Dic 29, 2016
0 0

Cómo hacer la “lista de buenos propósitos” perfecta

Written by
Share

A estas alturas del 2016 supongo que ya estarás pensando en qué vas a incluir en tu lista de buenos propósitos para el año nuevo; es lógico, puesto que el comienzo de algo te lleva siempre a querer cambiar aquellas cosas que no quieres mantener en tu vida, y es aquí donde entra en juego la buena cabeza, la planificación y la virtud de ser concreta.

Muchas veces, al confeccionar este tipo de listas, es lógico guiarse por los deseos, perdiendo de vista la lógica, lo que hace difícil la consecución de los buenos propósitos. Hoy quiero darte algunos tips que harán de tu lista algo fácil de llevar a cabo y lo que es más importante, no te frustrará a los dos meses, tentándote a dejar tus deseos a comienzos de año. ¿Quieres aprender a hacer una lista de buenos propósitos perfecta? ¡pues acompáñame!

Lo primero a tener en cuenta es la extensión de tu lista; yo comprendo que te entusiasmes a la hora de escribir y apuntes todo lo que te hace ilusión, incluso esa idea peregrina de aprender chino mandarín, pero claro, como realismo no tiene precio, puesto que entre tus quehaceres diarios y tus rutinas de casa te faltará tiempo para realizar todo lo que quieres… ¡frustración al canto! y ale, la lista de buenos propósitos a la basura. Sé escueta y clara en cuanto a tus metas.

No quieras correr más de la cuenta. Con esto quiero decir que no te marques metas imposibles de alcanzar en unos pocos meses; por ejemplo, si lo que quieres es aprender chino (lo sé, me ha dado por ahí, qué le voy a hacer), no pretendas conseguir resultados en marzo, aprender un idioma lleva muchísimo tiempo, así que ten como meta llegar a fin de año con un chino aceptable que te sirva para pedir la comida en un restaurante, por ejemplo. Querer llegar a la meta tomando atajos nunca tiene un final feliz.

No hagas de tu lista de buenos propósitos una historia interminable. Cuando termines de redactar tu lista y la leas, la dejarás de lado… ¡por imposible y cansina! Si apuntas tantas cosas como se te ocurran puede pasar que te agobies al pensar que te sobrecargas de trabajo y que no tendrás tiempo para divertirte, y el resultado, en vez de motivarte, es que te agobiarás y dejarás de lado tus propósitos antes de haber empezado.

No seas muy genérica a la hora de expresar lo que quieres, no es lo mismo “cuidar de mi salud”, que a fin de cuentas engloba muchos apartados, que “comer más sano para estar mejor de salud”, este último implica únicamente que mejorarás tu alimentación para mejorar tu salud; como puedes entender, el cambio es sustancial, puesto que escribiendo la segunda opción sabes exactamente qué hacer y te pones a ello sin dudar, de otra manera, entre que piensas qué hacer y cómo se te pasa el año sin cambiar nada.

Lleva un diario de tu lista de propósitos; anota todos tus adelantos, celébralos con los tuyos y motívate al ver que vas consiguiendo tus metas poco a poco. Si alguna vez no tienes los resultados que esperas ni se te ocurra castigarte, limítate solo a analizar por qué has fallado y mejora esa situación al mes siguiente. ¡Sentirte motivada es lo que hará que continúes con tu carrera hacia tus metas… no dejes que nada te pare!

Y, por último, pero no menos importante, ármate con toda la paciencia que puedas reunir y persevera en conseguir tus metas; no dejes que un tropiezo te aleje de tu fin, al revés, aprende de tus fallos y continua adelante, el tiempo pasa volando y un buen día te encontrarás frente al espejo con una versión de ti misma mejorada gracias a la persecución y ejecución de esa lista de buenos propósitos perfecta.

¿Vas a animarte a comenzar el año comprometiéndote a cumplir tus buenos propósitos? El reto está en mantener el compromiso más allá de febrero… por aquí te espero para que me vayas comentando cómo te va. ¡¡¡Feliz entrada en el 2017!!!

Article Tags:
·
Article Categories:
Canarias · Lifestyle

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Share