Oct 18, 2016
0 0

El PSOE de Valle Gran Rey acusa al alcalde de negligencia en la tramitación del pago de subvenciones a las Asociaciones

Written by
FacebookTwitterPinterestLinkedInGoogle+Share

sabina-del-pilar-rodriguez-y-cristopher-marreroEl PSOE de Valle Gran Rey, a través de los ediles socialistas Cristopher Marrero y Sabina del Pilar Rodríguez quieren arrojar “con la verdad por delante” algo de luz sobre la desidia e incapacidad del alcalde Angel Piñero para gestionar en tiempo y forma las subvenciones a las Asociaciones de nuestra localidad”.

“La de la Escuela de Música ha sido por número de afectados la más trascendente de muchas situaciones que se han vuelto críticas a causa de la falta de responsabilidad y compromiso de quien fue elegido para defender y luchar por los intereses de Valle Gran Rey y de todos sus vecinos” afirman los ediles socialistas.

Esta legislatura ha sido pródiga en plenos extraordinarios y nunca el tema de subvenciones ha sido objeto de ninguno de ellos pese a que desde el mes de mayo, asociaciones y colectivos luchan por unas subvenciones que necesitan y sin las que muchas de ellas no podrán continuar en activo, lo que llevaría, si llegase este extremo, a uno de los mayores disparates de la democracia en la sociedad de Valle Gran Rey, claro ejemplo de la forma de gobernar de Angel Piñero que sólo argumenta excusas para esconder su propia incapacidad de gestión.

El retraso injustificado en el pago de subvenciones ha puesto en riesgo la continuidad de asociaciones que son las únicas que dan respuesta a las necesidades de los niños, de la juventud, de los mayores, en materia de seguridad, de protección animal o de conservación de la cultura y el patrimonio de este pueblo, ha sido justificado por el alcalde, Ángel Piñero hace unos días en nota de prensa , donde venía a decir que “se debe a que nos hemos visto forzados a prorrogar el presupuesto y hacer un Plan Económico Financiero y una vez efectuados los cálculos definitivos aplicados a la proyección de la liquidación del ejercicio 2016 en cuanto al presupuesto de gastos, el incumplimiento quedara corregido en este ejercicio, sin necesidad de realizar mayor ajuste que la propia prórroga del presupuesto en superávit. Esto se ha debido a que la Ley nos obliga a corregir el objetivo de la regla de gasto, una vez realizados los correspondientes ajustes en la liquidación”. (http://vallegranrey.es/el-alcalde-de-valle-gran-rey-angel-pinero-afirma-que-el-portavoz-de-si-se-puede-en-el-ayuntamiento-miente-sobre-las-causas-que-han-motivado-el-retraso-en-el-pago-de-las-subvenciones-a-las-asociacion/).

Lo primero que hay que tener en cuenta es que el presupuesto municipal no se prorroga por obligación sino porque entrando en el ayuntamiento a mitad de ejercicio, el actual grupo de gobierno fue incapaz en seis meses de sacar adelante un presupuesto para 2016, y no sería de extrañar que también el ejercicio 2017 se vea prorrogado puesto que a estas alturas de año aún no hemos tenido acceso siquiera a una propuesta de borrador de presupuesto para el próximo ejercicio.

Una vez prorrogado el presupuesto es el grupo de gobierno quien decide las partidas a prorrogar entre los capítulos 1 a 4, no pudiendo prorrogarse el capítulo 6 de inversiones finalistas motivo por el cual salvo “obras de emergencia” o mantenimientos ordinarios no se ha realizado ninguna actuación en infraestructuras en todo el año 2016. Casualmente el capítulo 4, donde se enmarcan todas las subvenciones, no fue prorrogado, dejando fuera de dotación presupuestaria las subvenciones generales para las cuales no existe ningún impedimento de pago en presupuesto prorrogado y también quedando sin dotación las subvenciones nominativas para la cuales se podría aplicar el criterio que no son prorrogables por ser finalistas, aspecto este discutible pero defendible.

Lo más lamentable es que aun adoptando el criterio que dichas subvenciones no eran prorrogables, la solución sería muy fácil, bastaría con aprobar una modificación de crédito sobre el presupuesto prorrogado destinada precisamente a atender las subvenciones nominativas que se fijarían en el propio Acuerdo de modificación de créditos. Esto es posible e, incluso, necesario para el funcionamiento normal de un Ayuntamiento en una situación de prórroga del presupuesto. El art. 21.55 del Real Decreto 500/1990, de 20 de abril por el que se desarrolla el capítulo primero del título sexto de la Ley 39/1988, de 28 de diciembre, reguladora de las Haciendas Locales, en materia de presupuestos que establece que “ En tanto no se apruebe el Presupuesto definitivo, el prorrogado podrá ser objeto de cualquiera de las modificaciones previstas por la Ley.”

Llegados a este punto, cuando todo apunta a que las subvenciones no se han cobrado simplemente a causa de la dejadez y falta de gestión de un alcalde que no las ha tenido entre sus prioridades , entra en juego el Plan Económico Financiero al que Ángel Piñero ha fiado la defensa de su nefasta gestión de este problema. Ante esta situación surgen dos preguntas. ¿Por qué no se resolvieron las subvenciones antes? ¿En qué afecta el Plan Económico Financiero a las subvenciones?
En primer lugar decir que el escrito de la Delegación de Hacienda informando el Incumpliendo de estabilidad presupuestaria/regla de gasto es recibido en el Ayuntamiento de Valle Gran Rey, RE 2038, el 5 de agosto de 2016. ¿Por qué no se habían tramitado las subvenciones antes, cuando hubiera bastado una modificación presupuestaria aprobada en pleno que hubiera podido ser incluso extraordinario?, pues sencillamente porque las Asociaciones afectadas no eran una prioridad.

Resulta tremendamente curioso como para algunas cosas sí que se planifica con tiempo como el caso del Carnaval 2017 para el que desde el 9 de septiembre podemos votar en la web municipal el tema a elegir, pero sin embargo en las cosas más elementales, casi todas en manos o bajo responsabilidad del alcalde, no se avanza, ni se planifica, ni se gestiona ni se miden consecuencias, sólo se improvisa.
Para la obra de emergencia de la tubería de Charco del Conde a Playa Calera se tramitaron en un mismo día, 22 de febrero, providencia de informe, informe de secretaria interventora, solicitud de informe técnico, informe técnico y decreto de obra de emergencia, sin embargo entre el 1 de enero y el 5 de agosto de 2016 no hubo capacidad para hacer una modificación presupuestaria elevarla a Pleno e iniciar el procedimiento de pago de subvenciones. Cada cual sacará sus propias conclusiones y las nuestras están claras además de constatadas por la vía de los hechos.

Una vez inmersos en el Plan Económico Financiero y máxime en un Ayuntamiento que según el propio alcalde se encuentra en situación de superávit, tampoco cuadran las disculpas, sobretodo porque el alcalde, según relata a petición de los técnicos municipales externaliza su redacción que se hace con motivo del incumplimiento de la Regla del gasto en el ejercicio 2015, documento entregado en el mes de agosto y plagado de errores, algo que pudimos confirmar nuevamente el pasado viernes cuando se lleva a comisión para su inclusión en el próximo Pleno Ordinario la corrección de errores materiales en el mismo. (Casi dos meses más perdidos y con las asociaciones esperando).
Otra cuestión que plantea el alcalde en su nota de prensa, ganando tiempo y asfixiando aún más a nuestros colectivos es que está “a la espera de que el Ministerio de Economía y Hacienda nos dé el visto bueno al Plan Económico Financiero realizado y podamos hacer efectivo el pago de las correspondientes subvenciones”.

Pues bien, salvo los Ayuntamiento de gran población a que se refiere el art. 111 de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales, cuyos PEF han de ser aprobados definitivamente por el MINHAP, los PEF que deban elaborar el resto de los Ayuntamientos, como Valle Gran Rey, deberán estar aprobados por el Pleno de la Corporación (art. 23.4 de la Ley Orgánica 2/2012, de 27 de abril, de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera-LOEPSF) y remitidos en el plazo de cinco días naturales desde su aprobación al MINHAP para su publicación en su portal web (art. 9.2 de la Orden HAP/2105/2012, de 1 de octubre, por la que se desarrollan las obligaciones de suministro de información previstas en la Ley Orgánica 2/2012, de 27 de abril, de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera). Es decir que el Plan Económico Financiero del Ayuntamiento de Valle Gran Rey no ha de ser aprobado ni ha de recibir el visto bueno del MINHAP. Por tanto, por mucho que Ángel Piñero espere la llamada del ministro Montoro, esta llamada no se va a producir. Por tanto hubiera bastado voluntad, previsión y ganas para que las asociaciones y colectivos de Valle Gran Rey hubieran cobrado en tiempo y forma las subvenciones. Lamentablemente los intereses del actual grupo de gobierno no coinciden con las necesidades reales de los vecinos y la gestión municipal se ha convertido en una suerte de escaparatismo vacío de proyecto y contenido.

Desde el PSOE de Valle Gran Rey hemos tendido la mano en reiteradas ocasiones al grupo de gobierno y hemos planteado nuestra preocupación por esta situación a través de preguntas y solicitudes de información que no son respondidas e insistido en que el cumplimiento con las asociaciones y colectivos debe ser una prioridad del gobierno municipal y que no se tardaría más de 72 horas en desarrollar los procedimientos necesarios, para el abono de las subvenciones por lo que la gestión municipal nos parece inaceptable y plantearemos la adopción de medidas urgentes para que este tipo de situaciones no vuelvan a ocurrir.

Article Categories:
La Gomera

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *