Nov 3, 2016
0 0

Sugaring: el nuevo método de depilación del viejo mundo

Written by
FacebookTwitterPinterestLinkedInGoogle+Share

Hoy voy a tratar un tema que, más que seguro, nos trae de cabeza a todas las mujeres (y cada vez a más hombres): la depilación. Quiero enseñarte una forma de depilación menos dolorosa que la cera, que puedes poner en práctica en casa y que además no sale nada cara, se trata del sugaring, una técnica que utiliza el azúcar como base para conseguir una cera casera que funciona muy bien. Este método de depilación ya se usaba en el antiguo Egipto por sus mujeres, famosas por su belleza y por tener una larga tradición en el cuidado del cuerpo. Hoy te traigo la receta para que puedas ponerla en práctica en la comodidad de tu casa y constates que duele mucho menos que la cera que usamos normalmente.

sugaring

 

LO QUE NECESITAS:

  • El zumo de 1 limón.
  • 2 tazas de azúcar
  • Agua (solo en caso de que no tuviéramos suficiente zumo de limón).

CÓMO LO PREPARAS:

  • En una olla mediana ponemos las dos tazas de azúcar y el zumo de limón. El limón debe cubrir el azúcar, si no es así, tendrás que añadir un poco de agua hasta llegar al nivel que necesites.
  • Pondremos a calentar la mezcla a fuego medio-alto, removiendo constantemente hasta que se haya disuelto todo el azúcar. Puedes usar un termómetro de cocina y comprobar que la mezcla llegue a los 115 ºC.
  • En el momento que se ponga a hervir, baja el fuego al mínimo (no lo dejes hervir más de un minuto) y espera a que se forme una pasta espesa y pegajosa, pero que es manejable. El color debe ser de un dorado suave, muy parecido al de la miel. Si te ha quedado más oscura es que la mezcla se ha quemado y no te servirá, deberás repetir todo el proceso.
  • Retiras del fuego y lo dejas enfriar.
  • Ya puedes empezar a usar esta “cera” de azúcar.

CÓMO USARLA:

Con la mano coges un poco de la mezcla y lo extiendes sobre la zona a depilar en el sentido contrario al crecimiento del vello (al contrario que con el método de la cera tradicional) y retiras tirando en el sentido del pelo. Notarás que el tirón es muy parecido al que puedes hacerte con un esparadrapo, no duele más que eso. Cuando termines tu depilación aplícate aceite o crema hidratante para calmar la piel. Si se te ha quedado algún resto pegado podrás retirarlo con agua tibia.

massage-therapy-1612308_1920

CUÁLES SON LAS VENTAJAS DE ESTA DEPILACIÓN:

  • Puedes utilizarlo aunque el vello sea muy corto.
  • Dura tanto como la depilación con cera.
  • Lo usas a temperatura ambiente, por lo que las quemaduras no se producen.
  • Es económica.
  • Es mucho menos dolorosa que la cera.
  • Es totalmente natural.
  • Puedes usarlo en cualquier parte de tu cuerpo.
  • Ayuda a retirar células muertas y también potencia la regeneración de las mismas.

 

Como ves no es una receta complicada y además es muy fácil de aplicar. Recuerda probar primero en una zona pequeña de tu piel por si te produce alguna irritación o cualquier otro problema.

Anímate y prueba esta receta tan antigua como las primeras faraonas egipcias, si ellas lo hacían es suficiente garantía para probar, pues por todos es sabido que esa cultura tenía una extensa tradición en cuanto a cuidado de belleza se refiere. Cuéntame cómo te ha ido con la depilación en los comentarios, quizás animes a otra mujer a probarlo.

Article Tags:
·
Article Categories:
Lifestyle

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *