Abr 18, 2017
0 0

Di adiós a la celulitis

Written by
Share

Un buen día te miras al espejo y, de repente, ahí está: ¡la temida celulitis! Además, la muy malvada llega para quedarse, o esa es su intención, aunque no cuenta con la tenacidad que puedes ponerle a aquello que de verdad te importa, y como sé que esto te interesa muchísimo, hoy vas a aprender cómo utilizar productos específicos para que tengan un mayor efecto y te ayuden en tu guerra contra esa temible visita. ¿Te parece si comenzamos ya a deshacernos de ella? ¡Pues vamos a ello!

EXFÓLIATE: una vez a la semana, realiza una exfoliación profunda utilizando un guante de crin o una esponja que sea vegetal, y un producto, ya sea comercial o casero, que sea propicio para esta exfoliación. Masajea bien de abajo hacia arriba, durante unos minutos para que, además de exfoliarte, consigas que se active la circulación sanguínea. Puedes utilizar alguna de las recetas que hay publicada en esta sección para realizar tu propio exfoliante.

 

UTILIZA AGUA FRÍA EN LA DUCHA: al terminar de ducharte, utiliza el telefonillo de la ducha para aplicarte agua fría a chorro en aquellas zonas en las que tengas celulitis, como, por ejemplo, las piernas. Puedes comenzar utilizando el agua caliente, mezclando a continuación el agua, de manera que termine por salir solo agua fría. El cambio de temperatura estimulará la circulación en tus piernas, las sentirás vigorizadas y mucho menos pesadas.

UTILIZA PRODUCTOS ESPECÍFICOS: por suerte, tienes en el mercado gran cantidad de productos destinados a luchar contra esta gran enemiga. El truco está en la forma de aplicarte ese producto y en la continuidad, tienes que aplicarte la crema cada día, una vez por la mañana y otra por la noche, efectuando un masaje suave hasta que el producto penetre bien en la piel. Para que el producto anticelulítico tenga mayor efecto en tu piel puedes añadir algunas gotitas de aceites esenciales que te ayuden a eliminar toxinas. Los aceites de limón, de lavanda o de menta van muy bien para mezclar con estas cremas; hazte con un anticelulítico que posea entre sus ingredientes la cafeína, pues esta es muy eficaz movilizando las grasas. A la hora de aplicarte el producto y realizar el masaje, hazlo siempre de forma ascendente, por ejemplo, desde los tobillos hacia el abdomen. Haz un masaje con los nudillos en tus piernas y, en el abdomen, haz círculos en el sentido de las agujas del reloj. Esta es la mejor manera de poner a funcionar a tu anticelulítico.

Con estos tres pasos, si los realizas cada día de manera concienzuda, conseguirás reducir de manera muy notable tu celulitis; en algunos casos, si esta celulitis no es muy marcada, puede llegar incluso a desaparecer. Si además de utilizar anticelulíticos haces ejercicio tonificante y sigues una dieta rica en vitaminas y minerales verás que los efectos serán aún mejores y más rápidos.

Ponte ya manos a la obra y echa a la malvada celulitis de tu vida, así pasarás un verano de cine luciendo tu nueva piel en la playa o la piscina. ¿Te apuntas este reto?

Article Tags:
·
Article Categories:
Lifestyle

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share