Nov 26, 2016
0 0

Los usuarios de la huerta municipal de El Velachero en Santa Cruz de La Palma piden al Ayuntamiento una definición futura del proyecto.

Written by
FacebookTwitterPinterestLinkedInGoogle+Share

El pasado mes de Agosto, y, tras múltiples retrasos comenzaba a caminar el Proyecto de Huertas Municipales en Santa Cruz de La Palma. Una iniciativa orientada a personas paradas y sin recursos que podían encontrar en la agricultura el modo de llevar hasta sus mesas productos frescos con todas las garantías. A día de hoy, de las diez personas que se iniciaron en esta aventura de aprender a ser agricultor, tan solo quedan dos usuarios que siguen acudiendo diariamente a cuidar de sus verduras “yo no sabía nada de agricultura, me cuenta Pedro, fui de pequeño a recoger papas alguna vez y eso ha sido todo. Nuestra técnico nos ha enseñado todo, desde el nombre de la planta, a la mejor época para cultivar cada producto”.

A punto de finalizar su proceso de formación, los alumnos de este proyecto se encuentran ante una situación de incertidumbre “nos gustaría un mayor interés, interviene Fernando, queremos apoyo, que nos escuchen, que estén pendientes porque, si no es así, el proyecto muere”. Y es que, en este punto de la iniciativa los alumnos ya han agotado semillas, plantas, y, entre otras muchas cosas, carecen de abono para continuar con su labor; aspecto al que además se suma la incertidumbre del futuro de la huerta del Velachero “nos gustaría, explica Pedro, que el Ayuntamiento definiera el futuro de este proyecto; es decir, no sabemos si esto se va a parcelar. En ese caso, si se parcela, que parte le toca al compañero, a mí, o, a otro que venga, no sabemos si podemos seguir viniendo, o, no porque no tenemos nada con qué continuar. A mí, apunta Fernando, me gustaría seguir con este proyecto pero no tengo ganas de venir aquí para estar una mañana alegando sin hacer nada por no tener material”.

La experiencia en la huerta, aseguran ambos, ha sido enriquecedora. Les ha servido para sentirse útiles de nuevo y productivos “psicológicamente nos ha ayudado mucho, apuntan ambos. Personalmente, explica Pedro, para mí era muy duro levantarme y no saber cómo utilizar mi tiempo, qué hacer y esto me ha servido para macarme un objetivo. En mi caso, dice Fernando, ha sido una actividad que me ha ayudado a relajarme bastante. Me gusta y si además, ves que sacas un rendimiento en forma de cosecha que llevas a casa, eso te anima más. Por eso nos interesa saber cuál va a ser el futuro, la evolución porque si esto se para, entonces ni por aquí ni por allá”, afirma de manare rotunda.

El trabajo en esta primera huerta municipal del Ayuntamiento ha sido duro. 2000 metros cuadrados en los que los alumnos han aprendido a desbrozar, a elegir las mejores plantas según la tierra y a enfrentarse a diferentes problemas “las gallinas, apunta Pedro, han sido un lío. Tuvimos que hacer un pequeño invernadero para que no picotearan lo plantado. Yo traigo todos los días a mi perro, cuenta Fernando, las espanta y las ves volando de un lado para otro”.

Pero el asunto de las gallinas, por todos los vecinos de la zona conocido, no ha sido el único inconveniente al que estos aprendices de agricultores han tenido que hacer frente. Las lluvias y el lugar donde almacenan los aperos de labrar han sido otra contrariedad “para guardar las herramientas de trabajo nos dejaron este contenedor apunta Fernando. El techo está agujereado. Con las lluvias ha entrado el agua y nos ha fastidiado las herramientas. He colocado plásticos para evitar que el agua entre, pero el viento se lleva los plásticos. Por eso te digo que cuando se hace este tipo de iniciativas tienes que dar cosas en buen estado, no estropeadas porque desde que esto comenzó nadie se ha pasado por aquí para saber qué necesitábamos o cómo íbamos”.

Tanto el alcalde Sergio Matos, como el concejal del área en el Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma, Julio Felipe, han manifestado su disposición a continuar con este proyecto, y, a ampliarlo a otras zonas en baldío dentro de la capital.

Article Categories:
Entrevistas · La Palma

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *