Jul 5, 2016
0 0

El PP lamenta la insistencia del Tripartito de excluir a ciudadanos sin apenas ingresos

Written by
FacebookTwitterPinterestLinkedInGoogle+Share

El Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, a través de su viceportavoz, Ángel Sabroso ha sugerido hoy martes 5 de julio, al gobierno Tripartito del PSOE- Podemos y Nueva Canarias, “por qué en vez de enviar una carta única y exclusivamente a 30.000 vecinos de la capital grancanaria de los casi 400.000 que tiene la ciudad para intentar explicar la injusticia social de la subvención al IBI no remite otra a los 370.000 vecinos que verán cómo sus recibos del IBI de este año 2016 incrementan un 10% como consecuencia del Catastrazo Hidalgo”.

Sabroso ha lamentado con estas palabras, “la reincidencia del Tripartito en seguir cometiendo la misma injusticia social una vez tras otra “primero fui la solicitud del Alcalde Hidalgo del incremento del Catastro que intentaron mantener oculta; posteriormente fue la creación de esta subvención tardía y que incurre en una tremenda injusticia social al excluir a personas con bajos o ningún tipo de ingresos y ahora para rematar esta carta que pone de manifiesto cómo su absoluta irresponsabilidad les lleva a enaltecer sus errores. En definitiva, otro lavado de imagen del Tripartito con el que pretende limpiar torpemente los efectos de su Catastrazo”. 

En cuanto a la subvención, Sabroso ha dado a conocer “nuevas contradicciones” en el sistema establecido por el Tripartito del PSOE- Podemos y Nueva Canarias para su concesión. Así el edil popular ha señalado que “las incongruencias, los errores y las  situaciones de injusticia social de esta subvención además de permitir la exclusión de posibles solicitantes al tenerse en cuenta la zona donde viven, tampoco valora las necesidades sociales reales según el nivel de ingresos de los ciudadanos”.

Ángel Sabroso considera que el sistema para establecer prioridades a la hora de conceder la subvención “mantiene dos criterios totalmente distintos entre sí. Lo justo y responsable hubiera sido que los requisitos a la hora de su concesión estuvieran marcados por los ingresos y la situación social real de los solicitantes, y con ello, el Ayuntamiento ayudaría realmente a los que peor lo están pasando independientemente de la zona donde vivan”

El sistema de subvenciones al IBI del Tripartito, ampara situaciones como que una familia que vive en un piso de La Feria, con valor catastral de 40.000 euros, y cuyo único ingreso sea la Prestación Canaria de Inserción, no tiene derecho a solicitar estas ayudas. Del mismo modo, una señora mayor viuda, que vive en su casa terrera de La Isleta de siempre, que tiene como único ingreso su pensión de viudedad, tampoco tendrá derecho alguno, según las injustas normas que recogen las bases de las subvenciones al IBI, a solicitar la ayuda. Justo en el sentido contrario, alguien que vive en una casa de valor catastral de 30.000 euros o menos, sin importar los ingresos reales que entren en esa casa al mes por todos los miembros de la unidad familiar, tiene derecho a esas ayudas. “Las dificultades no entienden de barrios o de valor catastral. Que se idea un sistema de subvenciones sociales sin hacer un informe de valoración de la situación social es un sinsentido mayúsculo”, expuso Sabroso.

Desde el Grupo Popular se recuerda que para estas ayudas, el Tripartito ha contemplado un presupuesto de 1,7 millones de euros y que sólo el IBI de las casas con menos de 30.000 euros de valor catastral que hay en la ciudad es de 3,5 millones de euros, por lo que el importe presupuestado está muy por debajo de lo que se necesita.

Por eso las bases recogen un sistema de prioridades en función de las solicitudes recibidas, “prioridades que también presentan errores y contradicciones entre sí”. En un párrafo de las bases se dice que si el importe de las ayudas concedidas es superior al presupuesto disponible, tendrán prioridad los inmuebles de valor catastral de menor de 30.000 euros, mientras que en otro párrafo de las mismas bases se afirma que la prioridad se sitúa en las personas beneficiarias de una ayuda social en el año anterior, al margen del valor catastral de las viviendas. “Ni si quiera el sistema de prioridad a la hora de dar estas ayudas ha sido elaborado con un mínimo de rigor” finalizó el viceportavoz popular.

Article Categories:
Gran Canaria

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *