Nov 15, 2016
0 0

In Corpore Sano El Hierro: desde la isla del Meridiano al pico más alto de España, el Teide.

Written by
FacebookTwitterPinterestLinkedInGoogle+Share

14681859_629121440629903_2427576333570687612_n

El club herreño In Corpore Sano El Hierro viajó a Tenerife con un objetivo marcado, un reto solidario, ascender hasta el pico más alto de España acompañados de dos asociaciones, Senderos sin Barreras, de Gran Canaria, y Montes Solidarios, del País Vasco. Los 3 colectivos aunaron fuerzas y ganas para acercar el Teide a personas con movilidad reducida gracias a la utilización de las sillas adaptadas Joëlette, recorriendo varios de los paisajes más bonitos e increíbles de Tenerife.

El reto comenzaba a las 00:00 horas desde la Playa de El Socorro, en Los Realejos, donde llevaron a cabo la tradición de tocar el mar antes de partir. Llegaron a las faldas del Teide aproximadamente a las 15:00 horas, realizando varios descansos de corta duración para hidratarse y alimentarse.

Bajo el lema “de 0 a 4.000 metros”, el herreño Robertito, o la vitoriana Silvia Apodaka, entre otros, disfrutaron de casi 15 horas de recorrido entre naturaleza viva. Parte fundamental de este reto fueron los voluntarios de In Corpore Sano, Senderos sin Barreras y Montes Solidarios, los cuales están capacitados para pilotar las sillas especiales Joëlette. En el caso de los herreños, el club hizo posible que unos veinte deportistas pudieran acceder a esta formación en colaboración con los expertos de Senderos Sin Barreras, siendo esa veintena de deportistas capacitados los que hicieron posible que Robertito y el resto de senderistas consiguieran conquistar el Teide.

La presidenta de In Corpore Sano El Hierro, Pilar Carballo, quiso destacar la colaboración que las instituciones herreñas tales como el Cabildo y los ayuntamientos de Valverde y El Pinar de El Hierro, así como Naviera Armas, prestan al Club y la organización de esta actividad. “Hay esfuerzo en esta iniciativa, pero lo que prevalece y hace posible que consigamos los retos que nos proponemos es la ilusión de todos los miembros del Club, así como la colaboración desinteresada de quienes hacen posible que existamos y nos movamos sin barreras; para nosotros está prohibido rendirse”, comentó Pilar.

Fueron más de 30 kilómetros de recorrido, desde el nivel del mar hasta el pico del Teide. Una distancia para disfrutar de la naturaleza, del deporte y de la diversión, en la cual se toparon con algunas dificultades como el pronunciado desnivel, la superficie húmeda y embarrada, ocasionando resbalones continuos y las inclemencias meteorológicas, haciendo que el reto adquiriera condiciones superiores de dureza. Por ello, “no obviamos que teníamos que cuidar las garantías de seguridad en la actividad, y es por ello que los miembros de In Corpore Sano que acudieron a esta actividad contaban tanto con el mencionado curso para poder manejar las sillas Joëlette, como con horas de experiencia y participación activa en las múltiples actividades que In Corpore Sano El Hierro viene realizando con personas con movilidad reducida”, añadió Pilar.

in-corpore-sano259Además, recuerda que este año, la disposición de las sillas adaptadas no sólo ha servido para que las personas con diversidad funcional puedan unirse a las actividades lúdico deportivas del Club, “durante el verano, y en varias ocasiones, facilitamos que vecinos del Pozo de las Calcosas pudieran disfrutar de días de vacaciones en el pueblo costero, valiéndose de In Corpore Sano y las Joëlette para subir desde el caserío, en el interior del Pozo, hasta el letime, en Tancajote”.

Por su parte, Víctor Cabrera, secretario de In Corpore Sano e integrante de este club, hizo saber a este medio que “el reto se convirtió en una experiencia imborrable para todos, ya que a pesar del gran esfuerzo, sentimos gran satisfacción al poder integrar y dar la oportunidad a un menor con diversidad funcional, en este caso a Robertito, y más siendo de la isla de El Hierro, permitiéndonos vivir conjuntamente y en cada momento esta increíble experiencia, observando las sensaciones, la alegría y la ilusión que supuso el cumplimiento del reto, demostrando que In Corpore Sano, además de ser un gran equipo, es una gran familia. Víctor quiso destacar que “a pesar de que Robertito es un niño, en ningún momento del recorrido perdió la ilusión de llegar al Teide”. Por último, añadió que “poder compartir esta experiencia con otros jóvenes de otros lugares fue bonito e interesante”.

In Corpore Sano El Hierro desarrolla su actividad en la naturaleza, en su caso, en la montaña y está formado por deportistas de todas partes de la isla con edades comprendidas entre los 8 y los 60 años. Su próximo objetivo es la Haría Extreme, que se celebra este fin de semana en Lanzarote.

Lo que hace único a este club es que combina la práctica deportiva con algunos valores como la solidaridad, la inclusión y el trabajo en equipo. Lucha porque jóvenes con movilidad reducida puedan participar y disfrutar de los numerosos senderos que realizan. Además, se ha sumado a varias causas benéficas, recaudando fondos mediante carreras solidarias.

In Corpore Sano se define como un club enamorado del deporte, guerrero por querer eliminar las barreras, tanto físicas como mentales, con afán de superación, con espíritu cooperativo. In Corpore Sano El Hierro hace realidad los sueños que parecen imposibles y ello lo convierte en una gran familia en la que todos tienen cabida.

Si quieres saber más sobre este club y sus actividades, síguelo en Facebook (In Corpore Sano El Hierro) o en Twitter (@IncorpsanHierro).

Article Tags:
· · · ·
Article Categories:
Canarias · Deportes · El Hierro

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *