Abr 1, 2017
0 0

La mayoría de los cargos del PP de Fuerteventura pide un cambio.

Written by
Share

Hoy somos más los cargos públicos del Partido Popular de Fuerteventura que
queremos un cambio, que aquellos que avalan la gestión de la Presidenta y
el Secretario del Partido Popular en la isla de Fuerteventura.
Los cargos públicos que estamos aquí representamos a 4 de los 5 comités
locales existentes en la isla: Concejales, consejeros, senador y diputada
nacional. De 16 cargos públicos, estamos aquí 11.
Hoy retiramos la confianza a Águeda Montelongo y Carlos Figueroa por las
formas, decisiones y maneras de dirigir nuestro proyecto porque con sus
actitudes y actos autoritarios, sólo promueven la división de un partido
que cada día pierde afiliados, militantes, simpatizantes y que ha perdido
el respaldo de gran parte de la sociedad majorera.

El pasado 17 y 18 de marzo se celebró como todos saben, el XVI Congreso
Regional del Partido Popular. Nosotros apostamos por Asier Antona, y los
militantes majoreros respaldaron nuestra apuesta el día 2 de marzo, ganando
también su candidatura en la isla de Fuerteventura. Una isla en la que la
dirección insular quiso impedir y obstaculizar la participación de los
afiliados con un cúmulo de actuaciones irregulares que han sido denunciadas
ante la Dirección Regional del Partido Popular en Canarias.
Hechos que continúan produciéndose de cara ya a la celebración del Congreso
Insular del Partido Popular en Fuerteventura.

Esta semana hemos conocido que la Presidenta y el Secretario Insular
pretenden expulsar a más de 100 afiliados de forma arbitraria con la única
intención de hacer una criba de cara al Congreso Insular y expulsar a todos
aquellos que no iban a respaldar con su voto sus maneras de dirigir el
partido. Afiliados que piden un cambio en la isla de Fuerteventura.

Todos estos afiliados que ahora pretenden expulsar aparecen en el último
censo validado y respaldado por la Dirección Insular de Fuerteventura el 14
de febrero en el Comité Ejecutivo Regional en el que se convocó Congreso
Autonómico. Una fecha muy posterior al 31 de enero cuando el Comité
Ejecutivo Insular supuestamente aprobó estas expulsiones.
No podemos entender cómo ahora todas estas personas que hace solo un mes
pagaron sus cuotas y que eran válidas para participar en el congreso
regional, con todos sus derechos como afiliados, ahora ya no lo son. Lo que
supone un hecho muy grave.
Además, con la excusa de que alguno es cargo público de otros partidos, el
secretario insular pretende justificar la expulsión masiva de militantes y
afiliados de base, muchos de ellos, históricos, jóvenes de Nuevas
Generaciones o personas mayores que jamás han ejercido de interventores de
otras formaciones y que no han pertenecido a ningún otro partido.
Como no podría ser de otra forma, respetamos y apoyamos la decisión de
expulsar a personas que sean cargos públicos de otras formaciones. Pero no
podemos entender ni justificar la dejadez en sus funciones del Secretario
Insular y la Presidenta que han permitido que, durante años, estas personas
hayan mantenido su condición de afiliado al PP.
Nuestro apoyo y solidaridad con todas las personas que han recibido y que
recibirán en estos días esta expulsión. Personas que han participado
durante muchos años en la vida política del partido, en las campañas
electorales, con un trabajo desinteresado que ha hecho grande a este
partido. Como por ejemplo, Tomás Rodríguez Viñoly, afiliado desde hace más
de 30 años, que la presidenta nombró como miembro del Comité de Sabios y
que hoy recibe como agradecimiento a su trabajo una carta de expulsión.
O como Javier de León. Un joven activo en el partido que siempre ha
participado en todas y cada una de las campañas. O María Dolores Marrero
Camejo, que con 80 años y, debido a su enfermedad, sólo sale de su casa
para ir a votar al Partido Popular.
No podemos permitir que estos militantes que año tras año han participado y
defendido al PP, sean expulsados de forma injusta porque ellos son los que
han hecho grande a nuestro partido.
Formas que no vienen más que a confirmar que Águeda Montelongo y Carlos
Figueroa usan los Reglamentos y Estatutos del Partido Popular de forma
arbitraria y sesgada en defensa de sus intereses personales.
Por todo ello, pedimos la dimisión inmediata de la Presidenta, Águeda
Montelongo, y del Secretario Insular, Carlos Figueroa, para mantener la
dignidad de este partido. Ha perdido la confianza de gran parte de la
militancia y de la mayoría de los cargos públicos.
Pedimos amparo a la Dirección Regional del Partido Popular en Canarias
porque la gravedad de que las circunstancias justifican el nombramiento de
una Comisión Gestora que gobierne transitoriamente la isla hasta que se
esté en condiciones de celebrar un congreso insular de forma trasparente,
neutral, en igualdad de condiciones para todos los candidatos que se
quieran presentar a presidir el Partido Popular en la isla de Fuerteventura.

Article Categories:
Fuerteventura

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share