El delegado del Gobierno se reúne con la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas


0

2016-09-20-photo-00000075El delegado del Gobierno en Canarias, Enrique Hernández Bento, mantuvo ayer una reunión con representantes de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas (FEHT) para abordar una presunta estafa por parte de despachos de abogados británicos que incitan a turistas a denunciar falsas intoxicaciones alimentarias.

 

El encuentro celebrado en la sede de la Delegación del Gobierno ha contado con la participación del jefe superior de Policía de Canarias, José María Moreno Moreno, y la patronal hotelera de la provincia de Las Palmas ha estado representada por el presidente de la FEHT, Fernando Fraile González, el presidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros de Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura, José María Mañaricua, el presidente de la Asociación de Empresarios de Alojamientos Turísticos de Las Palmas, Tom Smulders, y el presidente de la Asociación de Empresarios de Bares, Cafeterías y Restaurantes de Las Palmas, Fermín Sánchez García, entre otros representantes del sector turístico.

 

Estas prácticas fraudulentas consisten en la puesta en marcha de denuncias, en su mayoría falsas, por inexistentes intoxicaciones debido al estado de la comida de los hoteles. Una vez el turista ha retornado a su país presenta la demanda ante los tribunales británicos. Debido a las cláusulas establecidas en los contratos entre turoperadores y hoteles, toda la responsabilidad recae sobre estos últimos.

 

El sector turístico de las Islas se está viendo también afectado por un fenómeno que se extiende a nivel nacional. Por este motivo, el delegado del Gobierno en Canarias ha trasladado a los participantes en la reunión que se llevarán a cabo gestiones a través de la Secretaria de Estado de Turismo para denunciar este tipo de prácticas y ponerlas en conocimiento de las autoridades británicas. Paralelamente, se analizará desde el punto de vista policial si pudiese existir un delito de estafa o de incitación a denuncias falsas.

 

Esta práctica delictiva conlleva un importante menoscabo económico para la industria turística, y más concretamente para los establecimientos hoteleros que se ven afectados por este engaño.

 

Por otro lado, se tiene constancia de la circulación por los principales núcleos turísticos del Archipiélago de vehículos rotulados en inglés desde los que se anima a los turistas a denunciar enfermedades que mayoritariamente resultan ser falsas.

 

En este sentido, el delegado del Gobierno se ha puesto en contacto con el responsable del Servicio Canario de Salud, Roberto Moreno, para informarle de la situación e instarle a que se realicen las inspecciones oportunas para comprobar si estos vehículos con apariencia de ambulancias cumplen con la normativa autonómica en vigor.

 

Deja tu comentario