Ene 30, 2017
1 0

Depa: “Una pasión como forma de vida”.

Written by
Share

José Antonio De Pablo, “Depa”, conoce como pocos el mundo del running popular. Compagina su trabajo de speaker con la de corredor, habiendo participado en muchísimas carreras de índole internacional como los maratones de Nueva York, Berlín, Londres, Ámsterdam o París. Su amor y pasión por la montaña le ha convertido en un referente a nivel mundial en el trail running.

Es un enamorado de la montaña, siempre lo ha expresado, como corredor y como speaker de muchas pruebas de trail. Por ello, quise conocer qué es lo que le ofrece correr por montaña. “Corriendo por la montaña en particular y en la naturaleza en general me siento muy independiente, me siento autónomo, vuelvo a la relación más ancestral del ser humano con la tierra. Me afianzo en nuestra vertiente animal y disfruto viendo que soy capaz de, por mis propios medios, avanzar, recorrer caminos, acceder a lugares increíbles y privados”, expresó.

Correr por montaña es adictivo, y él lo descubrió cuando la pisó por primera vez. Explica que su interés por el mundo del trail “viene de hace tiempo, recuerdo que veía reportajes en revistas y algo en televisión sobre las subidas al Aneto y al Mulhacén con Kiku Soler y alucinaba, me encantaba. Yo he salido al monte, a los picos de Europa fundamentalmente desde pequeño y también corría y hacía atletismo en plan más popular pero nunca pensé que podría unir ambas aficiones”. “Mi primera carrera de montaña fue en 2001 en Penyagolosa“, destaca.

Además, quise preguntarle de dónde le venía la fiebre, clarificándome que lo suyo no es fiebre a las carreras por montaña, sino pasión. “Tampoco creo que sea una fiebre como tal, lo calificaría más como una pasión que fue calando en mí poco a poco acompañado también por la evolución del deporte en sí mismo. Nunca pensé que esto se podría llegar a convertir en lo que es hoy, ni en mi vida personal ni tampoco en el mundo y en el escenario deportivo mundial. En 2001 fue mi primera ultra de montaña ya lo he comentado, en 2007 corrí Zegama, en 2008 cogí por primera vez un micro… fue todo muy gradual”, explicó.

Comparto afición con él, correr por la montaña, por lo que quise conocer cuáles fueron sus primeras zapatillas, quedándome sorprendido y perplejo ante su respuesta. “Sólo había un tipo de zapatillas y eran muy montañeras, tipo Salomon Xapro o Salomon Xcomp. Recuerdo que corrí Zegama y, por ejemplo, también Galarleiz con zapatillas rápidas de asfalto… sí, una locura, pero no era el único, Marco De Gasperi durante muchos años corría siempre con voladoras”. En ese momento me di cuenta de lo que ha cambiado este mundillo, pues actualmente podemos encontrar muchas zapatillas de diferentes características y para diferentes superficies.

Todos nos imaginamos desde pequeños lo que queremos ser cuando nos hagamos mayores. En el caso de Depa se cumple. Le comenté que desde cuándo quiso ser periodista, “siempre quise ser periodista, desde pequeño que me quedaba prendado en la televisión con una serie que se llamaba “Lou Grant” y en la que se veía la vida en la redacción de un periódico norteamericano. Después, el devenir académico y también las posibilidades familiares y personales para costearme unos estudios me llevaron a formarme por otro lado bien distinto. A partir del 2005 empecé a colaborar en la revista Runners World. Ellos me abrieron la puerta al periodismo en la práctica y desde ese momento ya no lo he dejado, en 2007 entré en la redacción de esta revista como redactor y hasta ahora que, como sabéis, trabajo en la revista trail run”, respondió.

También es speaker, la faceta más reconocida por mí y por muchos, lo que no quiere decir que se le conozca como un gran corredor. Me picó la curiosidad de saber cómo empezó a ejercer como tal. “Mi primera carrera como speaker la hice en Tenerife, en el medio kilómetro vertical de Garachico, fue algo fortuito y cogí el micro por casualidad, a partir de ese momento lo seguí haciendo, al principio de manera amateur y por ayudar a algunos amigos en sus carreras. Hoy en día es mi forma de vida”, reveló.

Quise ponerlo en un pequeño aprieto, cariñosamente claro. ¿Qué elegirías, las zapatillas de montaña o el micrófono?, le pregunté. “Por suerte ahora mismo no tengo que elegir, puedo hacer ambas cosas, estoy de speaker en algunas carreras y mato el gusanillo corriendo cuando me dejan o cuando ya han salido todos, por ejemplo, en los kilómetros verticales. Sé que no es una respuesta, que me he ido un poco por las ramas, así que no me escabulliré y te diré que ahora mismo prefiero ser un speaker que entrena mucho pero que se pone muy pocos dorsales”, respondiéndome con su habitual carácter amable, humilde y risueño.

La gente con la que me relaciono y que corre, tanto por montaña como por asfalto, me ha comentado que cuando Depa ejerce de speaker, es de los pocos capaz de hacerles vibrar antes de la salida, por lo que le pregunté que cómo lo hacía. “No creo que sea de los pocos, somos muchos los que trabajamos ya en animación de carreras de montaña y aprendo mucho de otros compañeros con los que comparto ese espacio. Yo creo que las vibraciones que yo recibo de todos los corredores que están alrededor mío en una salida, lo único que hago es amplificarlas y devolvérselas a ellos, sumo las de todos y las distribuyo para que las reciban uno a uno”, demostrando así que los corredores son los principales protagonistas de las carreras. Sin duda, humildad a raudales por su parte.

Nuevamente me entró curiosidad y quise preguntarle sobre si recuerda alguna anécdota graciosa como periodista, “mi primera entrevista a un atleta importante”, contestó. “Fue en Madrid al enorme Hicham El Gerrouj, después de su doble oro olímpico, en francés. Estaba muy nervioso pero se creó un buen ambiente entre ambos que recuerdo que vino la responsable de la marca a decir que se había acabado nuestro tiempo y él le dijo algo así como “un momento por favor, no ves que estoy disfrutando con esta charla”, y ahí seguimos los dos”.

Le apasionan las islas Canarias, de hecho, solamente le falta visitar La Gomera. ¿Con qué te quedas de cada una de ellas?, le pregunté. “La primera vez que cogí un avión en mi vida lo hice para volar a Canarias, pocos saben que yo en 1997 me vine a probar fortuna y buscar trabajo en Fuerteventura, estuve unos meses trabajando en la isla y luego me volví a Valladolid nuevamente”, comentaba como anécdota curiosa. “De las islas me quedo fundamentalmente con su naturaleza y sus paisajes, diversos, únicos y en muchos casos salvajes, no podría elegir una de ellas, cada una tiene sus encantos y me tienen cautivado. Por encima de todo eso que te digo, cuenta mucho la gente de aquí, siempre me han tratado de maravilla, me siento uno más en cada isla y hacéis que cada vez que me voy, ya estoy pensando en volver, de hecho, mi temporada de trabajo cada año se vertebra alrededor de las pruebas de Canarias”.

En cuanto a las carreras de trail que se celebran en nuestro Archipiélago, quise saber si Depa se quedaba con alguna. “Canarias es el paraíso de trail a nivel nacional y un referente absoluto internacionalmente. Lo he dicho muchas veces y no tengo dudas, el nivel organizativo en las islas es altísimo, algunas de las mejores carreras del mundo tienen lugar en las islas. No puedo quedarme con ninguna, algunas abrieron brecha y ahí siguen, otras llevan pocas ediciones y están creciendo merced a sus encantos, el apoyo del pueblo y los paisajes. No podría elegir, ni siquiera te las podría nombrar todas porque alguna me dejaría, además, aún me faltan muchas carreras en Canarias por conocer de primera mano”, contestó.

Es periodista, corredor, speaker y entrenador, pero lo que sobresale es su humildad y profesionalidad. Muy amable, simpático y cercano con la gente, sea de donde sea y esté donde esté. ¡Larga vida a Depa y mucho Rock and Roll!

Article Tags:
· · · · · · ·
Article Categories:
Entrevistas

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *