Nov 10, 2016
1 0

Cómo encontrar la felicidad

Written by
FacebookTwitterPinterestLinkedInGoogle+Share

La búsqueda constante de la felicidad termina siendo un camino sin final; la felicidad no se encuentra donde esperamos que esté. El problema es que nos centramos demasiado en ir a buscarla a un lugar determinado y perdemos de vista que la felicidad reside en uno mismo, en cómo se viven las cosas, en como interactuamos en sociedad, en definitiva, la felicidad está en nosotros mismos. Hoy voy a indicarte varios pasos que pueden hacerte sentir esa felicidad cada día, con pequeños pasitos, baby steps como dicen los americanos, y poco a poco llegarás a sentir que emana de ti esa felicidad que estabas buscando fuera. ¿Te parece que comencemos con esos pasos que te harán feliz conscientemente? Vamos allá.

felicidad

 

LEVÁNTATE TEMPRANO: madruga un poco más, no hace falta que sea mucho, pero si el tiempo suficiente para disfrutar del amanecer del nuevo día. No importa que fuera esté tronando, diluviando o haciendo el frío del polo norte, la naturaleza es así debes aprender a amarla y agradecer que un nuevo día comienza. Puedes aprovechar para meditar, hacer ejercicio o simplemente leer el periódico, se trata de un tiempo extra para ti, para tu disfrute.

VISUALIZA EL DÍA QUE TIENES POR DELANTE DE FORMA POSITIVA: por mucho que te cueste ir a hacer papeleos, o ir al banco o hacer recados, o aguantar al bromista pesado de tu trabajo, plantéate la jornada como algo positivo, piensa en las risas a la hora del café, piensa que esos papeleos son para traer algo bueno… siempre mente positiva, no creas que es fácil, pero se puede y llegará a ser una costumbre innata en ti.

QUIÉRETE MUCHO: desde tu propio amor hacia tu persona nace el amor a los demás. Conocerte, aceptarte y amarte por quien eres te hará ser una persona más feliz. Dedícate a amarte, luego ama a los demás.

COME EQUILIBRADAMENTE: llevar una dieta equilibrada mantiene tu salud en óptimas condiciones, por lo que te hará feliz sentirte siempre bien físicamente.

LUCHA POR TUS SUEÑOS: proponte metas que desees realizar y crea un plan que te ayude a conseguirlas. Verás que podrás conseguirlas poco a poco, no sin trabajo, pero si con más felicidad. Es que cuando ves que puedes conseguir lo que te propongas esa felicidad la irradiarás hacia fuera, y los demás reconocerán en ti a una persona plenamente feliz.

UTILIZA LA MÚSICA PARA RELAJARTE: ¿Qué sería del mundo sin la música? no pases ni un día sin ella, cuando la escuches, relájate y relaja tu mente; déjate llevar por la melodía que estés oyendo y tu mente recargará pilas.

MÁRCATE UNOS HÁBITOS SALUDABLES: ya sabes, esto es más de lo mismo, hacer ejercicio, fuera tabaco, fuera alcohol… vamos, en definitiva, crea unos hábitos que te mantengan sana y feliz con tu estilo de vida.

SACA SIEMPRE TIEMPO PARA TI: busca un rincón en tu jornada que sea tuyo exclusivamente, donde no entren las preocupaciones, los quehaceres y las responsabilidades. Busca tu momento de ser tu misma y desconectar.

APRENDE CADA DÍA ALGO NUEVO: mantén tu mente inquieta, busca adquirir nuevos conocimientos, no dejes que tu cerebro se estanque. Mantenerte así es mantener la parte de niño que necesitas, aquella que necesita preguntarlo todo y que también por todo se asombra. No dejes de lado esa faceta tuya.

RODÉATE DE PERSONAS A LAS QUE AMES: ten a tu lado aquellas personas que te aportan, a las que amas y respetas y las que te aman y respetan a ti. Lo demás es tóxico y no te interesa.

TEN FE EN TI MISMA: nunca dejes de creer en ti. Tú eres una fuerza imparable de la naturaleza que puede conseguir aquello que se proponga y más. Créete esto y llegarás donde quieras.

SONRÍE A LA VIDA: agradece aquello que tienes, recibe lo que te da la vida con alegría y disfruta de ello. Si pasas por malas épocas, recuerda que de todo se aprende y que de ese bache saldrás fortalecida.

DEDÍCATE A AQUELLO QUE MÁS AMAS Y ASÍ AMARÁS LO QUE HACES: levantarte cada día debe motivarte y para ello lo mejor es dedicarte a hacer aquello que de verdad nace de ti; no hay mayor felicidad que poder vivir de hacer las cosas que más amas.

CELEBRA TODO LO QUE CONSIGAS: no dejes de celebrar cuando consigas las metas que te marcas. Te mereces un reconocimiento a tu esfuerzo, así que no te sientas culpable porque otros quieran hacerte sentir así… ¡a celebrar y punto!

la felicidad

 

Este es mi “ritual” de la felicidad, unos hábitos que una vez los retienes en tu mente se convierten en algo natural en ti, no necesitarás forzar nada pues todo fluirá como en un río. Recuerda que la felicidad nace en ti y, que sin ella, no podrás dar felicidad a los que te rodean. Sé valiente atrévete a buscar tu propia felicidad.

Article Tags:
·
Article Categories:
Lifestyle

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *