Ene 12, 2017
0 0

El consejero de Agricultura y el director del INIA anuncian que tres proyectos de investigación del ICIA cuentan con informes favorables para obtener financiación estatal

Written by
Share

El consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias, Narvay Quintero, analizó hoy junto al director del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA), Manuel Lainez, futuras vías de colaboración entre este centro y el Instituto Canario de Investigaciones Agrarias (ICIA) y anunciaron que tres proyectos del organismo canario presentados a la última convocatoria estatal cuentan con informes favorables para obtener financiación estatal y otro se encuentra pendiente de valoración.

 

Estos trabajos están orientados al desarrollo de una estrategia de regeneración de suelos agrícolas en zonas áridas y semiáridas usando hongos rizosféricos y especies forrajeras, un estudio integral de aprovechamiento de la opuntia-planta de la familia de los cactus- para la obtención de ingredientes funcionales, la implantación de nuevos métodos para el manejo integrado de la polilla de la papa, y de métodos de control de Trioza erytreal, insecto que causa la enfermedad del brote amarillo en cítricos.

 

Durante su visita a las instalaciones del ICIA en Tenerife para conocer de primera mano los proyectos que desarrolla este centro, Lainez manifestó la apuesta del Gobierno de España por la investigación y su compromiso de dar continuidad a la colaboración entre ambos institutos, y destacó el potencial de Canarias como “laboratorio” para el estudio de plagas que afectan a los cultivos, ya que llegan a Canarias antes de detectarse en territorio peninsular.

 

 

 

En este sentido, el consejero se refirió a los logros alcanzados en el Archipiélago en este ámbito, entre los que destaca la erradicación del picudo rojo de las palmera a través de un programa desarrollado por el Ejecutivo canario que ha contado con los trabajos de los investigadores del ICIA y que “está sirviendo para exportar conocimiento a otras regiones del mundo interesadas en las actuaciones que han permitido controlar este organismo nocivo”.

 

Quintero solicitó al Estado una atención especial para Canarias a la hora de seleccionar los programas que contarán con financiación del Gobierno central, “ya que al ser un territorio diferenciado puede aportar una perspectiva distinta al del resto de Comunidades Autónomas en el campo de la investigación” y explicó que el ICIA contará para este ejercicio con unos 200.000 euros más en su presupuesto que, en su mayor parte, 150.000, sirven para dotar una partida específica para investigación propia, de forma que se desarrollarán proyectos de investigación estratégicos para Canarias.

 

En la finca Isamar, en Valle de Guerra, el director del INIA, el consejero, y el presidente del ICIA, Juan Francisco Padrón, visitaron los invernaderos de cultivo hidropónico o sin suelo en los que se desarrolla uno de los proyectos de investigación financiados por el INIA, dirigido a optimizar y potenciar el desarrollo sostenible del cultivo de papaya en Canarias, sobre todo durante el invierno, periodo en el que debido a la falta de luz, esta fruta presenta más problemas para llegar a los estándares exigidos por el mercado. Dentro de este trabajo se están estudiando el comportamiento agronómico y productivo de diferentes cultivares híbridos de papaya y se evalúa la percepción que tienen de éstos los consumidores.

 

Durante su recorrido por las instalaciones del ICIA visitaron también los laboratorios del Departamento de protección de los vegetales, que lleva a cabo, entre otros, dos estudios que cuentan con financiación de este centro estatal, uno de ellos dirigido al desarrollo de un nuevo bioinsecticida para la gestión integrada de plagas en platanera y tomate, es decir, mediante una estrategia de control que consiste básicamente en la aplicación racional de una combinación de medidas biológicas, biotecnológicas, químicas, de cultivo o de selección de vegetales, de modo que la utilización de productos fitosanitarios se limite al mínimo necesario.

 

El segundo de estos trabajos estudia la incidencia de la enfermedad “zebra-chip”, de reciente aparición en España, y que afecta a la papa y a otras solanáceas como la zanahoria y el apio.

 

Después de esta visita se trasladaron a la Finca El Pico donde se desarrollan otros proyectos en materia ganadera financiados por el INIA.

 

Referente nacional e internacional

 

El Instituto Canario de Investigaciones Agrarias es un organismo autónomo adscrito a la consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias cuyos objetivos son la programación, ejecución y seguimiento de las actividades de investigación, además del desarrollo y transferencia de tecnologías agrarias en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Canarias.

 

El ICIA, es la herramienta al servicio del sector agrario, para generar conocimiento y tecnologías, orientadas al desarrollo sostenible de los sistemas agrarios atendiendo a la conservación medioambiental y a la protección de la biodiversidad.  Es decir, abrir caminos a nuevos procesos de producción que conlleven más calidad y mayor competitividad en el sector, apostando claramente por la calidad ambiental, el desarrollo sostenible, la protección de la biodiversidad, la seguridad alimentaria y el consumo responsable.

 

Con este objetivo, y el de ser un referente nacional e internacional en el ámbito de la investigación agraria, el Instituto desarrollo diferentes proyectos orientados al estudio de la producción vegetal en zonas subtropicales; el control de plagas y enfermedades vegetales; de agroecología; para la conservación de los recursos genéticos agrícolas y ganaderos; la producción de pequeños rumiantes, pastos y forrajes en zonas subtropicales; el conocimiento y conservación de la flora autóctona; y lograr la eficiencia en la utilización de recursos y materias primas.

 

Entre las investigaciones más importantes que desarrolla el Instituto en el área de producción vegetal en zonas subtropicales se encuentran los trabajos para la optimización del cultivo de papaya; los dirigidos a evaluar la captación de agua de niebla como recurso para la agricultura; la regeneración y optimización de suelos en agricultura ecológica en el cultivo del plátano como alternativa al sistema tradicional; y el uso de los destríos de los empaquetados para alimentación animal y su empleo para la elaboración de harina de plátano para consumo humano. A estos se suman las acciones realizadas para la implantación comercial del cultivo del maracuyá en Canarias;  y el desarrollo de protocolos para disminuir la pudrición de la corona del plátano y de cuarentena para la exportación de Papas Antiguas de Canarias.

 

En cuanto a los estudios de plagas y enfermedades destacan el desarrollo de sistemas de trampas para el control de las plagas Diocalandra frumenti y Diaprepes abbreviatus, en  platanera y cítricos respectivamente; de un nuevo bioinsecticida para la gestión integrada de plagas en platanera y tomate; además del estudio de la enfermedad “zebra-chip” en papa y otras solanáceas, de reciente aparición en España.

 

En relación a las investigaciones que se llevan a cabo en el campo del producción de pequeños rumiantes, razas autóctonas canarias, y pastos forrajes, el ICIA realiza un importante trabajo de apoyo al Plan Forrajero de Canarias, analiza la utilización del lactosuero, es decir, los residuos obtenidos en las queserías, como alimento para el caprino, bien como agua de bebida o mediante la elaboración de ensilados, y trabaja en un proyecto de valoración de los quesos de cabra tradicionales ligados a las razas autóctonas, determinando la trazabilidad del origen de la leche a partir de marcadores moleculares y definiendo nuevos parámetros de calidad sensorial que sean identificables por los consumidores.

 

Además, el ICIA tiene entre sus funciones, el exponer, divulgar y conservar especies vegetales de interés científico y agronómico con el objetivo de incluirlas en estudios propios o compartirlo con otras administraciones, centros e investigación o empresas, etc. En este sentido el centro cuenta con importantes colecciones vegetales y bancos de germoplasma, de aguacate, platanera, mango, papaya, higuera, viña, piña y otros cultivos tropicales como lichi, pitaya, longan, etc., además de variedades locales de hortícolas, ornamentales y especies forrajeras. Mediante un contrato con el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, el Instituto es el responsable europeo para la certificación varietal de plátano y piña tropical.

 

El Instituto es el responsable de la gestión del Jardín de Aclimatación de La Orotava, catalogado Bien de Interés Cultural en la categoría de Jardín Histórico, que alberga importantes colecciones de plantas tropicales y subtropicales de valor científico, ornamental y económico, entre las que destacan una gran representación de especies pertenecientes a las familias de las Bromeliáceas, Palmáceas, Aráceas y Moráceas, además de ejemplares centenarios de gran tamaño y vistosidad que definen el aspecto selvático del  jardín y permiten el desarrollo de más de 1.000 especies integradas en ambientes  húmedos y umbrosos.

 

El ICIA lleva a cabo también un amplio programa de formación especializada que comprende jornadas, seminarios, cursos y visitas técnicas a sus fincas, etc, y colabora con diferentes universidades en la dirección de trabajos de fin de grado y máster y tesis doctorales, además de ser pionero en formación en Agroecología. A ello se suma la publicación de artículos en revistas científicas, la edición de material técnico y la participación en foros nacionales e internacionales. También presta servicio a agricultores, asociaciones agrarias y empresas del sector a través de sus diferentes departamentos, su laboratorio agrario y su servicio de asesoría en materia de riego.

 

Article Categories:
Canarias

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share