDECAN. Lo que pasa es que, en vez de destinar un 80% de la inversión a Tenerife y Gran Canarias y repartir el 20% en las otras cinco islas, es mejor repartirlo entre todas las islas en función de sus necesidades.

Ahora, el FEDECAN se ha discutido mucho en el Parlamento, pero la inversión del FEDECAN por islas solo se ha discutido de La Palma, al menos en el parlamento canario. No sé si en los debates internos de los cabildos se ha hablado de eso.

Creo que el Cabildo y los ayuntamientos tienen que ponerse un poco las pilas, nosotros también estamos en el Cabildo y somos autocríticos.

Yo le compro esa idea. El otro día lo decía aquí a otro compañero suyo. La mayor parte de los retrasos en el FEDECAM son por la burocracia en el Cabildo y los problemas al ponerse de acuerdo los ayuntamientos y el Cabildo. Pero a donde quiero llegar es que yo no veo que otros los aireen. Lo nuestro parece una telenovela que va retrasmitida en todos los canales, en todas las horas, en cualquier cosa que se hace.

Hay un problema de concepto. Cuando tienes que criticar algo lo criticas, pero nunca me ha gustado la oposición destructiva porque creo que no es buena para la isla, hay otras formas de hacer oposición.

A mí me gusta hacer una oposición constructiva, que es proponer. Porque es verdad que la gente está muy cansada de que esta isla vaya para atrás, de que se nos vayan los chicos. A mí me pasa, yo tengo dos hijos, una está estudiando pero el otro lo tengo fuera. Y si mi hijo no quiere venir porque le gusta vivir en otro sitio, pues perfecto. Pero quiero que, si quiere venir, tenga oportunidades y pueda conseguir un puesto de trabajo.

Tenemos problemas tan graves en esta isla. El envejecimiento poblacional, tenemos un montón de carencias, tenemos que desarrollar el sector turístico… por ahora tenemos buenas cifras, pero porque estamos desbordados en Canarias.

Eso no lo critico, lo estoy diciendo en positivo, pero tenemos que aprovechar para hacer las inversiones turísticas para consolidar ese desarrollo turístico que tenemos. Ahora es el momento: como la isla está llena, le muestras al inversor que el turismo sirve, pero hay que hacer la inversión, porque si no esto dura unos años y después volvemos a la crisis.

Es lo que pasó en los años 90. Tuvimos unos años de bonanza turística como estos, exactamente igual. ¿Qué pasó? Que en esos años no logramos hacer las inversiones que teníamos que hacer y después nos caímos.

Entonces hay que aprovechar estas etapas de bonanza para hacer las inversiones, para hacer las infraestructuras, pero también para hacer las inversiones turísticas para que haya más hoteles. Si no tenemos más hoteles, no vamos a tener más turistas y el turismo no se va a consolidar.

Entonces vamos a aprovechar. Me da pena ver a la gente triste en La Palma, porque creen que no vamos a salir adelante. Mucha gente no confía. Tenemos que generarle confianza y quitarnos esa tristeza de encima. Cualquier cosa que nos ayude a lograr ese objetivo es perfecta.

A mí no me van a encontrar desanimando a la gente de La Palma. Por ejemplo, hablo con la gente de Tazacorte y les digo que vamos a seguir luchando para que el puerto sea más grande, y me creen. ¿Por qué me creen? Porque lo hemos hecho. Cuando yo le digo a la gente que vamos a construir las carreteras que faltan, ¿quién las va a construir? Nosotros, que las peleamos siempre.

Antes de terminar quería preguntarle por dos asuntos. Si sale bien lo del proyecto de la Cueva de Carías puede darle un cambio muy importante a una zona conocida por todos los que somos de Santa Cruz de La Palma, pero que el que no es de esta zona ni la ubica…

Bueno, primero quiero agradecer a Virginia Espinoza, esto es una iniciativa suya. Me pareció muy buena, el Cabildo la apoyó, el director general de Patrimonio del gobierno de Canarias se está volcando con La Palma. No conozco el proyecto en profundidad porque lo presentaron en el Cabildo, pero creo que es un proyecto muy bueno.

La Cueva de Carías es una cosa más de Santa Cruz de La Palma y de la isla. En esta isla no vamos a vivir de las playas grandes de arenas blancas. Ojo, tenemos playas, tenemos un plan de playas y tenemos una costa aprovechable, y el Cabildo tiene en una gaveta guardado un plan de costas de desarrollo de playas que hicimos en la etapa en la que yo estuve.

Pero bueno, no tenemos grandes playas de arenas blancas, pero tenemos una isla preciosa y tenemos un montón de riqueza cultural y patrimonial que no estamos aprovechando en absoluto.

¿La Cueva de Carías va a sacarnos, como dice la gente, “de pobre”? No, pero es un punto más, igual que el Castillo de Santa Catalina, y las rutas que hay que seguir haciendo en el municipio de Santa Cruz de La Palma.

Santa Cruz de la Palma lo que tiene es patrimonio y ahora tiene una playa enorme, lo cual ayuda. Entonces hay que ayudar a recuperar casas y hay que hacer un montón de cosas. Cada una de esas cosas son piedritas en el camino para consolidar una isla que necesita ser una isla singular, y para eso tenemos que enseñar lo que tenemos. No solo la naturaleza sino también el patrimonio, tenemos cosas preciosas por ahí.

La Cueva de Carías, simbólicamente, es importante porque ahí estuvo el primer Consejo de la isla. Creo que eso nos permite a los palmeros recuperar nuestra historia y estar orgullosos de muchas cosas que desconocemos.

Concluyo preguntándole sobre el acto de esta tarde de Coalición Canaria con el consejero José Manuel Baltar, que estará en Tazacorte. Un acto para hablar del presente y el futuro de la sanidad. Es la idea de Coalición Canaria: que la gente conozca cuál es el proyecto político que ustedes tienen ahora entre manos.

—Es una oportunidad. Nosotros estamos haciendo reuniones abiertas de forma que los cargos públicos de Coalición Canaria puedan resolver las dudas, que cualquiera pueda plantearles cualquier cosa. Yo creo que es bueno que la gente vea que nuestros cargos públicos, estén donde estén, son accesibles.

El consejero Baltar es una persona que tiene las cosas tan claras. Creo que él va a explicarlo muy bien.

En sanidad veníamos de una situación muy difícil y todavía hoy tenemos varios problemas. Para nosotros el principal es la lista de espera. A mí me parece que el planteamiento que Baltar hace es que no es un plan de choque, diciendo que en un mes vamos a operar no sé cuántas cataratas, porque eso resuelve el problema de un mes y luego a los tres meses estás igual.

Él tiene un planteamiento de un análisis de las listas de espera y de solucionarlas a medio plazo, pero de una forma que se reduzcan de verdad, que no sea un espejismo de un mes porque contrataste un oftalmólogo y operaste no sé cuántas cataratas.

El planteamiento tiene que ver con la entrada a la lista de espera, cómo se gestiona y cómo se hace una mejor gestión. Apenas lleva un año y los resultados están siendo positivos.

¿Eso significa que nos parece suficiente? No, pero lo bueno es que estamos trabajando en la dirección correcta.

Venía pensando que al consejero hay que dejarlo ahí unos cuantos años, en un año no va a arreglar esto. Pero creo que la gente se llevará una grata sorpresa porque es una persona que tiene las ideas absolutamente claras, con una experiencia enorme en la gestión sanitaria.

Queremos saber lo que va a hacer y sobre las inversiones en el hospital. Este es un buen hospital, pero creo que el que lo pensó no consideró que la gente tenía que ir en guagua y que tenía que haber ambulancias. El hospital por dentro está muy bonito, además ha ido mejorando su gestión y funciona muy bien. Pero de la puerta hacia afuera, ¿nadie pensó que había que aparcar?

Pero bueno, en la etapa de crisis se priorizó el ámbito puro y duro sanitario. Entonces, todo eso que se hacía por fuera desgraciadamente tuvo que pasar a un segundo lugar. Creo que el hospital está trabajando en solucionar todos esos problemas.

Article Categories:
Entrevistas · La Palma

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share