Abr 21, 2017
0 0

Unid@s Sí Podemos plantea un plan de acción para atajar el avance incontrolado del ‘rabo de gato’

Written by
Share

Unid@s Sí Podemos (USP) alerta del avance incontrolado del rabo de gato en amplias zonas de La Orotava y propone un plan de acción, que llevará al próximo pleno del Ayuntamiento, destinado a controlar la plaga. Para la formación municipalista, se trata de un problema acuciante, pues la planta se está expandiendo cada vez más por solares y terrenos abandonados, laderas, fondos de barranco, márgenes de carretera y, lo que es más grave, entornos naturales y agrícolas protegidos como La Resbala y El Rincón.

USP considera imprescindible establecer, junto al Gobierno de Canarias y al Cabildo de Tenerife, una estrategia de actuación para el control y eliminación del Pennisetum setaceum, conocido como rabo de gato. El portavoz municipal de la formación, Raúl González, aboga por instar a estas administraciones a que incrementen e intensifiquen las actuaciones destinadas a este fin y pongan en marcha mesas de trabajo o comisiones de seguimiento para una correcta coordinación interadministrativa.

Como primera medida, Unid@s Si Podemos solicita la paralización inmediata de las acciones de corte de rabo de gato que realizan en La Orotava las empresas concesionarias de limpieza viaria y de parques y jardines hasta que no se forme a su personal en el manejo, control y tratamiento de esta especie según las directrices que establece el Gobierno de Canarias. La razón, sostiene Raúl González, es que una mala técnica de corte contribuye a dispersar las semillas de la planta y, por tanto, extiende la plaga en lugar de mitigarla. En este sentido, subraya la importancia de formar al personal de todas las áreas municipales relacionadas directa o indirectamente con el problema para que puedan ofrecer cuanto antes respuestas más eficaces.

El siguiente paso, señala González, es la puesta en marcha de acciones de erradicación del rabo de gato con el personal de los servicios municipales, priorizando las zonas de especial sensibilidad medioambiental, como El Rincón y la ladera de La Resbala. Asimismo, a juicio de USP, el Ayuntamiento debe conformar cuadrillas de trabajo, a través de convenios de colaboración con el Servicio Canario de Empleo o con recursos propios, que, también previa formación específica, actúen durante todo el año en el control y, llegado el caso, la erradicación de la planta invasora. En la misma línea, la formación municipalista propone que, desde la Concejalía de Medio Ambiente, se realice una convocatoria a personas y colectivos interesados en formar un grupo de voluntariado, contando con la colaboración y el asesoramiento de asociaciones con experiencia en la erradicación de la planta, como ATAN o Bejeque.

Paralelamente, Unid@s Si Podemos plantea iniciar una campaña municipal de comunicación, concienciación y formación sobre este asunto, poniendo los medios necesarios para sensibilizar a la ciudadanía acerca de sus consecuencias ambientales e implicarla en el control de la plaga.

Normativa

USP recuerda que existe desde hace años una normativa clara respecto a la responsabilidad de las instituciones públicas en la erradicación de especies exóticas, entre la que destaca el Real Decreto 630/2013 por el que se regula el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras, que incluye el rabo de gato. Asimismo, la Proposición No de Ley sobre plan de actuación para el control y erradicación del Pennisetum setaseum, aprobada por el Parlamento de Canarias en 2011, insta al Gobierno autónomo a llevar a cabo “medidas concretas conjuntamente con las Corporaciones locales canarias para el control y erradicación del rabo de gato”. Por último, la Orden del Gobierno de Canarias de 13 de junio de 2014, por la que se aprueban las Directrices técnicas para el manejo, control y eliminación del rabogato (Pennisetum setaceum), establece el protocolo que se ha de seguir en las labores de erradicación de la planta.

El Pennisetum setaceum, conocido popularmente como rabo de gato, es una gramínea africana que fue introducida en Tenerife en los años 70 del pasado siglo como planta ornamental. Esta especie exótica de enorme agresividad colonizadora es, según los expertos, enormemente peligrosa para la flora y la fauna locales. De hecho, el rabo de gato ocupa en Canarias más superficie que algunas formaciones vegetales isleñas endémicas, como los palmerales de palmera canaria.

 

Article Categories:
Tenerife

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *