May 24, 2017
0 0

El Consistorio autoriza la ejecución de la segunda fase de la EBAR de San Andrés

Written by
Share

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha autorizado al grupo Sacyr, socio mayoritario de la Empresa Mixta de Aguas de Santa Cruz de Tenerife S.A. (Emmasa), a que inicie la ejecución de la segunda fase de las obras contempladas en el proyecto de la nueva estación de bombeo de aguas residuales (EBAR) de San Andrés.

El cuarto teniente de alcalde y concejal de Servicios Públicos, Dámaso Arteaga, explica que los trabajos consistirán, fundamentalmente, “en la ejecución de los colectores de entrada y salida a la nueva estación, así como a la instalación de equipamiento electromecánico”.

“Esta última parte –precisa el edil– es de las más importantes, ya que incluye sistemas de desodorización para evitar los malos olores. También se equipará a la EBAR con la última generación de la tecnología que garantice el mínimo impacto acústico, así como con un grupo electrógeno que la deje en funcionamiento en caso de que exista algún fallo de suministro eléctrico. Todos los equipos de la estación, por último, tendrán telecontrol y telemando”.

La EBAR de San Andrés, de manera concreta, contará con un pozo de gruesos de 1,3 metros x 1,3 metros en la parte inferior y 1,86 metros x 1,86 metros en la parte superior, equipado con cuchara bivalva y polipasto para la retirada de residuos con capacidad de 0,1 metros cúbicos. Tras el pozo se colocarán 2 rejas de desbaste de 50 milímetros de paso.

También se ejecutarán 2 tamices autolimpiantes en acero inoxidable y con paso de luz de 10 y 3 milímetros, respectivamente. Su principal característica es su muy alta retención y extracción de sólidos. Cada tamiz contará con su correspondiente tornillo compactador de residuos.

Para la retirada de residuos se dispondrá de una plataforma elevadora. La instalación contará con un depósito de aspiración con capacidad para 37,7 metros cúbicos. En cuanto a las bombas de impulsión, se instalarán un total de 3. Todas ellas trabajarán en seco pudiendo impulsar, de manera conjunta, un caudal total de 139,75 metros cúbicos por hora.

Todo el equipamiento será telecontrolado y telemandado mediante un PLC integrado y contará con un sistema de desodorización mediante filtros de carbón activo.

El grupo electrógeno, por último, cuenta con cabina insonorizada y un silencioso en el tubo de escape. Además, estará colocado sobre tacos del tipo silenblock para reducir las vibraciones que pueda transmitir al resto de la estructura.

Objetivos

Las obras para la reubicación y mejora de la EBAR de San Andrés se iniciaron, en su primera fase, en julio del año pasado. La inversión total asciende a 674.277,85 euros y se incluye en el plan que Sacyr acordó en su día con el Ayuntamiento de Santa Cruz.

Se aprovechó el nuevo espacio surgido junto al nuevo encauzamiento del barranco para cumplir con la exigencia de Costas para ubicar la estación fuera del dominio público marítimo terrestre y, de paso, sacarla también del entorno del Bien de Interés Cultural (BIC) del Castillo de San Andrés.

La infraestructura se ha integrado paisajísticamente con el entorno, a través de un espacio ajardinado y con un pequeño paso peatonal excepto en el punto de acceso para los camiones de mantenimiento de la estación.

El principal objetivo de esta infraestructura, que da servicio al pueblo de San Andrés, sus laderas y El Suculum, es mejorar la capacidad de la estación para hacer frente a situaciones de fuertes precipitaciones. Para ello, cuenta con un sistema de alivio de emergencia al barranco por gravedad de las aguas pluviales. Este dispositivo es previo a la estación, lo que limita el caudal de entrada a la misma y asegura su buen funcionamiento ante este tipo de situaciones, evacuando además hasta el emisario la totalidad de las aguas negras.

 

Article Categories:
Tenerife

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share