Mar 7, 2017
0 0

La importante colección de restos arqueológicos cedida por Domingo Acosta ya está en La Palma

Written by
Share

El Gobierno de Canarias, a través de su Dirección General de Patrimonio Cultural, y el Cabildo Insular de La Palma, presentaron a los medios de comunicación en el Museo Arqueológico de Los Llanos de Aridane la importante colección de restos arqueológicos cedidos por el coleccionista privado Domingo Acosta Felipe, calificada por los expertos como ‘impresionante’, guardada a lo largo de más de veinte años en La Laguna, Tenerife, sin que viera la luz.

Se trata de un “importantísimo” fondo arqueológico, tanto por su cantidad como por la información que puede aportar su estudio sobre la vida y la cultura de los benahoritas, formado por materiales procedentes de Tijarafe, El Paso, Fuencaliente, Villa de Mazo, Santa Cruz de La Palma, Breña Alta, Puntallana, San Andrés y Sauces y Los Llanos de Aridane, que formarán parte de una exposición monográfica que a finales de año, se celebrará en el Museo Arqueológico para conmemorar el décimo aniversario de su apertura.

Domingo Acosta Felipe no es, a juicio de Miguel Ángel Clavijo -director general de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias- “un coleccionista al uso que se dedicaba a recopilar restos bonitos o piezas enteras, aunque también cuenta con materiales prehispánicos con esas características. Él sabe exactamente dónde y cuándo se descubrieron por muy pequeños que sean”.

Una buena parte de esta colección llevaba más de veinte años guardada en la isla de Tenerife, “hace un par de meses nos pusimos en contacto con Domingo Acosta, para que con todas las garantías de conservación y restauración, con la ayuda inestimable de los arqueólogos Jorge Pais y Jorge Afonso, fuera depositada en su casa que es la isla de La Palma, para su estudio y divulgación, restituyéndola al lugar que le pertenece, el museo”.

Este también fue uno de los compromisos derivados del I Congreso de Museos de Canarias, “estamos trabajando en esa línea y cumpliendo ese compromiso”. Así lo explicó Miguel Ángel Clavijo en la rueda de prensa que se celebró en la mañana de hoy, martes, en el Museo Arqueológico de Los Llanos de Aridane, junto al presidente del Cabildo de La Palma, Anselmo Pestana.

Pestana ha agradecido al Gobierno de Canarias la entrega de esta gran colección y ha expresado su satisfacción por el ingente incremento que supone para los fondos del Museo Arqueológico Benahoarita. “Gestos como este enriquecen a La Palma y acercan a la sociedad al conocimiento de su legado cultural patrimonial. Ahora, con más motivo, es el momento de recordar a todos los canarios el gran trabajo que en materia de investigación y recuperación de los vestigios del pasado se ha venido y se viene desarrollando en los diez años que contemplan al Museo Arqueológico Benahoarita e invitarles a venir a conocerlo”

En los trabajos de catalogación y ordenación de los materiales, se ha comenzado con los procedentes de un único yacimiento, denominado ‘Cueva Chica’, ubicado en Puntallana. Todos los objetos han sido rescatados de esta cueva de habitación y, además, en su inmensa mayoría del Estrato II, dando una idea real y fiable de la extraordinaria riqueza de este yacimiento, un caso único en La Palma, ya que se pueden llegar a reconstruir completamente las vasijas encontradas.

A juicio de Jorge País, Doctor en Prehistoria por la Universidad de La Laguna y Jefe de la Sección de Patrimonio Histórico y Arqueológico del Cabildo de La Palma, “ningún yacimiento de la isla, ni siquiera la Cueva Tendal, se puede equiparar, ni de lejos, a la riqueza de los vestigios de todo tipo que se han extraído de la Cueva Chica, con representaciones de todas las fases y subfases que se han identificado para la antigua Benahore, con formas y unos sistemas decorativos increíbles que, en muchos casos, nunca se habían detectado en la isla. Aparecen pedazos de barro sin cocer o con huellas dactilares”.

Asimismo, la industria lítica es espectacular, con utensilios preparados para realizar todo tipo de tareas cotidianas en basalto, obsidiana y silex. Por otra parte, son cientos los elementos óseos, con punzones de todas las formas y tamaños, cuentas de collar y colgantes, tubos óseos, cuentones, etc, algunos decorados o expuestos al fuego de una variedad enorme, que permite hacer un estudio sobre la tipología y funcionalidad que aún no se ha hecho sobre la isla.

Finalmente, cabe destacar en relación la industria lítica, los cientos de cuentas de collar realizadas en pequeñas conchas de columbellas, burgados secos, púrpuras y otras especies marinas, que por primera vez se observan tratadas con esta finalidad.

En definitiva, los materiales de la colección de Domingo Acosta, procedentes de la Cueva Chica, ofrecen una valiosa información sobre la forma de vida de quienes la ocuparon y que regresan tras un largo tiempo a donde pertenecieron, la isla de La Palma y su Museo Arqueológico Benahoarita de Los Llanos de Aridane.

 

Article Categories:
La Palma

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *