May 2, 2017
0 0

El IV Congreso de NC abordará la precariedad laboral de las camareras de piso

Written by
Share

Los 387 delegados acreditados para el cónclave nacional del próximo viernes y sábado ratificarán su compromiso por dignificar el trabajo de las ‘kellys’

El IV Congreso de Nueva Canarias (NC) abordará el problema de la precariedad laboral que sufren las camareras de piso. Los 387 delegados acreditados para el cónclave nacional del próximo viernes y sábado ratificarán su compromiso por dignificar el trabajo de las kellys. La propuesta de resolución, que se someterá a la consideración del plenario, aboga por realizar, en todas las administraciones públicas, una serie de modificaciones legales destinadas a reconocer los derechos laborales y las necesidades de este colectivo profesional.

La labor desarrollada por NC hasta este momento en todos los niveles institucionales, desde los ayuntamientos, cabildos, Parlamento de Canarias y las Cortes Generales en favor de las camareras de piso; se verá certificada en el próximo congreso, que se celebrará en Las Palmas de Gran Canaria bajo el lema Con la gente, con la tierra, con Canarias.

En Canarias, según la propuesta de resolución, las camareras de piso han constituido entre el 20% y el 25% de las plantillas laborales de los establecimientos hoteleros, lo que suponía una contratación de entre 15.000 y 20.000 personas, en su mayoría mujeres.

El incremento de la llegada de turistas a las islas en los últimos años y de facturación empresarial, prosigue la resolución, “no se ha visto correspondido” con un aumento en la generación de empleo de manera extensiva, ni en la mejora de las condiciones contractuales y, menos, en la rebaja de la vulnerabilidad, con un marco de protección legal adecuado y real que aporte seguridad en los puestos de trabajo.

El sector hotelero, prosigue, ha mejorado sus ingresos y rendimiento económico. Es “uno de los pocos en España y casi el único en Canarias” que ha aportado resultados de recuperación más que notables, “superándose cifras anteriores al inicio de la crisis”, en capítulos como la afluencia de turistas internacionales, récords de cifras en pernoctaciones y viajeros y creciendo los ingresos medios por habitación disponible. Sin embargo, las cifras de empleo “siguen sin despegar y la inversión en activos materiales, bienes y servicios tampoco aumenta”.

Las demandas de las kellys, recogidas por la comunicación de NC, se refieren a siete áreas de intervención. En el primero se abordan sus condiciones laborales, ergonómicas, físicas y psicosociales. El segundo exige el cumplimiento de los convenios colectivos y la promoción entre el colectivo implicado de los derechos laborales que les asisten.

El tercer elemento a considerar se refiere a las enfermedades padecidas, los tratamientos médicos y de rehabilitación recibidos, la correlación entre las dolencias y las solicitudes de baja así como los efectos físicos y psíquicos sufridos por la medicación obligada a tomar. En cuarto lugar se reclama que las afecciones contraídas en el desempeño de su trabajo sean reconocidas como enfermedades profesionales.

Nueva Canarias también aboga porque las camareras de piso se acojan a un régimen especial de jubilación anticipada dado el importante desgaste físico padecido y por la mejora de la actividad como consecuencia de trabajo de las inspecciones de trabajo y Seguridad Social para combatir la precariedad, el fraude en las subcontrataciones y en la aplicación de los convenios.

Article Categories:
Canarias

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share