La Cámara apuesta por la innovación turística con el curso ‘Reinventando productos y servicios turísticos’


0

El turismo ha sido en Canarias un auténtico oasis en la larga travesía de la crisis económica que han sufrido las Islas. Un sector que atrae a más de 13 millones de turistas anuales, capaz de generar un volumen de negocio superior a los 15.000 millones de euros en 2015 y dar empleo a más de 183.000 trabajadores dados de alta en la hostelería y las agencias de viaje, según el Servicio de Estudios de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife.

No obstante, los empresarios del sector coinciden en señalar que los cambios en el sector turístico se acelerarán en el futuro, y que el escenario será más internacional y más competitivo, tanto internamente como entre países. Por eso, la Cámara de Comercio consciente de que la innovación, como búsqueda constante de nuevas soluciones más eficientes, es la única vía para ser competitivos, acaba de incorporar a su programa de formación, el curso ‘Reinventando productos y servicios turísticos’. Su objetivo es contribuir a mejorar el posicionamiento e identificar tendencias en un sector como el turístico que es clave en la economía canaria sobre todo por el efecto de arrastre que provoca en el resto de las actividades económicas.

Esta nueva iniciativa formativa va dirigida a todos los empresarios que quieran incorporar metodologías innovadoras a sus dinámicas de trabajo, así como a todos aquellos emprendedores y profesionales que busquen conocer diferentes herramientas y estrategias para el diseño de su modelo de negocio. Será impartido por Sonia Pagés Luis, que es experta en Técnicas de Investigación Social por el CIS, y formadora en Gestión de la Innovación por Gobierno de Canarias, además de CEO Hub For Africa y Consultoría Estratégica en sectores de innovación y empresas de base tecnológica.

La innovación, sin duda, será el eje sobre el que pivoteará todas las temáticas que Pajes Luis abordará a lo largo del curso ‘Reinventando productos y servicios turísticos’, dónde se tratará cómo aplicar este concepto a cualquier proceso del negocio turístico, desde los productos y servicios hasta la organización, comercialización y marketing.

Asimismo, profundizará en la realidad del sector para entender el potencial de desarrollo económico aplicando innovación, tecnología y excelencia y generar capacidades distintivas y ventajas competitivas. También enseñará los modelos de negocio innovadores, cómo generar valor desde la perspectiva del cliente e identificar modelos ágiles de negocio.

Creciente interés

Las empresas del sector muestran un creciente interés por la innovación y la tecnología, según el informe Innovación turística en España 2015, realizado por Esade a partir de datos facilitados por compañías de turismo y ocio, como hoteles, restaurantes o firmas de intermediación. El informe constata que crece el número de compañías innovadoras y que sus principales experiencias en este campo se centran en la comercialización, en el equipamiento y en la reducción de costes.

Las empresas que hasta ahora no habían innovado muestran un creciente interés por hacerlo, con un incremento del 20% frente al 16% del año anterior. Las organizaciones que vienen desarrollando procesos de innovación desde hace tiempo, manifiestan su deseo de mantenerlos o acelerarlos (el 77%, frente al 69% de 2014).

Por segmentos, hoteles y restaurantes encabezan la clasificación de las compañías que consideran que la innovación ha sido una acción indispensable para salir de la crisis (el 87,6 % y el 87,5 %, respectivamente). Siguiendo esta línea, la mayor parte de las experiencias de innovación se han desarrollado en los campos de la comercialización (publicidad online, etc.), las tecnologías (equipamiento informático) y la optimización de los recursos humanos.

Comparando las inversiones realizadas con las innovaciones aplicadas, las tecnológicas (TIC, servicios online y redes sociales) continúan acaparando la mayor parte de las inversiones, especialmente en el transporte y en los hoteles. Les siguen la formación de personas, especialmente en las actividades turísticas generales, y la reducción de costes en todos los subsectores en general.

Deja tu comentario