Nov 28, 2016
0 0

Canarias consolida tres años de crecimiento económico, que se moderará en 2017, según prevé la Cámara de Comercio

Written by
FacebookTwitterPinterestLinkedInGoogle+Share

La economía canaria consolida su recuperación, tras registrar tres años ininterrumpidos de crecimiento económico y de generación de empleo. Según el Informe de Situación Económica para el III Trimestre de 2016, elaborado por el Servicios de Estudios de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife con la colaboración de CaixaBank, Canarias cerrará este ejercicio con un crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) entorno al 3,5 % y una tasa de paro por debajo del 25%.

 

Estas previsiones se adelantaban hoy durante la presentación de este informe, en la que participaron el vicepresidente de la Cámara de Comercio, Arturo Escuder Martín, el director Territorial de CaixaBank, Juan Ramón Fuentes Blasco, y la directora general de la institución cameral, Lola Pérez Martínez.

 

La radiografía de la evolución económica del Archipiélago constata que el sector turístico bate su récord histórico con la mayor entrada de turistas extranjeros de los últimos dieciséis años, mientras las ventas del sector comercial, que crecieron más de un 7,4 %, registran mejores resultados que el conjunto del territorio nacional. Estos buenos datos se complementan con un sector de la construcción y de la industria que mantienen, a pesar de las dificultades, una suave recuperación de su actividad.

 

El vicepresidente de la Cámara destacó que, aunque los resultados y las previsiones de crecimiento de la actividad económica y de la creación de empleo en 2016 son positivas, de cara al próximo año todo apunta a una desaceleración de la actividad y un crecimiento más moderado que se situaría entorno al 2,5%.  “Tenemos que tener en cuenta algunos factores de riesgo como pueden ser las medidas de ajuste que adoptará el ejecutivo central para controlar el déficit público orientadas, en principio, a aumentar los tipos impositivos de las sociedades mercantiles, además de elevar los tipos de algunos impuestos especiales o las consecuencias que puede tener el Brexit en  la evolución del sector turístico de las islas”.

 

También señaló como factor de riesgo “el incremento paulatino que está experimentando el precio de petróleo, con repercusiones inevitables en la energía y los transportes, más si cabe en una economía altamente sensible y dependiente de esta materia prima, como lo es la canaria”

 

Por otra parte, Arturo Escuder hizo referencia a las reformas pendientes para alcanzar un crecimiento estable, así como a los problemas del mercado laboral canario.  A su juicio hay que  “acometer, de una vez por todas, una verdadera reforma en todos los ámbitos de la administración pública, implantando los mecanismos de control que sean necesarios para impedir el despilfarro de los recursos públicos y la corrupción padecida en los últimos años”.

 

En cuanto al mercado laboral, abogó por “atacar los problemas de fondo que subsisten en el mercado de trabajo de las islas, marcado por un elevado nivel de desempleo de larga duración, con escasa cualificación y elevadas dificultades para reinsertarse en los sectores que en estos momentos son más dinámicos”. Concretamente, hizo referencia al déficit de formación en determinadas competencias muy demandadas por los empresarios como son los idiomas, el trabajo en equipo, la capacidad de comunicar, etc.

 

Por su parte, el director Territorial de CaixaBank en Canarias señaló que “desde el punto de vista financiero, la economía canaria está viviendo un momento dulce con un repunte de la inversión, del consumo, de la confianza y el clima de negocios”. Concretó que “la inversión nueva de empresas ha superado nuestra previsión llegando a los 700.000.000€” en toda España y el consumo, que es síntoma de la confianza de los particulares, empresas, autónomos, está creciendo a muy buen ritmo por encima del 40% respecto al año 2015″.

 

Juan Ramón Fuertes hizo hincapié en el oxígeno que representa para la economía los  tipos de interés, “los más bajos vistos en España y que permite afrontar la inversión con unos costes fijos cerrados, al poder endeudarse a tipos fijos por debajo del 2’5%. Finalmente, consideró muy positivos el crecimiento del empleo en Canarias y que el incremento de la actividad del sector servicios se traduzca a su vez en mayores contrataciones en el Archipiélago.

 

Por su parte, la directora general de la Cámara de Comercio hizo un análisis de la evolución de cada uno de los sectores económicos y su reflejo en el mercado de trabajo. A pesar de los buenos datos de empleo, Lola Pérez señaló que “el gran reto sigue siendo reducir el elevado número de desempleados, 286.700 parados, y bajar ampliamente esta elevada tasa de paro”.

 

En cuanto a los sectores económicos, apostó por seguir defendiendo el desarrollo de la industria con medidas fiscales que favorezcan su crecimiento, así como por reactivar el sector de la construcción, y entre otras acciones, apoyar el desarrollo energético con un respaldo decidido a las renovables, y apostar de forma más rotunda por mejorar la conectividad, la promoción turística y la formación de los empleados.

 

Lola Pérez también resaltó que el sector turístico continúa siendo el motor del crecimiento económico de Canarias y “un gran motor en la generación de puestos de trabajo”.  De hecho, según recoge el Boletín de Coyuntura Económica de la Cámara y de CaixaBank, el número de turistas extranjeros entrados en el Archipiélago ascendió a 3.247.707, cifra que supone un incremento del 15,8% respecto al mismo trimestre de 2015, lo que supone el mejor dato de toda la serie iniciada en el año 2000, según el movimiento turístico en frontera contabilizado por el Instituto de Estudios Turísticos (IET). El gasto turístico fue también un 11,1% superior al de hace un año, sin embargo el gasto medio diario por turista disminuye en este período un 1,8%, situándose en los 130€/persona/día en septiembre.

 

El comercio, paso firme

El sector comercial sigue con paso firme su recuperación, volviendo a registrar un trimestre más, mejores resultados que en el conjunto del territorio nacional. Concretamente, el crecimiento promedio del Índice de Comercio al Menor durante el tercer trimestre del año se aceleró alcanzando una tasa de variación del 7,4% comparativamente con el mismo periodo de 2015, especialmente por los buenos datos del mes de agosto que mejoran en un 8,3% el índice de hace un año. A nivel nacional el promedio trimestral del ICM también repuntó anualmente, aunque a una tasa 3,5 puntos inferior a la canaria (3,9%).

 

A tenor de los datos del Boletín de Situación de la Cámara de Santa Cruz de Tenerife y de CaixaBank, la buena evolución de las ventas se tradujo en un incremento del empleo. El Índice de Ocupación del Comercio Minorista, elaborado por el INE, muestra un aumento del empleo en el sector a una tasa anual del 2,7% en el tercer trimestre, mientras que el promedio de afiliados a la Seguridad Social en la rama de actividad comercial aumenta un 3,5% sobre la cifra del año anterior.

 

Despegue industrial

En cuanto a la actividad industrial, el análisis de las distintas variables realizado por el Servicio de Estudios de la Cámara señala que este sector vuelve a terreno positivo con crecimientos en actividad, confianza y empleo.

 

El Archipiélago registra en el tercer trimestre del año un ligero aumento de la producción industrial del 0,6%, según muestra la variación de la media trimestral respecto al mismo período de 2015 del Índice de Producción Industrial (IPI) elaborado por el INE.

 

Este crecimiento tiene su origen en la subida de la producción de bienes de consumo duradero (38,8%), bienes intermedios (4,3%) y energía (1,4%). Por su parte, los bienes de consumo no duradero (-1,1%) y, especialmente, los bienes de equipo (-8,7%) presentan tasas de variación negativas.

 

El sector industrial de las islas experimenta un incremento en su nivel de confianza del 5,1%. El segundo mejor registro del conjunto de sectores económicos que ha estado propiciado por saldos positivos tanto en el balance de situación como en el balance de expectativas.  De hecho, un 23% de las empresas afirmó haber mejorado su actividad durante el tercer trimestre frente a un 21% que apuntó retrocesos. También las expectativas a corto plazo son positivas con un 21% de empresas con previsiones positivas, superior al de las empresas más pesimistas que se sitúa en el 16%.

 

La construcción

El sector de construcción comenzó una suave recuperación el pasado año 2014 que se ha mantenido a la luz de los datos que nos afloran algunos indicadores como los presupuestos de los contratos de obra de las distintas Administraciones Públicas licitados en el tercer trimestre registran un importante incremento del 143,6% respecto al trimestre anterior y la tasa de variación anual sube un 95,6%.  Las cifras del conjunto nacional muestran un aumento del 0,5% trimestral y del 34,6% anual.

 

Según la tipología de la obra, las de edificación aumentan sus presupuestos en el tercer trimestre (90,3%) y registran un 124,9% más que lo presupuestado en el mismo período de 2015. Igualmente, las de ingeniería civil muestran una variación positiva tanto respecto al segundo trimestre (186,8%) como al mismo período de 2015 (82,8%).

 

El Indicador de Confianza Empresarial de la construcción muestra una mejoría del nivel de confianza del 2,2%. El sector aún continúa mostrando dificultades para mejorar sus resultados empresariales. Un 34% de las empresas canarias afirmó haber empeorado su actividad en el tercer trimestre. A pesar de estos elevados porcentajes de pesimismo, poco a poco se está consiguiendo un crecimiento de las respuestas favorables que pasan del 13% en relación a los resultados a un 17% de cara a las expectativas.

 

Servicios

El sector servicios en su conjunto acusó movimientos positivos en el promedio trimestral anual de su cifra de negocios (6,1%), superior al 3,8% nacional. El personal ocupado por el mismo también alcanzó en Canarias una variación anual positiva en el tercer trimestre superior a la nacional (3,5% y 2,5% respectivamente).

 

Los viajeros alojados en los hoteles canarios, contabilizados por el INE, aumentaron durante el tercer trimestre del año 2016 un 7% respecto a los de hace un año, avance causado sólo por los viajeros residentes en el extranjero (12,2%), ya que los residentes en España experimentaron un retroceso del 6,2%.

 

La estancia media en el trimestre fue un 1,8% superior a la del tercer trimestre de 2015 y el número de pernoctaciones creció un 8,8%. El índice de ocupación sube 3,3 puntos y se sitúa en el mes de septiembre en un 79,7%, por encima de la ocupación media nacional (67,5%).

 

En cuanto a los ingresos por habitación disponible del trimestre, aumentan anualmente en julio un 13,8%, en agosto un 12,6% y un 6,5% en septiembre, lo que hace que el promedio trimestral siga teniendo un saldo positivo anual (10,9%).

 

Mercado laboral

El mercado de trabajo continúa mostrado síntomas de recuperación pero hay que acelerar su intensidad.  La tasa de paro se redujo en un 1,3% en el tercer trimestre del año y se debe tanto a la creación de empleo, 15.600 ocupados, como a la bajada del paro, 14.100 desempleados menos. Una tasa que se sitúa en el 26% de la población activa, esto es, la que puede trabajar y está buscando un empleo y que continuó presionado el mercado de trabajo con 1.500 personas activas más que en el segundo trimestre del año, por lo que el descenso de la tasa de paro experimentado durante los últimos meses se debe en exclusividad al aumento de la ocupación.

 

En términos anuales las cifras también apuntan mejoras con un aumento de los ocupados en 22.000 personas y un descenso en el número de parados en 30.500 personas. Cifras que han permitido que la tasa de paro caiga un 2,6% en el último año, tres décimas más que la caída media nacional (-2,3%).

 

A pesar de esta buena dinámica del mercado de trabajo el gran reto sigue estando ahí, reducir el elevado número de desempleados, 286.700 parados, y bajar ampliamente esta elevada tasa de paro. Durante los meses de julio, agosto y septiembre todos los sectores han contribuido tanto a la recuperación del empleo, como al descenso del número de parados en las islas, además del colectivo de desempleados que buscan su primer empleo o que llevan en paro más de un año, que fue el que mayor descenso experimentó con un retroceso trimestral de 8.600 parados. Una inercia positiva que se debe mantener si realmente se quiere conseguir un descenso significativo del número de parados en el Archipiélago

 

A nivel provincial, en Santa Cruz de Tenerife la disminución del número de desempleados es de 11.400 y la tasa de paro se sitúa en el 25,1%. En Las Palmas desciende el número de parados, con 2.700 menos que el trimestre anterior y la tasa de paro es del 26,9%.

 

Los dos indicadores mensuales para conocer la evolución del mercado de trabajo durante los meses de verano también fueron positivos, cerrándose septiembre con un total de 11.412 parados menos que un año antes (-4,7%), al que han contribuido todos los sectores, excepto el colectivo sin empleo anterior. Por su parte los afiliados son 32.564 (4,6%) más que en septiembre de 2015, con crecimientos anuales tanto en los afiliados al régimen general (5,3%), como al régimen de autónomos (2,1%). Canarias registra el tercer mayor incremento de las de las afiliaciones del conjunto de regiones españolas, tras el de Baleares (5,5%) y Melilla (4,8%).

Article Categories:
Canarias

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *