Oct 6, 2016
0 0

El turismo gay en España se destapa creciendo alrededor de un 28% en 2016

Written by
FacebookTwitterPinterestLinkedInGoogle+Share

turismo_gayEn un país en el que el turismo es una de sus principales fuentes de ingresos, haber superado un verano récord en restauración, consumo, vuelos y ocupación hotelera es, sin lugar a dudas, una gran noticia para la recuperación económica.

Y si el turismo general ha subido casi un 12% respecto a los últimos años, mejores noticias aún ha recibido el turismo gay, subiendo aproximadamente un 28% respecto a 2015 y un 34% a las cifras medias registradas en veranos anteriores.

Este estudio, realizado por Cromosomax.com en colaboración con una selección de promotores de fiestas, propietarios de locales gays, gestores de alojamientos en zonas centradas en la oferta vacacional al colectivo LGBT y agencias de viajes especializadas, arroja unos datos que ayudan a comprender por qué cada año más destinos se apuntan a la seducción del target gay.

Ateniéndonos a lo que ya conocíamos sobre cómo el gasto medio de un turista gay es superior en más de un 30% respecto al turista general, tampoco debería suponer una sorpresa y sí una confirmación del buen estado de salud del turismo especializado LGBT.

Se calcula que el turista gay gasta unos 130 euros diarios en ocio y restauración, superando a la media por, entre otros factores, su mayor presencia y actividad social. Gasto asociado siempre productos y servicios exclusivos, dado el carácter de comunidad de este colectivo, que siempre opta por lo gay-friendly antes que por lo más genérico.

Hasta llegar a una aportación a la economía española de más de 9.000 millones de euros anuales, una cifra nada despreciable que no deja de subir cada año y que ya supera el 18% de los ingresos turísticos totales en nuestro país, algo muy significativo considerando que la población gay se sitúa entre el 6 y el 8% de la población mundial.

En España, país preferido en Europa por el turismo LGBT, los destinos con más ingresos del colectivo gay son las ya establecidas Gran Canaria, Ibiza, Sitges, Torremolinos y Benidorm, a las que se ha unido Barcelona como gran reclamo del verano 2016. Mientras que estos turistas extranjeros (dejando a un lado los autóctonos), según este estudio, procedían en su mayoría de Reino Unido, Alemania, Estados Unidos.

Dada la delicada situación socioeconómica nacional, este brutal crecimiento de los ingresos directos del turismo LGBT suponen una gran noticia y una confirmación de la realización de un gran trabajo en materia de integración social y captación de un mercado emergente. Y como tal, toca, por una vez, felicitarse en ese aspecto.

Article Categories:
Canarias

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *