Ashotel advierte al Gobierno de Canarias del riesgo de perder capacidad inversora en turismo si no se aprueban ya todos los PMM


0

La Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro, Ashotel, advierte al Gobierno de Canarias del riesgo de perder la capacidad inversora existente en estos momentos de bonanza en el sector turístico si siguen bloqueados varios de los instrumentos de planificación (Planes de Modernización y Mejora-PMM) en la isla de Tenerife.

El presidente de Ashotel, Jorge Marichal, y los consejeros de la patronal hotelera de Santa Cruz de Tenerife Óscar Ramos y Miguel Villarroya coincidieron ayer en el Congreso Internacional de Turismo celebrado en Arona en la “oportunidad” del momento para acabar con la obsolescencia de las áreas turísticas, no sólo en el ámbito privado (establecimientos hoteleros) sino en las necesarias actuaciones de renovación públicas. Sin embargo, apuntaron, la alta burocratización en la tramitación de proyectos de rehabilitación turística ponen en peligro la competitividad del sector.

En su intervención, Marichal recordó que Arona, uno de los municipios turísticos más importantes de Canarias, tiene anulado su Plan General de Ordenación (PGO) por parte del Tribunal Supremo y que ahora mismo rige un PGO aprobado en 1992 pero cuyo contenido es de 1986. “Han pasado desde entonces tres décadas en las que la realidad del municipio ha cambiado por completo”, manifestó.

“Nos urge tener el PMM en vigor para poder renovar nuestros negocios y que se nos permita la construcción de nuevas unidades turísticas contempladas en el Plan Parcial de El Mojón”, indicó el presidente de Ashotel, quien le recordó al Gobierno de Canarias su compromiso de sacar a información pública el PMM de Arona en junio y aprobarlo definitivamente a finales de año, unos plazos que Marichal teme que no se cumplan, en virtud de la lentitud burocrática.

Ya el expresidente Paulino Rivero se había comprometido a dar luz verde a todos los PMM en Canarias antes de las elecciones autonómicas de mayo de 2015. La realidad, casi un año después, es que aún siguen pendientes el de Arona y el de Costa del Silencio-Tenbel, en el sur de Tenerife.

Destinos que funcionan

Durante su intervención, Óscar Ramos, director de Operaciones de Meliá en Canarias y Cabo Verde, citó el ejemplo del PMM de Tías, en Lanzarote, que ha sido clave en el desarrollo de este municipio turístico. Ramos, que centró su exposición en definir las fortalezas y debilidad de Canarias y Cabo Verde, comentó que “los planes de modernización y mejora han provocado cambios sustanciales e importantes en el desarrollo económico de municipios donde están funcionando”.

En este sentido, añadió que estos instrumentos de planificación turística “hacen que aflore la capacidad inversora que el sector tiene en estos momentos”. Por eso, se lamentó, “no podemos perder esta oportunidad mientras seguimos esperando por los PMM de Costa Calma y Arona”.

Por su parte, Miguel Villarroya, director general de Spring Hoteles, enfocó su intervención al plano experiencial del cliente y cómo ha evolucionado en los últimos tiempos. Hoy día, comentó, la experiencia del cliente en el establecimiento y el destino empieza antes y acaba más tarde.

“Las estrategias de competitividad de un negocio deben pivotar en torno a la experiencia del cliente y ésta no solo tiene que ver con el ámbito del establecimiento en el que se aloja, sino con todo el entorno en el que se ubica”, explicó Villarroya, quien añadió que, “por ese motivo, el trabajo que se haga dentro (hotel) luce menos si las intervenciones en el espacio público no se llevan a cabo en tiempo y forma”. Villarroya señaló que las trabas burocráticas para cualquier actuación ponen en riesgo esa experiencia personal del cliente.

Mantener la competitividad

El 67% de la planta de alojamiento turístico de Canarias necesita alguna intervención en modernización o renovación, según recordó Jorge Marichal, quien planteó que a través de estas actuaciones se consigue mantener la competitividad turística de las Islas a nivel nacional e internacional.

Finalmente, y como apuntó Miguel Villarroya, la renovación de espacios impacta directamente en la fase de estancia de los clientes, con lo que “si no fluyen los permisos para esa renovación no podemos llevarla a cabo y, por tanto, no impactaremos correctamente al cliente en su estancia”, dijo.

En definitiva, Ashotel considera que la rehabilitación de los espacios turísticos públicos y privados es actualmente una de las principales claves del destino turístico de Canarias y si las administraciones públicas no facilitan y agilizan los trámites se compromete seriamente el desarrollo del sector.

Deja tu comentario