Sep 13, 2016
0 0

Las Palmas de Gran Canaria recibe al ‘Indepence of the Seas’

Written by
FacebookTwitterPinterestLinkedInGoogle+Share

royal-caribbean-en-el-puerto-de-las-palmasLas Palmas de Gran Canaria recibe este miércoles, 14 de septiembre, a uno de los cruceros más célebres del mundo. El Independence of the Seas regresa al Muelle Santa Catalina procedente de Arrecife, consignado por Bergé Marítima, en su recorrido por Canarias. Según los datos que manejan el Puerto de Las Palmas y el Observatorio Turístico de la Concejalía de Turismo de la capital grancanaria, el buque de la naviera Royal Caribbean llegará a primera hora de la mañana, para partir rumbo a Arrecife en torno a las 19:00 horas.

El Independence of the Seas es uno de los últimos cruceros de un verano en el que la ciudad, por primera vez, ha comenzado a recibir con regularidad las escalas de estos barcos. Las Palmas de Gran Canaria, que ha superado en invierno sus registros en este sector con más de 600.000 cruceristas anuales, consolida de este modo un mercado cada vez más interesado en la ciudad como destino de sus paradas o sus operaciones de Puerto Base (embarque y desembarque de pasajeros que, por ejemplo, ha venido realizando el buque AIDAcara durante todo el estío).

El Independence of the Seas tiene una capacidad para 4.375 pasajeros y 1.360 tripulantes. Este buque de la clase Freedom presta servicio desde el año 2008. Llegó a ser el crucero más grande del mundo hasta que propia naviera, Royal Caribbean, comenzó a operar con los nuevos barcos de la clase Oasis, el Osais of the Seas y el Allure of the Seas. Y, más recientemente, con el imponente Harmony of The Seas, que puede trasladar a más de 6.000 pasajeros Con todo, el Indepence of the Seas (338 metros de eslora y 56 de manga) sigue siendo uno de los navíos de recreo más grandes, más reconocibles y con más capacidad de un mercado que no para de expandirse.

Este gran crucero cuenta con llamativas atracciones para sus pasajeros, entre las que se incluyen más de 10 piscinas y jacuzzis, un simulador de surf, una pared de escalada, una pista de patinaje sobre hielo o un campo de minigolf. Una cancha de baloncesto con las medidas reglamentarias y un cuadrilátero de boxeo de tamaño real se añaden a sus instalaciones deportivas. Un spa, tiendas de marca libres de impuestos, un teatro, una joyería, varios restaurantes y bares a bordo y hasta una panadería gourmet completan los servicios de un buque que se ha convertido en uno de los más famosos del mercado.

Los últimos cruceros del verano

Al buque de Royal Caribbean lo sucederá en el Muelle Santa Catalina este domingo, 18 de septiembre, el Oriana (P&O Cruises), consignado por Hamilton & Cía. El AIDAcara, operado por la misa consignataria, volverá a realizar escalas de Puerto Base los días 17 y 18. Y el Emerald Princess (Princess Cruise Lines), igualmente consignado por Hamilton & Cía, se convertirá el último crucero del verano en la ciudad el 21 de septiembre. El 24 de septiembre se espera la llegada del QueenElizabeth, de la mítica Cunard Line.

Se abrirá entonces un otoño cargado de previsiones, en el que el Puerto y la ciudad esperan manejar cifras similares de cruceristas a las registradas durante las últimas temporadas.

Article Categories:
Gran Canaria

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *