Oct 25, 2017
0 0

Los docentes de Canarias dispondrán de asistencia jurídica y psicológica antes de que termine el curso escolar

Written by
Share

La consejera de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias, Soledad Monzón, avanzó hoy en comparecencia parlamentaria que el departamento que dirige ha iniciado ya los contactos con los Colegios Oficiales de Psicología y de la Abogacía de Canarias, para alcanzar sendos acuerdos “que permitan reforzar el apoyo de la administración pública a la labor de docencia”.

Este anuncio responde a la aplicación de una de las primeras medidas de las recogidas en el Plan de reconocimiento social y profesional del profesorado, que la Consejería autonómica pone en marcha este curso. Soledad Monzón detalló que, a partir de los acuerdos que se alcancen con los colegios oficiales, todo el profesorado de Canarias tendrá acceso a asesoramiento jurídico y psicológico por problemas surgidos en el desempeño de su labor profesional. “De esta manera” -continuó- “respaldamos a nuestro profesorado y reforzamos su autoridad en las aulas”.

De ahí que esta sea una de las numerosas medidas, acciones y previsiones incluidas en el citado Plan y que la consejera resumió hoy en el Parlamento autonómico, donde destacó la necesidad de contar con él, porque, a su juicio, son muchos los parámetros que pueden emplearse para determinar y medir cuáles son los factores que inciden en la calidad de un sistema educativo, pero, de entre todos ellos, “el factor fundamental y el que es realmente determinante en la mayor parte de los casos del éxito escolar del alumnado es su profesorado”.

Monzón profundizó aún más en esa idea y señaló que la propia Ley Canaria de Educación no Universitaria, en su preámbulo, describe el sistema educativo modélico como un sistema educativo que haga del desarrollo profesional del profesorado su piedra angular.

A partir de esa idea, el Plan de reconocimiento profesional y social del profesorado, incluido en la Ley Canaria de Educación no Universitaria, apoya el nivel de exigencia que la profesión docente requiere, respaldando al profesorado, simplificando la gestión administrativa, mejorando su situación laboral, aportándole protección psicológica y jurídica, impulsando la formación, reconociéndole sus prácticas e incrementando su marco retributivo.

Para reconocer el valor de la función docente, en la idea de que una sociedad que no valora a sus docentes no puede pretender aspirar a poseer un sistema educativo de calidad, el Plan potencia los actos y premios públicos, como los Viera y Clavijo, para el reconocimiento profesional de la docencia en general y, en particular, de los directores y directoras que finalicen, con valoración positiva, dos mandatos de dirección consecutivos, así como la del profesorado jubilado.

También potencia el reconocimiento de las buenas prácticas docentes, en el convencimiento de que cuanto más se conozca lo que se hace dentro de los centros educativos, más valorarán las familias y la sociedad en general el gran trabajo desarrollado por el profesorado y la necesidad de mantener su motivación.

Por otro lado, la consejera señaló las acciones que se han iniciado ya para mejorar el bienestar del profesorado en sus centros de trabajo. Ya desde el ejercicio pasado nos hemos propuesto actualizar todos los programas de Prevención de Riesgos Laborales de los centros educativos, junto con la actualización de los conocimientos que tienen sobre la materia los directores y directoras de los centros, así como las personas responsables de la Coordinación de la Prevención de Riesgos en cada uno de los centros educativos. Para ello, ya se realizó el curso pasado una ronda inicial de ponencias con expertos en esta materia, que sirvió de toma de contacto en todas las islas con los objetivos previstos en el Plan.

Este curso 2017-2018, se mantiene la misma metodología, concretando cada vez más el trabajo y la metodología a emplear. “El director general de Personal, acompañado por el equipo de prevención de riesgos de la Consejería, ya estuvo el miércoles pasado en Lanzarote; ayer estuvo aquí, en La Laguna, y mañana, jueves, se desplazará hasta La Palma, en sendas reuniones con los colectivos encargados de la seguridad en los centros escolares” -destacó la consejera.

Además de este apoyo, el Plan plantea varias líneas de actuación para el desarrollo profesional del profesorado, con medidas que favorecerán la movilidad del profesorado, para que pueda conciliar su trabajo con la vida familiar, al tiempo que se buscará el equilibrio con las necesidades de estabilidad de los claustros docentes.

El profesorado de Canarias tendrá también mayor y mejora acceso a todos los trámites que deba realizar, con el impulso al desarrollo de la Administración electrónica, para simplificar la gestión administrativa de los docentes y mejorar la comunicación con la Administración. Ya se ha dado un primer paso, con la puesta en funcionamiento de un portal con el que se facilitan las gestiones burocráticas y se abren nuevas vías de comunicación entre el profesorado y la administración.

“Además, se está ultimando el desarrollo de una app, que les permitirá el acceso móvil a todos los recursos que necesitan para hacer peticiones, comprobar sus solicitudes o realizar cualquier trámite administrativo con los servicios centrales de la Consejería” -avanzó la consejera.

Soledad Monzón se refirió a esta nueva app, antes de abordar el nuevo marco retributivo del profesorado, que, según apuntó, “es quizás la medida que más se ha difundido de todas las abordadas en el Plan”.

Monzón señaló que se han configurado una serie de mejoras retributivas, que están vinculadas a una mayor formación o al desempeño de puestos de responsabilidad, “lo que redundará en unos profesionales más motivados e implicados en los centros educativos y, por consiguiente, en una mayor calidad de todo el sistema educativo”.

Inicialmente, se ha variado el sistema retributivo por el de sexenios, que se empezará a aplicar el próximo mes de enero. Pero, además, en enero se empiezan a abonar otros complementos, como el de tutoría, que reconocerá así la labor adicional y la responsabilidad que supone tutorizar a varias docenas de menores de edad y ser el vínculo entre el centro y sus progenitores.

Como conclusión, la consejera señaló que la Consejería ha procurado configurar un plan que abarque todas las facetas de mejoría posibles: desde el respeto a la autoridad del docente, hasta el conocimiento de su labor o la mejora de las condiciones físicas, de salud, mentales y económicas en las que se desarrolla la actividad docente en Canarias.

“Si el sistema educativo canario está consiguiendo resultados y recortando diferencias con las medias española y europea en estudios como el PISA o en cifras de abandono temprano, se debe en gran parte a la labor diaria de cada uno de nuestros profesores y profesoras y es de justicia que toda la sociedad reconozca esa labor” -reconoció, por último, la consejera. ​

Article Categories:
Canarias

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share