Ene 27, 2017
0 0

Sí se puede propondrá al pleno de Tacoronte la reprobación del concejal tránsfuga Honorio Marichal y la derogación de su entrada al grupo de gobierno

Written by
Share

Sí se puede defenderá en el pleno del Ayuntamiento de Tacoronte la próxima semana una moción para reprobar al concejal tránsfuga Honorio Román Marichal Reyes, que abandonó el grupo municipal ecosocialista esta semana para incorporarse al gobierno municipal. La moción plantea también dejar sin efecto el decreto de la Alcaldía por el que lo nombra teniente de alcalde y le asigna un área de gobierno.

La iniciativa de Sí se puede se basa en que la organización ecosocialista ha incoado un expediente de expulsión por faltas muy graves por parte de Marichal, al contravenir la decisión adoptada en su asamblea insular sobre la participación de este grupo municipal en una moción de censura contra el alcalde Álvaro Dávila (CC), al que ahora apoya el concejal citado. Esta más que previsible expulsión, tras la conclusión del proceso de garantías democráticas que se ha iniciado para abordar la situación creada, significará que Marichal pasará a considerarse un concejal no adscrito.

Al argumentar su propuesta ante el pleno, Sí se puede plantea que esta «debe estar al margen de cualquier consideración ideológica que legítimamente defiendan los distintos grupos municipales», convicción que fundamenta en la necesidad de no permitir «tamayazos como este», al tiempo que señala como «una responsabilidad de todos tomar decisiones contundentes que muestren con claridad que no permitimos estas actuaciones deshonestas, seamos del partido político que seamos», apunta el texto de la moción.

Sí se puede recuerda los criterios que establece la Ley Canaria de Municipios sobre los concejales tránsfugas. Distintos apartados de su artículo 28 son muy claros en estos casos, al señalar que «los miembros no adscritos tendrán los derechos políticos y económicos que individualmente les correspondan como concejales, pero no los derivados con carácter exclusivo de su pertenencia a un grupo político, sin que en ningún caso puedan ser superiores a los que les hubiesen correspondido de permanecer en el grupo de procedencia y se ejercerán en la forma que disponga el reglamento orgánico», por lo que es evidente que Marichal no puede incorporarse al grupo de gobierno.

Los concejales no adscritos, según la ley, también tiene derecho a participar plenamente en las comisiones informativas, aunque no podrán ventajas económicas y materiales derivadas de su condición de concejales no adscritos. Finalmente, el citado artículo de la ley establece que los concejales no adscritos «no podrán ostentar la condición de miembros con dedicación exclusiva ni parcial, ni ser designados para el desempeño de cargos o puestos directivos en las entidades públicas o privadas dependientes de la corporación».

Article Categories:
Tenerife

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share