Oct 24, 2016
1 0

Antonio Hernández, Rector del Real Santuario de La Virgen de Las Nieves :“ repartía 8 papeles a la semana en la Iglesia, ahora unos 400”

Written by
FacebookTwitterPinterestLinkedInGoogle+Share

antonioLleva ya 5 años como Rector del Real Santuario de Nuestra Señora de Las Nieves, Antonio Hernández, el cura de Las Nieves, es de esos sacerdotes flexibles que se adaptan a todas las circunstancias. Asegura sentirse muy cómodo en este último destino asignado por el Obispado “no ha sido ningún problema adaptarme a La Palma, soy de aquí y conozco lo que llamamos la idiosincrasia palmera, que no es más que nuestros hábitos y costumbres y claro soy un devoto de la Virgen de Las Nieves”. Natural de Fuencaliente, siempre tuvo claro, siendo un niño, qué quería ser de mayor. Su familia participaba, recuerda Antonio, activamente de la vida parroquial del municipio “me pasaba todo el día con don Marino en la iglesia, cuenta, era el monaguillo, lo fui durante 9 años; en mi casa éramos muy practicantes, hubo muchos sacristanes, así que, sí que creo que nací con vocación”. Entró al seminario con 14 años, junto con otros 50 palmeros más; era una época muy diferente a la actual “hoy las vocaciones son más tardías, matiza, eso no es bueno ni malo, simplemente es otro momento”.

Hablamos de lo divino y de lo terrenal en un marco, que desde luego invita a hacerlo. Desde el patio de la Casa Parroquial, las vistas hacia el barranco, y, a un enclave paisajístico único hablan por sí solos de la importancia que este rincón tiene para los palmeros; “¿viene la gente a las celebraciones eucarísticas?, le pregunto, empecé repartiendo 7 u 8 papeles parroquiales a la semana y ahora reparto entre 300 y 400; sí la gente viene a misa y supongo que algo se estará haciendo bien”. Le ha sorprendido, “y para bien” el cariño que la gente del Valle le tiene a la Virgen de Las Nieves. A la misa del domingo viene gente de todos los municipios de la isla “pero es que vienen hasta de Gran Canaria; allí hay un fervor muy grande hacia la advocación de las Nieves y he tenido grupos de Gran Canaria que han querido celebrar aquí entre nosotros y ante la Virgen de Las Nieves, a un familiar fallecido devoto de la Virgen, eso habla de lo que esta imagen une a los canarios”.

A esta altura de nuestra conversación, no puedo evitar preguntarle por su impresión personal sobre el Papa Francisco. Un hombre, del que, seas o no creyente, todos hablan porque no hay espacio donde, al menos una vez, no se haya hablado del Papa “es normal y es bueno, asegura. El Papa Francisco está abriendo la Iglesia, que nunca debió cerrarse y está creando una nueva ilusión entre la gente que vuelve, hay una especie de movida nueva”. Y es que el exceso de normas y burocracia ha pesado mucho en la Iglesia, explica Antonio, “el Papa no ha cambiado ni el discurso ni la doctrina pero sí ha cambiado la forma de exponerlo, la forma de acogida. El Papa ha hecho afirmaciones muy duras diciendo que la Iglesia no puede parecer una empresa en la que hemos alejado a Dios; y es cierto, porque todo eso ha distanciado, especialmente a los jóvenes. La Iglesia debe jugar un papel importante en nuestra sociedad, pero no de imposición, sino de misericordia, concluye Antonio”.

Si la vida como sacerdote ha sido y es su gran pasión, también lo es Proyecto Hombre. Hace 25 años que creó esta iniciativa con el objetivo de ayudar a jóvenes y no tan jóvenes a salir de las redes de las drogas. 5000 personas cuyas edades varían entre los 16 a los 60 años han pasado a lo largo de estas, más de dos décadas, por el equipo terapéutico que conforma el grupo “ cuando la droga entra en el sujeto, me explica, lo transforma porque se apropia de él y esa transformación salpica a toda la familia; comienzan los abusos, los engaños ,las mentiras de estas personas para conseguir lo que quieren” .Y La Palma no es ajena al problema de las drogodependencias entre los jóvenes y adultos, pese a que los palmeros pretendamos fingir que esa realidad no existe en nuestro pequeño paraíso, o que nuestros hijos no consumen. Los datos hablan por sí solos, las edades de inicio al consumo se sitúan en torno a los 13 años, siendo nuestros hijos aún unos niños “La Palma no escapa a esta realidad, asegura Antonio; el tabaco es el inicio, flirtean con el tabaco y luego pasan a la marihuana, lo que todos conocemos como los porros, ese es el inicio; además hay un dato curioso en la isla hay un repunte muy preocupante en el consumo de heroína y de cocaína. La Palma, afirma, no se diferencia en nada de lo que sucede en Tenerife o en Las Palmas porque las drogas están al alcance de nuestros chicos pero no podemos girar la cabeza hacia otro lado y continuar creyendo que eso aquí no pasa.”

Lo que más le apesadumbra en este tipo de situaciones es la familia porque, especialmente en las madres, se produce un sentimiento de contradicción en lo más profundo de su corazón “son muchas las madres que vienen llorando, desesperadas, rotas y me dicen es que usted no tiene hijos y no sabe lo que esto duele. Y claro que lo sé, les digo, pero el amor de un hijo a una madre debe ser un amor bueno y no hiriente, dañino, como este. “

Son realidades duras, pero de las drogas se sale, asegura. Son muchos los chicos que ha salido de este problema y hoy tienen sus vidas organizadas. ¿”Qué es más difícil dirigir Proyecto Hombre o una parroquia?, le pregunto “la Parroquia sin duda, y no era la respuesta que yo esperaba, se los aseguro. No podría decirte a que se debe esta afirmación; pero lo cierto, continúa el cura de Las Nieves es que Proyecto Hombre es una institución ya consolidada, tengo un equipo de trabajo muy bueno que funciona solo; los chicos que acuden a nosotros han tocado fondo; con ellos hay un trabajo terapéutico y sicológico muy lento, están en tus manos y poco a poco con esfuerzo los moldeamos; es un trabajo de progresión. En la Parroquia el proceso de crecimiento se estanca porque la gente ya tienen sus hábitos y costumbres, a veces parece más un trabajo de mantenimiento porque es complicado cambiar hábitos en adultos; pero eso no quiere decir, que no se trabaje con la gente; se hace pero de forma muy diferente”.

Y entre celebración y celebración, y los asuntos de Proyecto Hombre, Antonio el cura se busca como finalizar con la tercera fase del Museo de Real Santuario para que pueda será abierto al público lo antes posible. Un Museo Sacro en el que tanto los palmeros, como los turistas que llegan a la isla conozcan la importancia de la Patrona Insular en el devenir de la historia de la isla “este punto de la isla, enfatiza Antonio, no tendría sentido sin el edificio del Santuario y todo lo que hay a su alrededor; la casa de Los Pinto de Guisla, importantes para la isla, está ahí al lado en desuso. Ellos fueron además de los primeros camareros de la Virgen. Este rincón atesora una historia muy importante que se debe dar a conocer a todos los que se acercan hasta aquí y este Santuario es uno de los puntos más visitados de la isla. Todo eso se contará en el Museo, así como nuestra tradición comercial con América y Europa y de ahí el importante ajuar de la Virgen”.

Y a don Antonio no le faltan reivindicaciones que hacer a las autoridades competentes en la materia, por ejemplo, un acceso peatonal hasta el santuario no sólo por los ancianos que van caminando hasta la Iglesia y cuyas edades les impide ser ágiles, sino también para aquellas personas que tan solo quieren disfrutar del paisaje o hacer algo de deporte, o, un parque recreativo entre el pinar que rodea al Santuario, un lugar de esparcimiento para los que se acerquen hasta la zona y quieran disfrutar de este maravilloso espacio. Esperemos que estas peticiones nos las concedan, no la Virgen de las Nieves, sino nuestros políticos ya que es su tarea.

Article Tags:
Article Categories:
Entrevistas · La Palma

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *