Abr 17, 2017
4 0

La vida foto a foto

Written by
Share

Quien no arriesga, no vive plenamente su vida, eso es, al menos, lo que Emilio Barrionuevo debió comenzar a pensar hace tres años para dejar un trabajo estable en un reconocido establecimiento comercial en Santa Cruz de La Palma y meterse de lleno en el mundo de la fotografía, “21 años, que se dice pronto, y estaba bien. Era un entorno bueno, las compañeras eran y son estupendas y de mi jefe no hay queja, pero la rutina diaria no me llenaba. Eso te va haciendo mella día a día y hace que te replantees tu futuro de otra manera y desees experimentar en otro sentido”. Y hace tres años que ese plan nuevo de futuro comienza a dar vueltas en su cabeza hasta que hace 4 meses se embarca de lleno en la fotografía. Pero su descubrimiento y pasión por este mundo es reciente. Hace aproximadamente unos 5 años, me cuenta Emilio que nace esta afición “al principio, recuerda, mientras nos tomamos un café, hacía fotos de paisajes con el móvil y las publicaba en Facebook. A la gente parecía que les gustaba, y, creo que eso fue el germen del gusanillo de mi interés por la fotografía. Luego ya compré un equipo adecuado, dejé el móvil de lado”, sonríe.

Aunque no ha dejado los paisajes, reconoce que el aspecto fotográfico que más le gusta trabajar es el retrato dramático o artístico. Acaba de iniciar un proyecto al que ha bautizado con el nombre de “Maestro de maestros”, una serie de retratos centrados en personajes culturales de la isla de La Palma; Elsa López y Ramón Araujo ya forman parte de esta muestra. Retratos que ha publicado en sus redes sociales y que reflejan lo más íntimo de sus modelos. Si observan con detenimiento, la foto de Elsa, resalta su mirada serena, serenidad, que desde mi humilde opinión proyecta nuestra querida escritora y si nos asomamos a la sonrisa de Ramón, en pocos segundos somos capaces de percatarnos de su ironía sutil reflejo de sus letras .El blanco y negro, el fondo escogido para estos retratos artísticos y una vez escogido el personaje el proceso y la imagen que quiere lograr la tiene en su cabeza “me gusta el color, pero creo que el blanco y negro proyecta mejor el sentimiento. Trabajar con Elsa y Ramón es fácil, son muy disciplinados y hacen lo que les pidas. Es importante que la persona con la que trabajas una sesión esté cómoda, si consigues eso, el resto viene solo”. Maestro de maestros, su proyecto tan solo se está iniciando, personajes para incorporar a esta obra hay muchos. Algunos, asegura, más posibles que otros, pero el tiempo también tendrá algo que decir en todo esto “Manolo Blanick es uno de esos personajes que me gustaría fotografiar, asegura, me encantaría sacar al exterior todo su interior porque creo que es un hombre sumamente interesante y con mucha historia que contar. ¿Sabes a quién más me gustaría hacerles una foto?, me pregunta él a mí, a los Reyes Felipe y Letizia; pero una foto lejos de los focos de la oficialidad donde puedan ser ellos mismos, pero esa foto, por ahora, sí que es un imposible”, asevera.

Pero no solo personajes culturales, su lente también se ha centrado sobre personajes anónimos, conocidos o menos conocidos, gente de la calle o modelos ocasionales “hay veces que voy por la calle y me fijo en una persona y automáticamente mi cabeza ya tiene la imagen perfecta de esa persona que tan solo se encontraba allí en un determinado momento”. Y es que los llamados momentos es quizá lo más complicado de captar y saber expresar para un fotógrafo a través de la imagen y es lo que Emilio ha sabido reflejar sin grandes aderezos ni retoques “de lo que estoy más orgulloso es que todo lo que sé lo he ido aprendiendo de forma didáctica. He leído mucho, he hecho muchas fotos malas, pero el resultado está ahí y a la gente le gusta y vivo de ello que es lo más importante, al fin y al cabo”.

Comenzaba esta entrevista diciendo que quien no arriesga no vive plenamente; Emilio, a quien conozco hace años, ha arriesgado, que es mucho más, de lo que la mayoría solemos hacer. Un giro en su vida, que hace, que ahora se levante un domingo a las 6 de la mañana para irse a Garafía a hacer fotos con las mismas ansias con las que un niño espera la mañana de Reyes. Muchísima suerte en esta nueva etapa. La foto de Manolo Blanick, la tienes, cuentas con los amigos necesarios para hacer realidad ese sueño; la de los Reyes es, aún, un sueño, pero los sueños, sueños son y con ganas y empeño, se pueden alcanzar.

Article Tags:
Article Categories:
Entrevistas · La Palma

Comments to La vida foto a foto

  • Siempre he pensado, que Emilio conseguirá lo que el se proponga, esa capacidad de lucha, ese alma de niño que hace que vea todo de una manera muy particular, su sensibilidad y esa velocidad con la que aprende y desarrolla su trabajo,me tiene fascinado.
    Yo se que no necesita mis deseos, para que las cosas le vayan estupendamente, pero si le agradezco que nos enseñe a ver el mundo de una manera mucho más hermosa.

    Alejandro Zerené Homs Abril 17, 2017 3:41 pm Responder

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share