El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente traslada con éxito una tortuga marina herida


0

9. En Centro Recuperación Gran CanariaEl Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) ha trasladado con éxito un ejemplar adulto de tortuga marina herida gravemente en el litoral de Almería al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de Tafira (Gran Canaria). Se trata de un ejemplar de tortuga boba (Caretta caretta) de más de 50 kilos de peso, una especie incluida dentro de la categoría “vulnerable” en el Catálogo Español de Especies Amenazadas y declarada especie de interés comunitario prioritaria en la Directiva Hábitat.

 

El Ministerio ha contado para el traslado con la colaboración de la aerolínea comercial Air Nostrum, que de forma desinteresada ha asumido los costes derivados del transporte en avión. También con la atención clínica de los veterinarios y voluntarios dela Asociación para la Protección y Rescate de Fauna “Equinac” (entidad autorizada por el MAGRAMA para las tareas de rescate y recuperación de fauna marina en Almería) y con la dedicación del veterinario Pascual Calabuig, que ha operado a la tortuga y que se ocupará de su recuperación en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de Tafira, perteneciente al Cabildo de Gran Canaria.

 

VARADA EN EL LITORAL MUY GRAVE Y BAUTIZADA COMO JOSÉ

Esta tortuga marina varó el pasado mes de mayo en el litoral de Almería en estado muy grave, con severas heridas abiertas en cabeza y caparazón, debido a la probable colisión con una embarcación.

 

Gracias a la atención clínica recibida en sus instalaciones almerienses por el equipo de “Equinac”, que bautizó a la tortuga con el nombre de José por la persona que la encontró, el animal fue estabilizado. Una vez que su vida no corrió peligro fue sometida a dos intervenciones quirúrgicas de reconstrucción de las zonas del cuerpo dañadas.

 

Ahora la tortuga tendrá que pasar un largo período de recuperación hasta que sus heridas cicatricen, para lo que ha sido necesario su traslado a unas nuevas instalaciones con tanques de dimensiones adecuadas y acceso directo al agua de mar, y con un equipo veterinario especializado en rehabilitación de tortugas marinas con este tipo de traumatologías, como es el caso del Centro de Recuperación de la Fauna Silvestre de Tafira, en Gran Canaria.

 

TORTUGA MARINA VULNERABLE Y FRECUENTE EN NUESTRAS AGUAS

La tortuga boba es la tortuga marina más frecuente en aguas españolas. La mayoría de los individuos que utilizan zonas de alimentación y desarrollo, zonas de descanso o corredores migratorios en nuestras aguas son juveniles y subadultos. Sin embargo, también hay algunos ejemplares adultos reproductores, como demuestran las esporádicas puestas de tortuga boba que tienen lugar desde hace unos años en el Mediterráneo español.

 

Esta especie de tortuga marina está incluida dentro de la categoría de “vulnerable” en el Catálogo Español de Especies Amenazadas, regulado por el Real Decreto 139/2011, de 4 de febrero. La catalogación de especie obliga a la adopción del correspondiente Plan de Conservación. También está declarada especie de interés comunitario prioritaria en la Directiva Hábitat.

 

Las principales amenazas a las que se enfrenta esta especie en aguas españolas son la captura accidental en artes de pesca, el enmallamiento en basuras marinas, la ingestión de plásticos, la colisión con embarcaciones y la contaminación marina.

 

PROTECCIÓN POR PARTE DEL MINISTERIO

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, a través de la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar, está trabajando de manera activa en la protección de las tortugas marinas elaborando una Estrategia de Conservación específica para tortugas marinas y desarrollando el Programa de medidas para el descriptor Biodiversidad, éste último en el marco de la implementación de la Directiva Marco sobre la Estrategia Marina.

 

El Ministerio agradece la labor a todos aquellos que han posibilitado que este valioso ejemplar de tortuga boba continúe todavía con vida, puesto que un ejemplar de cualquier especie protegida es muy relevante, por la información científica y clínica que ofrece de cara a conocer mejor la especie y así poder establecer adecuadas medidas de protección.

 

COLABORACIÓN PARA LOGRAR EL ÉXITO

Por esta razón, el Ministerio ha hecho todo lo posible para que este ejemplar de tortuga boba pueda sobrevivir y ser devuelto algún día al mar. El MAGRAMA agradece a todas las entidades y personas que han hecho esto posible y que han colaborado de manera desinteresada: a la ONG Equinac, a Pascual Calabuig y el Cabildo de Gran Canaria; a Air Nostrum, Iberia, y al personal de los aeropuertos de Alicante y de Las Palmas.

 

Eva María Morón, coordinadora de la ONG Equinac, hace extensivo este agradecimiento “a todas las personas que han colaborado a nivel veterinario; a José, la persona que la encontró y posibilitó que la recogiéramos; a Adolfo Marco, del CSIC; y al 112”.

 

Por su parte, el director comercial de Air Nostrum, Juan Corral, ha explicado que “desde la fundación de la compañía hemos estado preocupados por la protección de nuestro entorno y, aunque habíamos desarrollado varios proyectos medioambientales en los que habían participado cientos de voluntarios, jamás habíamos estado tan cerca del medio marino como en esta ocasión; el rescate de esta tortuga es una bonita manera de acercarnos un poco más a la génesis de nuestro nombre original: Air Nostrum, Líneas Aéreas del Mediterráneo” .

 

Deja tu comentario