May 8, 2016
0 0

Los Spotters palmeros

Written by
FacebookTwitterPinterestLinkedInGoogle+Share

Pablo González León y Sergio Hernández Rodríguez son los creadores de la Asociación La Palma Spotting; nada de extrañar a no ser que les cuenta que los presidentes de esta recién creada asociación tienen 17 y 14 años respectivamente. Dos jóvenes palmeros a los que el destino y su pasión por los aviones los llevó a conocerse hace casi un año. Desde entonces, fotografiar aviones en todas sus maniobras, se ha convertido en parte indispensable de su día a día “nos resultaba curioso, me explica Pablo que en una isla con un tránsito incesante de aviones no hubiera una asociación de este tipo, por eso, continúa Sergio el pasado 11 de Agosto nos surgió la idea de crear una asociación para poder mostrar nuestro trabajo y la de otros miembros que se han unido a nuestro grupo. Hoy somos 20 integrantes en la asociación y tenemos mucha actividad.”

El interés que los dos jóvenes muestran por los aviones viene desde lejos; Pablo voló desde Tenerife a La Palma con tan sólo dos semanas de vida “creo que eso te marca y si no es así a mí me gusta creer que es así”. Pasaba horas en el aeropuerto siendo un niño con su padre observando aviones con los prismáticos. La fotografía llegó más tarde, primero con una BlackBerry; el año pasado ya le regalaron una buena cámara. El caso de Sergio es más curioso; muchos palmeros lo conocemos como el controlador aéreo no profesional más joven de España. Cuenta con un equipo sofisticado similar a los de una Torre de Control “creo que me gusta desde siempre. Mi abuela vive cerca del aeropuerto así que llevo toda mi vida viendo aviones. Además, venía mucho con mi padre porque los despegues de los aviones le relajaban mucho.”

Ambos me aseguran que se sienten muy orgullosos de su trabajo. Y no es para menos. En menos de un año han organizado el Primer Open Day en el aeródromo palmero, es decir, un día en el que los aficionados a la foto aeronáutica pudieran realizar fotos a pie de pista a todos aquellos aviones que despegaran o tomaran tierra en la isla “con el Open Day, cuenta Pablo, notamos que estábamos ya en algo más serio. Pedir la acreditaciones de los miembros; todo eso lo gestionamos nosotros solos, pero afortunadamente, apostilla Sergio tuvimos ayuda, el director del aeropuerto vive cerca de la casa de Pablo y pese a que le sorprendió nos ha dado todas las facilidades. Luego la jefa de seguridad nos indicó todos los permisos que necesitábamos y el evento se hizo con todas las garantías y con un rotundo éxito, nos parece a los dos”.

De su Primer Open Day guardan un buen recuerdo. Los pilotos colocaron sus aviones de un modo diferente al habitual para que los spotters palmeros obtuvieran su mejor foto. Estos dos jóvenes se codean con pilotos de todo el mundo, conocen a los habituales que aterrizan en el aeropuerto “¿quiénes son más amables les pregunto? se miran hacen una pequeña pausa y es Pablo el primero que responde “los españoles suelen saludar mucho más que los alemanes, pero los alemanes, continúa Sergio suelen traer naves más grandes y necesitan más concentración a la hora de aterrizar, en general concluyen ambos, todos han sido muy amables con nosotros siempre”.

Y si organizar un evento de puertas abiertas para fotografiar aviones no había sido suficiente, los presidentes de la Asociación Spottig de La Palma se embarcaron recientemente en otra aventura. La primera exposición aeronáutica en el interior del aeropuerto, justo tras pasar el control de seguridad, “eso si fue todo un reto y supimos lo que era el estrés, cuenta Pablo, pero no tiramos la toalla. Teníamos muchas fotos tras el Open Day y se nos ocurrió que mostrarlas era algo que le gustaría a los miembros de nuestra asociación, así que vuelta a empezar prosigue, Sergio, solicitamos unas 50 acreditaciones para las personas que iban a asistir a la inauguración de la exposición y lo montamos todo; no tuvimos un corte de cinta tradicional para inaugurar, sonríen ambos, por razones de seguridad pero despegamos una cinta”. Y la respuesta entre los spotters y el público en general ha sido muy buena, entre los primeros porque muchos han visto por primera vez su trabajo colgado y expuesto y entre los segundos porque observan detalles en los que antes no se habían detenido.

No me cabe la menor duda que estos jóvenes forman un equipo altamente compenetrado. Hablan con una naturalidad de temas técnicos que al resto de los mortales se nos escapa; en el aeropuerto se sienten como en casa, conocen a todo el mundo y todos los conocen a ellos. Nunca se han considerados “raros” entre sus amigos, aunque saben que no comparten las mismas aficiones; además de la fotografía aeronáutica, a los dos les gusta la foto nocturna y la paisajística. Entre los deportes, prefieren la natación al fútbol y por ahora no se decantan por un equipo de la liga, “directamente no nos han dicho que somos raros, me comenta Pablo; pero sabemos que si nos llaman para quedar y les decimos que vamos al aeropuerto, eso les parece curioso. Pero a muchos les gusta lo que hacemos y han comenzado a fotografiar gracias a nosotros”. Y ¿a sus padres que les parece toda esta aventura en la que están metidos? Creemos que están orgullosos de nosotros, porque si estamos con la fotografía no estamos metidos en otros problemas que se ven en la tele todos los días”, dice Sergio.

Y tanto que deben estar orgullosos porque si Sergio y Pablo tienen su presente controlado, su futuro no lo está menos. Y como no podría ser menos en su futuro, el punto de conexión entre ambos serán los aviones. Pablo quiere ser piloto “he tenido ya la suerte de hacer mis pinitos como piloto, me explica con una enorme sonrisa. Tengo amigos en el Aeroclub de Tenerife, ellos tienen licencia privada para pilotar avionetas y la sensación es indescriptible, es lo mejor que he sentido en mi vida” y Sergio se decanta, como no podría ser de otra forma por controlador aéreo “tengo pensado estudiar una ingeniería en la Universidad. Luego entraré en la campo militar porque me gusta su estilo de vida y con ellos desarrollaré mi carrera”.

Pero antes de llegar a ese futuro, ambos ya están pensando en más planes a corto plazo en La Palma y junto a su Asociación. Lo más inmediato un Segundo Open Day en el aeródromo palmero. Fechas ya hay y no las han elegido por casualidad, todo lo tienen muy bien estudiado “queremos hacerla en los primeros 20 días de Diciembre, indica Sergio, porque es cuando se inicia la temporada y las compañías, especialmente las alemanas envían naves más grandes porque unen el pasaje de dos aviones más pequeños”. Y uno de sus grandes sueños, me dicen, sería recuperar la Torre de Control del aeropuerto viejo para convertirla en un museo aeronáutico en el que podamos todos conocer la historia de la aviación en la isla “nos hemos puesto en contacto con el alcalde de Breña Alta, le mandamos una carta en la que le exponíamos nuestra idea pero no sabemos si la ha leído, me explica Sergio. Sabemos que se trataría de una gran inversión, puntualiza Pablo; yo pasé por la torre hace poco y está en un estado ruinoso, pero creemos que merece la pena intentarlo y estamos a la espera de una contestación del alcalde”.

Les aseguro que ha sido la entrevista más amena que he realizado. El entusiasmo que desprenden estos chicos es contagioso y eso es bueno, en una isla en la que a veces, parece que no interesa nada. A ambos les deseo suerte en esta nueva empresa en la que se embarcan, reutilizar una infraestructura que lleva años en ruinas y que la burocracia ha dejado en el olvido; un consejo, no se desesperen si desde el Ayuntamiento de Breña Alta tarda en llegar una respuesta porque la administración es como la maquinaria de un Boeing 777-9X, grande, pesada, y demasiadas veces, muy lenta.

Article Categories:
Entrevistas · La Palma

Comments to Los Spotters palmeros

  • Tanto Sergio como Pablo son dos chavales con un espíritu humano increíble, yo que ya tengo una edad voy aprendiendo cosas de ellos. chicos FELICIDADES

    Carlos Díaz (SPOTTER) mayo 8, 2016 12:07 pm Responder

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *