Oct 6, 2016
0 0

4 remedios para los poros dilatados

Written by
FacebookTwitterPinterestLinkedInGoogle+Share

Los poros abiertos aparecen en tu rostro cuando están obstruidos con la grasa de la piel. Aquellas personas que tienen una piel gruesa y grasa, tienen tendencia a desarrollar poros grandes con más frecuencia que aquellas que tienen una piel seca o normal. También puedes desarrollar poros abiertos con la edad, debido a una reducción de la elasticidad de la piel. Los poros no pueden reducirse de forma permanente, pero sí que se puede reducir su aspecto. Mantener la piel limpia e hidratada mejorará la condición de tus poros, aunque también puedes contar con las recetas caseras que a continuación te detallo; son estupendas para disminuir la apariencia de los poros abiertos.

picmonkey-collage

 

 

CLARAS DE HUEVOS: las claras de huevo tonifican de forma drástica tu piel y reducen los poros de manera temporal. Combina una clara de huevo frío con una cucharadita de maicena y lo bates hasta que esté espumoso (la mezcla no debe de resultar grumosa), aplica sobre tu rostro una capa fina de esta mezcla y, de manera uniforme, túmbate durante 20 minutos o hasta que la mascarilla se seque por completo. Enjuaga con agua tibia y repite el proceso de una a dos veces por semana, según lo veas necesario.

 

JUGO DE LIMÓN: esta fruta es un potente astringente. El jugo de limón reduce la apariencia de los poros dilatados y tonifica tu piel. Empapa un disco de algodón en jugo de limón y aplícalo a toquecitos sobre tu rostro en las zonas donde sufras de poros dilatados. Deja que el jugo actúe durante unos cinco minutos y enjuaga con agua fría. A continuación, aplica una hidratante libre de aceites para evitar la sequedad. Si eres propensa a tener la piel seca, debes evitar este procedimiento o si prefieres, diluir el jugo de limón en dos partes de agua de rosas antes de aplicártelo en el rostro.

 

HARINA DE ALMENDRA: aplicarte harina de almendra en la piel te ayudará a refinar la apariencia de tus poros. Puedes hacer tu propia harina de almendras de la siguiente manera: pon en la batidora 1/3 de taza de almendras y tritura hasta lograr que tengan una consistencia en polvo, así de fácil. Obviamente, también puedes comprarla en tiendas de productos naturales. Una vez que tengas la harina mezcla dos partes de esta con una parte de agua y crea una pasta espesa. Extiende esta crema en una capa uniforme sobre los poros. Deja reposar unos treinta minutos, enjuaga con agua tibia. Repite el tratamiento dos o tres veces a la semana para conseguir mejores resultados.

almonds-1266908_1280

 

COMPRESAS DE HIERBAS: el perejil, la bardana o el tomillo son hierbas astringentes que te ayudarán a mejorar la condición de tus poros. De la manera siguiente podrás obtener el líquido para aplicar las compresas sobre tu rostro: pon una cuchara sopera de hierbas secas, o dos de hierbas frescas, en un recipiente que resista el calor y vierte sobre las hierbas una taza de agua hirviendo. A continuación, tapa el recipiente y deja reposar hasta que el líquido alcance la temperatura ambiente, más o menos una hora. Pasado este tiempo, cuela las hierbas y empapa un paño de algodón en el líquido que ha quedado. Aplica el paño sobre el rostro y deja actuar durante quince minutos. Puedes hacer este tratamiento una o dos veces al día.

 

Aprovechar los productos que la naturaleza nos ofrece es una buena manera de cuidarnos, sobre todo porque no expones tu piel a los peligros de sustancias químicas que se añaden a los productos que se venden en las perfumerías. Yo voto por una vida sana en todas sus facetas, ¿y tú? ¿apuestas por aprovechar lo que la naturaleza te ofrece?

Article Tags:
·
Article Categories:
Lifestyle

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *